Páginas vistas en total

martes, 20 de julio de 2021

Entrevista a una inspectora de policía (Castings para personajes de mi nueva novela, entrevista 2)


—¡Hostia! ¡Menudo susto me ha dado! ¡No esperaba que entrase de sopetón!

—Si realmente quieres lograr tu objetivo tienes que hacer las cosas con decisión, tal como he hecho yo. Nada de medias tintas. ¿O cómo cree que logré capturar a todos esos asesinos en serie? Pues dejándome llevar por los impulsos. ¡Me cago en la hostia! Tal como he hecho ahora.

—Me parece estupendo. Me gusta los personajes con iniciativa, pero permítame asustarme. No estoy acostumbrado a que me aborden de esa manera cuando estoy distraído.

—Pues váyase acostumbrado, es lo que le traigo para su novela. Una protagonista decidida. Inteligente. Que sabe resolver asesinatos con apenas dos datos. Alguien que sabe cómo se deben hacer las cosas.

—Me parece muy bien, pero quizás lo que estoy buscando es algo más convencional digamos. Quizás una inspectora de policía, más real, más de andar por casa. Alguien quizás con menos testiculitis.

—¿Estás insinuando que soy una insensible? Eso lo dirá porque no sabes los traumas que he tenido y sigo teniendo en mi vida.

—Tampoco pretendo sacar con esta entrevista su intimidad.

—Pues lo ha hecho. Figúrese, mi padre me odiaba porque quería un hijo varón en lugar de un niña, por eso me tuve que mostrar fuerte durante toda mi vida. Luego, tras haber capturado a más de cinco serial killer, me enamoré de mi compañero de trabajo, el cual me abandonó por otra de nuestras compañeras, dejando a mi cargo un hijo que acabaron secuestrando. ¿Le parece poco?

—No, pero siento decirle que no encaja dentro de mi novela. Yo busco a alguien más real. Un policía que le preocupe que su hijo no está rindiendo en el colegio, o una inspectora que odie a su suegra. No sé algo más real.

—Usted sabrá. Pero yo como personaje valgo un bestseller.

—De acuerdo. Lo asumiré.

—Como tendrá que asumir la investigación policial cuando encuentre sus huellas en varios cadáveres...

—¿Qué dice? No le oí bien al hablar tan bajito.

—Nada, nada. Cosas de policías...  

sábado, 17 de julio de 2021

Entrevista a un orco (Castings para personajes de mi nueva novela, entrevista 1)

 


—Pase, no se quede ahí. No sea tímido.

—No quería molestarle, como lo he visto escribiendo...no sabía si debía entrar aún...

—Pase sin miedo, no se preocupe. Estoy escribiendo fichas para rellenar durante la entrevista.

—Disculpe, pero no estoy acostumbrado a hacer nada sin recibir una orden.

—Lo entiendo. Habrán sido muchos años al servicio del Señor Oscuro.

—Quince ni más ni menos. Ninguno de los orcos éramos capaces de dar un paso sin recibir la orden de un superior. Entienda mi timidez a la hora de entrar.

—No se preocupe. No tiene porque justificarse. Lo comprendo perfectamente.

—Gracias.

—No tiene porque darlas. Pero bueno, supongo que no sólo habrá venido a pedir disculpas.

—No...aunque si es necesario para conseguir el papel dentro de esta novela yo las pido cuantas veces quieras.

—No es necesario. Y bien, qué sabe hacer. 

—Se acatar órdenes...Se entrar en una batalla sin orden ni concierto...Soy capaz de comer cualquier cosa...Pero sobre todo se hacer caso a mi jefe.

—En esta novela no le haría falta hacer caso a nadie. Nadie mandaría sobre usted. Es más, sería el protagonista. Elegiría su propio destino. No dependería de nadie.

—¿El protagonista? ¡A mi eso no se me iba a dar bien!

