Páginas vistas en total

lunes, 28 de marzo de 2011

SEXO GRATIS


Si has llegado hasta aquí en busca de una cita espóradica, o en busca de un video porno, siento defraudarte, pues es tan solo un reclamo publicitario hartamente utilizado para atraer visitas, si aún quieres seguir leyendo, te explicaré un poco en que consiste esta intencionalidad, sino es así gracias por haber aguantado hasta aquí, y redirige tu pc hacia páginas como porntube, redporn, y demás variantes que quizás te interesen más.

Después de mil ideas para lograr como ya dije en la primera entrada de este blog lectores, me veo en la tesitura de que sin una inversión monetaria en la promoción de mis libros, es bastante difícil pasar del anonimato a ser mínimamente conocido, o al menos pasar a ser leido. Os puedo contar que mi experiencia a través de la red ha sido extendida en busca de técnicas y formas de promoción, pero sin lugar a duda ha sido bastante infecunda. Os contaré:

Lo primero ha sido participar en diferentes foros, comenzando en el mismo de la página donde publico mis obras, hasta foros de temas especializados en literatura fantástica, pasando por foros de temas sobrenaturales desde donde encauzar lectores. Tras esta peripecia, donde además de cansarse de registrarse en diferentes lugares, me doy cuenta de un par de conclusiones:

-En los foros de escritores, hay simplemente se halla la ley de salvese quien pueda. Quiero decir, muchos escritores noveles buscando al igual que yo lectores, y que realmente, nos interesa ( me incluyo en el saco), es promocionar no leer la obra del resto.

-Luego en los foros especializados de literatura, a los lectores no le interesa en nada un escritor que habla de si mismo, sino a un miembro habitual que sea el que lo recomiende, y normalmente puestos a recomendar suelen recomendar nombres conocidos, y no anónimos con intenciones de escritor.

-De los foros cercano a la temática del libro mejor no hablar, la gente no hace ni por entrar en el post.

A continuación también he hecho campaña a través de las redes sociales, pues según siempre leí, a partir de ahí se comienza un marketing viral, es decir el boca a boca, por los cuales las habladurías se extienden ayudando a dar a conocer las obras. Sin embargo no he visto aumentar el número de seguidores en mi página de facebook, sino que al contrario va disminuyendo, por no contar la escasa, por no decir totalmente nula participación, y eso que organizando un concurso en el cual se gana un libro en formato papel gratis, tan solo mi compañera de trabajo fue la única participante en el evento. Todo un desastre.

Y si hablamos de poco fruto, no dejemos al lado una campaña viral a través del correos eléctrónico por el cual, y usando el siempre gastado correos en cadena, inventé una maldición con respecto a la lectura del libro, ya que siempre la gente reenvia este tipo de cosas, no vaya a ser que como suelen premonizar esos correos, pierdas a un familiar, o el mechero...pues un mojón para mi...pues la gente no le llamó la atención ni el morbo de lo prohibido, ni que le fuesen a matar a su mascota; el número de descargas apenas aumentó.

Otro de mis expermientos fue los book trailer, que dentro de mis pocos medios, al menos a mi parecer, no estaban del todo mal, pero si han logrado el centenar de visitas me puedo dar con un canto en los dientes. No me puedo olvidar tampoco de videos como el invento de la aparición de un ángel, o en el que salgo haciendo el imbecil, pidiendo lectores, menos mal que cada día mi nivel de vergüenza desciende de modo precipitado.

En muchos momentos me planteó que tal vez la falta de interés en mi obra se trate de un método ineficaz de promoción, sino más bien un problema de contenido, es decir, que mis libros no merezcan realmente la pena. Quizás si realmente fuesen obras de interés, los pocos lectores que hasta el momento hubiesen leido cualquiera de las novelas, hubiesen ido haciendo publicidad recomendándolo a otros amigos, y así sucesivamente... Como ya he dicho alguna vez, mi primera intención a la hora de escribir es un impulso interior, pero aún así los creadores tenemos nuestro punto egolatra por el cual nos gusta ser leidos...

