Páginas vistas en total

miércoles, 22 de diciembre de 2010

La ley Sinde y otras mamarrachadas

Si pensabamos que lo teníamos todo en política y cultura, no es equivocabamos, como se dice en el circo pasen y vean y comprueben por ustedes mismos. Para comenzar destriparemos la ley que se acaba de anular que es la ley Sinde. Ley que se anula de momento, por interesés político, no porque no quieran hacernos pagar lo que vulgarmente en este pais llamado España se le llama Cultura, aunque no se si escribirlo con letras mayúsculas porque tras las variaciones insolitas de la Real Academia, me hace dudar, pero eso lo analizaremos también.
Bueno esta ley de la que hablo pretendía, cual censura de tiempos de nuestro general el Paquito Franco, censurar, cohibir, y prohibir cosas que no le interesasen bajo el pretexto de salvaguardar el derecho de los autores, momento en el cual empieza mis carcajadas, por varias razones. El tema de wikileaks ha escocido mucho en la clase política y contar con un arma legal para evitarlo le es muy importante. Segundo y aquí creo que me extenderé mucho más:
Se nos habla de una ley creada para salvaguardar la cultura, pero quizás esa no sea la mejor forma. Para comenzar, hablaba Alex de la Iglesia de que al no aprobarse la ley, el cine español estará más jodido aún, y a lo que surge mi reflexión. Una pelicula no se deja de ver por la existencia de enlaces de descargas, sino por la calidad y/o entretenimiento. Si en suelo patrio se han empeñado en crear cine que tan solo gusta al propio director y a cuatro gafapasta más, es normal que no se vaya al cine, quizás porque muchos directores españoles no se han enterado que el septimo arte no deja de ser un negocio, en el cual sino ofrecen productos de calidad o de interés del consumidor no vas a ir, o se va a decantar por peliculas americanas, que pese a internet siguen dando taquillazos. La industria del cine lo que no puede pretender es vivir de subvenciones que pagamos todos, y además pagar una entrada abusiva de mas de siete euros, no señores por ahí no pasamos.
También se habla de que se cuida a los escritores. Otro momento de chanza. Para comenzar, en nuestro país no está aún muy desarrollado la lectura por medios digitales, por lo que no supone una gran perdida que existan enlaces. Aún así, contando que si un libro de novedad viene a costar de media unos 20 euros, eso hace que la gente se le quite las ganas de leer, al menos a esos precios abusivos. La solución en este caso es reducir precios, y que sería rebajando las comisiones que se llevan los editores, porque desgraciadamente en el mundo literario no sucede como en el discográfico, pues el que menos gana aquí es el autor. Hecho identico que sucede en la industria discográfica, aunque en esos casos también el artista debería pensar más en no querer ganar tanto.
Todo esto en lo que se refiere a la ley Sinde. Turno de la Real Academia de la Lengua o Academia nos vamos a hacer "el moderno".
Pues si señores como lo oyen nuestros queridos académicos, excepto contadas excepciones, o mejor dicho dignas excepciones, como el señor Perez Reverte, que puede ser tachado de muchas cosas pero no de coherente, se negó a participar en esa fantochada. ¿Muchos dirán fantochada por qué? Pues muy sencillo no tienen otra cosa que hacer, que cambiarnos la ortografia, si como lo oyen. En su intención de favorecer la integración lingüistica de grupos como los canis, o los desechos productos de la ESO (esto también da para mucho), pues muchas de las palabras a las que estabamos acostumbrado a acentuar como la palabra guión, ahora va y nos dicen que nanai de la china. Todo por la labor social lingüistica.
Luego encontramos que palabra de toda la vida se habían escrito en mayúsculas, como reyes, papas, y demás autoridades, ahora van en minuscula. Sinceramente, es una mamarrachada, porque yo cuando se escribían en grande (refierase a las mayúsculas) le tenía el mismo respeto que ahora, es decir ninguno, y es que el lenguaje no cambia la situación social. De que me sirve escribir trabajadores y trabajadores, por poner un ejemplo, si luego en la realidad siguen existiendo de tipo desiguldades de sueldo. Yo creo que muchas mujeres, quitando a aquellas que van de progre, prefieren seguir siendo llamada trabajadores, y cobrar un sueldo en condiciones y tener los mismos derechos que los varones...
Permítanme que en cuestiones del lenguaje sea un rebelde; seguiré acentuando palabras como guión.
En fin que hasta donde vamos a llegar con la cantidad de idioteces que van surgiendo en este país y sobre todo con la clase dirigente, ya que el pueblo llano solo calla y se conforma con que su equipo de fútbol este bien en la Liga.
En fin lectores, si es que existe alguno, habrá quien me tache de conservador y reaccionario, (quizás sobre todo quien no me conozca), pero tenemos que procurar ser cabales, y si el lema de la Academia de la Lengua es "fija, limpia y da esplendor", no vengamos en plan progresista (algo muy de moda) a ensuciar.
PD: Si existe en texto faltas de ortografía o errores gramaticales, perdónemelo, aunque al menos se que la Academia lo hará.
PDD: Seguiremos en la yesca.