—¿Por qué? Yo le veo muchas posibilidades. Tiene potencial.

—No me gusta ser el centro de atención. Estoy acostumbrado a aparecer en segundo plano, o incluso a no aparecer. ¿Pero ser el protagonista? Creo que me vendría muy grande.

—Pues si no se atreve, no tenemos nada que hacer. Es una lástima.

—Yo pensaba que podría trabajar como personaje de relleno como había hecho hasta ahora.

—Lo siento, mi idea es hacer algo diferente. Una novela que no se parezca al resto.

—Siento haberle hecho perder el tiempo.

—No se preocupe y vaya usted con Dios...o con alguien que le mande.


viernes, 16 de abril de 2021

Eau de Sardinas (LITERATURA TODAY)


 EAU DE SARDINAS

PERRO APESTOSO LANZA SU PROPIO PERFUME

Tras su arrollador éxito, arrasó primero en la literatura infantil junto a su amigo Gatochato y su posterior paso a la animación, Perro Apestoso sigue su ascenso meteórico en el mundo de la fama con el lanzamiento de su propio perfume. Quienes ya conocemos a este tierno can sabemos que si por algo destaca, además de por su aspecto desaliñado, es por su inconfundible olor a sardinas. Y como bien sabemos el fenómeno fan no se conforma sólo con tenerlo en forma de dibujos animados, peluche, etc. también quieren oler como él. Por eso una conocida empresa de perfumes ha firmado un millonario contrato con Perro Apestoso para crear un perfume con un fuerte aroma a sardina podrida. Es más, dicen que el pescado se lleva tres meses macerando en cubos de basura para darle ese inconfundible aroma. No sabemos si será un éxito de venta, pero sospechamos que no será muy agradable olerlo.

Seguiremos informando mientras no nos censuren,

o nos perfumemos con esta colonia.

martes, 19 de enero de 2021

La Sencillez de lo Imposible (Reseña de Mundos Sutiles de VVAA, editado por editorial Cerbero)


Hay quienes tienen la virtud de hacer que lo imposible parezca sencillo y  lo cotidiano parezca algo mágico. Pero si hay alguien con un especial don para esto, sin duda son la gente de Cerbero, pues por increíble que parezca, se han vuelto a superar con esta antología titulada "Mundos Sutiles". Una antología compuesta por veinte relatos y un poema donde se rinde homenaje al "Realismo Mágico", un género que marcó una época durante los años sesenta y setenta y que dio a conocer a autoras de Latinoamérica desconocidas hasta entonces en España como Cristina Peri Rossi, Isabel Allende o Laura Esquivel.

Aunque al principio tenía cierta reticencias a la hora de hacerme con este libro, básicamente porque temía encontrarme con imitaciones de García Márquez y sucedáneos de "Como agua para Chocolate", finalmente decidí hacerme con el libro por una simple razón, esta editorial no se conforma con nada de lo establecido. Y no me equivoqué. "Mundo Sutiles" es una maravillosa vuelta de tuerca que no ha dejado de sorprenderme. Cuenta con un nivel enorme, y no sólo por la originalidad de sus temáticas, sino por el cuidado en el lenguaje muy acorde con el realismo mágico.

Aunque me han gustado mucho sus historias, (espero que nadie se moleste), me gustaría destacar varias de ellas, con las que he conectado particularmente:

"Desarraigo" de Marina Tena Tena. Si hay una historia que me ha emocionado particularmente es esta. Un personaje principal martirizado por su propio ser y que busca su lugar en el mundo. ¡Sublime!

"Las tres fiestas de Las Calabazas" de Guillermo Echeverría y Teresa P. Mira de Echeverría. He de admitir que tengo especial predilección por esta autora, pero eso no resta un ápice de calidad a una historia hilvanada con delicadeza y que acaba interconectando tres historias de un mismo pueblo en un punto común. ¡Mágnifico!

