Páginas vistas en total

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Aún así nació...

Hace algunos años en este blog apareció el Belen Indignado, desgraciadamente las cosas no han variado mucho en este tiempo, pero como recuerdo de la Nochebuena de este 2014, os dejaré la nueva descripción de mi particular Nacimiento:
Este año María si pare en un pequeño portal es sencillamente porque con los recortes, el hospital de Belén no tiene camas suficientes para que no den a luz ni tan siquiera a Dios, además tampoco tenía dinero para al menos pagarse una fonda, porque si tan siquiera subsidio se ha quedado san José. Un ERE en la carpintería donde llevaba trabajando toda la vida lo dejó en la calle. 
Herodes este año se relaja en su palacio sin tan siquiera preocuparse en matar a los niños inocentes, con el recorte en educación sabe de sobra que ningún de los neonatos lograrán llegar muy lejos. 
Los pastorcillos trabajando por un sueldo misero se han visto obligados a vender su ganado por una miseria a una empresa de comida rápida...
Los Reyes, no vendrán, al menos los blancos, se han retirado del ruedo social para dar paso a sus vástagos, que para eso ellos ya han chupado bastante del bote.
¿Y Baltasar? El pobre murió, porque siendo africano, poco le importó a nadie que padeciese de Ebola. Tal vez si hubiese sido un sacerdote la cosa hubiese variado...
¿Os parece triste mi nacimiento? Pues más triste será si seguis confiando en los romanos que tenemos, como los zelotes debéis luchar contra el opresor, o conformaros como siempre soléis hacer con ver Gran Hermano,,,

viernes, 19 de diciembre de 2014

La lotería


Cada año, y cada vez antes, nos plantean antes la Navidad, que si compra turrón de tal, polvorones de aquella otra, coopera con tal iniciativa social de la cual nadie se acuerda el resto del año, y un largo etcéteras para convertir estas fiestas en las más edulcoradas del año. Pero si hay algo que nos intentan vender como una obligación, es la compra del décimo de la Lotería, ya sea mediante anuncios ridículos como el de aquellos trasnochados cantantes, o apelando al sentimentalismo fácil como en este año, y lo peor de todo es que acabamos picando...me incluyo, porque aunque sea con los compañeros de trabajo siempre piensas que el año que tu no pones es el que toca, y precisamente la gente no son tan amables de guardar tu parte como el camarero del anuncio así de claro.
Y pese a la entelequia de ser premiado, una posibilidad entre dieciséis millones, según estudios matemáticos tenemos más posibilidades de ser alcanzado por un rayo, seguimos haciendo nuestro futuro presupuesto de seres premiados por la diosa fortuna: si me toca me compro un coche y un piso, ayudo a mi familia, me voy de viaje a la Conchinchina que sabrá Dios por donde queda, o me hago un arreglo de cara porque los cerebrales aún no se pueden... Como en el cuento de la lechera gastamos antes de tener el dinero entre nuestras manos, pero es esa esperanza la que nos hace felices, y sino toca siempre nos quedará decir que mientras haya salud hay vida...
El gordo de la Lotería que quiero que me toque es bien distinto, no porque no necesite dinero, de eso siempre andamos cortos, más cuando no hacen más que recortarnos, o mejor dicho rebanar el cuello a los de siempre. El mayor premio sería lograr atrapar vuestra interés con la obra sobre la que estoy trabajando. Vuestra lectura sería el mayor de los premios para hacerla llegar a cuantas más personas mejor. También me conformó con segundos premios como que os descarguéis o compréis mis anteriores obras como Las Puertas de las Rimas.
Aunque me conformo que me toque la pedrea, que no es otra cosa que acudáis a este humilde blog con cada nuevo artículo que realizo con todo el cariño para vosotros.
Mis lectores sois mi mejor premio.

martes, 9 de diciembre de 2014

Si tienes intención de ser escritor...

Con el final del año, y el abuso sobre todo de alcohol durante las fechas navideñas, es cuando el ser humano finge tener la necesidad de crearse expectativas: de ponerse más delgado mientras sigue zampando mazapanes, de dejar de fumar mientras siempre se enciende el eterno último cigarro...incluso hay quienes se proponen no solo leer un libro completo para el año nuevo, sino que incluso se propone convertirse en escritor. Si el día dos de enero tras la resaca, aún sigues manteniendo esta perspectivas, te daré una serie de consejos, que o bien te desmoralizarán, lo más probable, o te ayudarán a creer con más fuerza:
  • Si no lees es improbable que sepas escribir. Un libro no nace con cuatro palabras...o si, incluso llegan a ser un best-seller, cosas más rara se han visto, pero si tu idea es ser un escritor de calidad, necesitas fijarte en otros que antes que tu soñaron con ser escritores.
  • Busca ideas, las grandes historias no suelen aparecer en las manos de una musa para dártela precisamente a ti. Para buscar ideas, además de leer, debes rememorar experiencias propias, relacionarte con los demás, conversar, y sobre todo vivir.
  • Enfrentarte a la página en blanco es primordial, para eso tienes que ordenar la ideas que más te gustaron y darle un orden. Piensa que escribir consiste en disfrutar, y debes de elaborar un texto que te atraiga, pues si no te gusta a ti, difícilmente le gustará a nadie.
  • La soledad será una gran amiga, pues es en esos momentos donde mejor se puede oír los propios pensamientos. 
  • Y ante todo paciencia, fíjate, el Escorial no se hizo en un día, tu obra tampoco será cuestión de horas, como tampoco una vez terminada alcanzarás el éxito nada más presentarla a una editorial, o la leerán de inmediato en cuanto la cuelgues de internet.
  • Y sobre todo y ante todo; deja las redes sociales en paz. Muchos odiamos a quienes venden la piel del oso antes de cazarla. Puedes hacer mención de higos a caracoles sobre como va tu trabajo, pero no un estudio pormenorizados de cuantas comas pones.
Si con estas, sigues teniendo intención de ser escritor, lo mejor será que bebas un par de copas más para asegurarte que has elegido este camino realmente. XD