Sin embargo, lo que me impulsa a seguir dando a conocer mi obra, son los pequeños detalles, tales como haber logrado emitir en Canal Sur Radio, una emisora autónomica de Andalucía, un relato de terror, así como el impulso que desde latinoámerica me llega de los hermanos y hermanas del otro lado del charco, de gente como Jose, o Blanca, por referir a un par de ellos. Gracias a desde España por apoyarme desde los paises hermanos. Y también por último, el saber de personas más cercana, que mi libro le entretuvo. Hace poco una señora ya de una cierta edad me comentó quedar atrapada por la trama, y haber disfrutado de "Sacrificio", el último de mis inventos.

Hechos como este, son los que te animan a estar en la parrilla, dispuesto a seguir incordiando, gritando, y pataleando si es necesario por dar a conocer una literatura creada desde el cariño sin fines comerciales, porque la cultura ni se compra ni se vende...

Tal vez tan siquiera este post sea leído por más de 3 personas, (ya que nadie deja un comentario), sin embargo, y pese a todo, seguiré en la yesca...

viernes, 11 de marzo de 2011

Cambio de tercio

La periodicidad de este blog es una entelequia difícil de llevar a cabo, básicamente porque si, en muchas ocasiones los silencios dicen mucho más que decenas de palabras apiladas en un post, o bien porque no hay nada que decir, o más bien no se me apetece remover la basura social que es de lo últimamente me he dedicado hablar, así que en este ocasión, sin que tenga que servir de precedentes, voy a cambiar de tercio, para hablaros quizás de un tema mucho más banal y vacío, pero del que sin embargo me apetece hablaros, y no es otro que de mi motivación de mi literatura. Quizás en este punto no te importe una mierda lo que tenga que decir, pero si te aburres y me lo permites te contaré:
Para comenzar mi motivación para escribir no se queda en el mero hecho de acuñar fama, ni dinero, ni nada por el estilo (a la vista está que por la cantidad de descargas y la gratuidad de estas no he logrado acercarme ni lo más mínimo a estos objetivos), sino por un anhelo creador que no puedo controlar. Hay quienes tienen la necesidad de fumar, bailar, follar, o vete tu a saber pues yo la tengo de escribir.
¿Y mucho os preguntaréis de donde procede esa necesidad? Yo os responderé. Hay un impulsos como los tics nerviosos que son irremediables, que no se pueden controlar, y en estos tics entra la literatura, aunque no es simplemente eso lo que me lleva a crear. En una sociedad cargada de acomodo, el crear un producto propio puede resultar un acto de rebeldía. Si aunque no lo creáis escribir (o crear en definitiva) es un hecho insurgente, ya que necesita de pensar, confeccionar, construir, decidir, y un largo etcetera que no interesa para nada a las altas esferas, que solo esperan que te dediques a empoltronarte en tu sillón a la espera de que te lo den todo hecho: el fútbol, el cine, los libros, las decisiones política, en definitiva tu vida...
Luego otra de las decisiones que me lleva a escribir es tal vez, es crear un mundo paralelo donde poder huir toda la mierda de la sociedad que me rodea, pues aunque en mucho de mis libros hay un fuerte matiz político, también en casi todos ellos, hay un fuerte cariz de literatura fantástica, que me dan la opción de imaginar un mundo más perfecto y menos monótono. Quizás cosas como esas sean me hagan ser un tanto menos pesimista, y tener un punto de esperanza en la mirada.
Quizás nunca llegue a nada con lo que escribo, pero yo se que es algo que me ayuda a vivir, aunque debo de decir que desde que un ángel ha aparecido en mi vida, el optimismo se renueva, y me ayuda a luchar con más rabia y furia, pero con una sonrisa, por aquello que mis ideales anhela, porque aunque no lo creáis:
LOS SUEÑOS TIENEN ESENCIA DE ÁNGEL