"Excelentes resultados" de María García González. Otra de las grandes sorpresas de esta antología. Esa capacidad de llevar la literatura más allá. María logra convertir los comentarios de un producto en un relato divertido y delicioso. ¡Aplausos!

"Fata Morgana" de Elisa Macías. Una historia capaz de penetrar en lo más profundo de nuestro ser y devolvernos a nuestra infancia y adolescencia. Un relato que habla sobre nuestras aspiraciones, frustaciones y las dificultades para  lograr nuestros objetivos. 

"Cogolluelos de Valdefaunillo", sin duda la más descarada y divertida de todas las historias. Una historia entre dos géneros que se rozan por su proximidad : el realismo mágico y la cachava y boina. ¡Desternillante!

Sin duda este es un libro que os recomiendo encarecidamente, más en estos tiempos tan oscuros que corren donde se necesita ver con una perspectiva más mágica e ilusionante la realidad.  Te basta con cliquear el enlace para hacerte con tu ejemplar ya sea físico o digital: https://www.editorialcerbero.com/producto/mundos-sutiles/

Estaremos pendiente del libro con relatos extras que parecía que saldría. Deseando estamos.

domingo, 27 de diciembre de 2020

De escribir con brújula a escritor de plano (PATENTE DE ESKORZO)




















A la hora de escribir, siempre he oído hablar sobre personas que escriben con mapa, aquellas que planifican sus historias al milímetro antes de sentarse a escribir el primer borrador, y otras con brújula, aquellas que comienzan a escribir sin tener muy claro hacia dónde se dirige su historia y que las circunstancias acaban por dictaminarles por donde deben encaminar sus escritos. Yo siempre me sentí más cómodo con estas últimas. Siempre he escrito siguiendo la brújula hasta perderme por enmarañadas selvas narrativas en las que la mayoría de las veces acababa por perderme, (o más bien se perdían mis escritos en el cajón virtual del ordenador), o acababa por exponer al gran público baratijas que yo tenía por joyas.

Fuera como fuese, 2020 vino a cambiarlo todo. 2020 nos descubrió que era un escritor de brújula envuelto en un halo determinista que siempre encaminaba sus pasos al peor de los escenarios posibles. 2020 es un escritor de terror, que, pese a lo previsible de sus argumentos, no deja de ser bastante siniestro.

¿Qué provocó esto? Pues que yo, por llevarle la contraria, pasé de considerarme alguien que escribía con la brújula a escritor de plano. Plano porque de esa forma, quizás incluso antes de la pandemia, comencé a sentirme. Plano porque era incapaz de hilvanar una historia. Plano porque escribir en el blog me dejó de motivar. Plano porque me desmoralizaba, (y me sigo desmoralizando), por no encontrar respuesta de la comunidad lectora. Plano porque esta maldita pandemia nos ha robado emoción a nuestras vidas.

Aun así, me salté el guion a finales de este año al publicar en pago social la novela “El Olvido del Río” porque pensé que un camino hecho a base de hachazo como es esta historia, puede ser contemplada por la comunidad lectora para darme su opinión.  Quería comprobar que pese al mapa marcado que me dio el 2020, la brújula sigue marcando el norte. ¿Me ayudaréis a volver a encontrar el camino? Solo tienes que clicar el siguiente enlace: https://lektu.com/l/eduardo-ortega/el-olvido-del-rio/15964

¿Seguimos en la yesca?


viernes, 18 de diciembre de 2020

Contradicción (PROLOGO DE LA MENTORA)

 


…Tal vez debería de sentirme culpable, tal debería estar abatida, pero no siento el más mínimo remordimiento. Acabo de provocar una muerte y no me siento mal, aunque nadie pensaría eso al verme sentada en mitad del pasillo del tanatorio de Les Cort. Los seres humanos somos criaturas compuestas de sentimientos y contradicciones, sobre todo yo. Somos el resultado de nuestras propias historias. No fue la compasión lo que me trajo hasta aquí, tan siquiera el deseo de acompañar a la finada en sus últimos momentos en la Tierra antes de partir en viaje sin retorno hacia el más allá o donde vayan a parar las almas. Estoy aquí para cerciorarme de que todo transcurre de forma habitual: un velatorio tal como prescribe la tradición. Visto lo visto en los últimos días no me sorprendería que la muerta regresase a la vida en forma de nube gaseosa amarilla…

lunes, 28 de septiembre de 2020

La Rata (CUENTOS ALEATORIOS)


Aquel resto de manzana me puso sobre la pista del experimento que andaba persiguiendo. Fue en mitad de la madrugada cuando mi jefa me llamó para notificarme de la fuga del centro de investigación donde trabajaba de una de aquellas ratas de laboratorio con las que estábamos trabajando en aquel oscuro proyecto.

De no ser por la índole de la investigación, la fuga de una rata no habría supuesto ningún problema. En cada laboratorio en los que he trabajado se escapa de media una docena, algo nada significativo cuando se cuenta con más de quinientas para investigar. Pero en esta ocasión era diferente. Había que dar con la rata sí o sí. No había alternativa. No sólo estaba en juego mi futuro si no el de toda la Humanidad…Al menos así lo juzgó mi jefa cuando me apremió a ir en su búsqueda. Más, teniendo en cuenta que fue por mi culpa por lo que se escapó. Siempre he sido bastante despistada y nunca he sido muy paciente a la hora de comprobar que las jaulas estaban cerradas…

Allí estaba yo en un laboratorio de alta seguridad a punto de amanecer en busca de una rata que podía cambiar la Historia con mayúscula. Cuál fue mi cara de sorpresa cuando la vi pasar por delante de mis narices saliendo de las cocinas. Yo, que me había pasado la mayor parte del tiempo buscándola entre los cables de los ordenadores y por las jaulas de otros animales de laboratorio. ¿Cómo no se me había ocurrido pensar qué un animal, por muy estudiado que este sea, iba a hacer otra cosa diferente que ir a buscar comida? ¿Cómo le había podido yo otorgar el don de la solidaridad pensando que iba a liberar a sus hermanas ratas ayudándose de unos chimpancés capaces de usar un ordenador? Mucha carrera en neuroquímica, mucho máster y mucha mierda, pero inútil para pensar con lógica. Así soy yo.

Confié en mi velocidad, y sobre todo en mi suerte, para lanzar tras ella como una flecha guiada por el viento.

—¡Para por lo que más quiera, Mini! —le grité confiando que le provocase lastima verme correr tras ella.

Casi por arte de magia se paró en seco y se quedó mirándome con aquellos pequeños ojos rojos. A punto estuve de decirle que, si le parecía bonito haberse escapado, pero rápidamente deseché la idea al pensar que parecería más idiota de lo que parecía ya de por sí.

—¿Qué quieres de mi? —me habló la rata cruzándose de brazos. No respondí simplemente me limité a dar un par de pasos hacia ella con tal de cogerla—. Ni se te ocurra dar un paso más.

—¿Qué vas a hacerme? ¿Morderme? —quise sonar segura pero lo único que conseguí es sonar más aguda de lo habitual.

—No, eso es lo que tu querría: demostrar que me has extirpado la libertad tal como pretendéis hacer con la raza humana, ¿o me equivoco? —Logró la callada por respuesta—Sé que en el fondo tú también crees en la libertad, el estudio te viene impuesto, pero aún tienes la posibilidad de hacer lo correcto. Olvídate de mí, déjame volver a la naturaleza, viajar al norte y empieza a trabajar por hacer de los seres humanos criaturas más libres. Libera al mundo de las cadenas que le…

No le di oportunidad de seguir hablando, de un pisotón la maté. ¿Quién tiene ganas de oír a un roedor cuestionando tu libertad?