jueves, 4 de diciembre de 2014

Soy un ultra...

Quizás con este artículo acabe vapuleado a críticas, cuando no a palos, pero no puedo callarme. Trato de ser una persona consecuente, por eso debo reconocer públicamente que soy un ultra. Quizás no es el momento adecuado de reconocerlo, corre malos tiempos para decirlo públicamente, pero ante todo uno debe ser fiel a si mismo. Y como alguien adulto creo que lo mejor es argumenta porque lo soy:
  • Soy un ultra de la Cultura, la defenderé ante todos aquellos que la defenestran, la recortan o nos privan de ella. No dejaré que nos hagan más tonto.
  • Soy un ultra de los Libros por que creo que en ellos se encierran más inteligencia que en mucha de las cabezas de los que me reodean. 
  • Soy un ultra de la Educación con mayúsculas, porque la educación es la única capaz de hacer a los hombres libres. 
  • Soy un ultra de la Tolerancia, porque sin ella jamás construiremos un mundo mejor y sin miedo a los que no son como nosotros.
  • Soy un ultra de la Razón, porque si esta hubiese existido nadie moriría a causa del fútbol.
  • Soy un ultra de las Causas Justas, porque pienso que si hay que luchar por algo debe ser contra las mierdas a las que no someten, no por rivalidades futbolistas fanáticas.
Creo que si hubiese más ultras como yo, el mundo sería mejor. En un mundo donde un balón es la neurona de un pueblo no es posible esperar mucho de él. Falta Cultura, libros, Educación, Tolerancia, Razón y Causas Justas, mientras que sobran Radicales sin Argumentos.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Infiltrado

"Hay muchas gente que a estas alturas de la vida aún no sabe quien soy yo, y sino lo saben es porque mi autentico yo lo sé disimular sumamente bien. Bajo mi apariencia de integrador social que se dedica a escribir novelas y en un blog cuando el tiempo se lo permite, se esconde un autentico artista capaz de hacer una obra maestra, puedo asegurar que ya he hecho varias, lo que sucede es que aún no las he dado a conocer, solo me he limitado a camuflar mi ingenio en obras menores, porque otra cosa no, pero humilde soy mucho. Jamás me gustó causar envidias en el respetable.
Pero os puedo asegurar con el corazón en la mano que pronto os iré informado, os iré hablando día a día a través de las redes sociales colgando cuantas folios, lineas, palabras e incluso carácteres he escrito en el día. Twitter arderá cuando les hablé de mi falta de inspiración para proseguir con la trama. Seré trending topic mundial. En Facebook alucinarán al ver mis fotos colgadas mientras espero la llegada de las Musas. No lo haré por vanidad, sino porque un escritor se debe a su público, aunque a ese público le importe una mierda si hoy he sido capaz de crear un personaje superconvincente...
Además, mi obra será publicada por una gran editorial, tengo grandes contactos en el gremio, pero me veo obligado a reservar cuál es, así como el nombre de mi futuro editor, porque los celos en el sector son muy malos. 
Muchos autores me matarían por las relaciones que poseo. Es más solo con contarle mi idea a un director me ha comprado los derechos para hacer una superproducción y eso que aún no he voy ni por la mitad del libro.
En fin soy perfecto"

No, tranquilo no he perdido la cabeza, ni tan siquiera me he convertido en el pequeño Nicolás de la literatura, simplemente me he querido burlar de aquellos "autores" que más que escribir se dedican a faldear por los medios cuando no han sido capaces aún ni de terminar un relato. Esta bien informar cada cierto tiempo como marcha tus trabajos, pero no es necesaria una monitorización de un libro. La verdadera labor de los autores se realiza en silencio sin llamar la atención, Si algo debe llamarla es una obra bien elaborada...

jueves, 27 de noviembre de 2014

Sois unos personajes...


Cuando nos paramos a pensar en nuestras vidas, quienes sean capaces de pensar claro está, creemos que solo somos un punto más dentro de una multitud. Son solo unos pocos quienes destacan, quienes llaman la atención, quienes atraen nuestras atención...una minoría de personajes se llevan la relevancia de las masas, ya sea por cuestiones deportivas, políticas, o otros aspectos de este vida. Creemos que nosotros jamás gozaremos de ese nivel, que jamás seremos uno de esos personajes...
¿Pero me creerían si os digo que cualquier de vosotros puede ser un personaje? Habrá quienes hayan arqueado la ceja, o simplemente esta linea la han dejado de leer para no perder el tiempo. Cuando hablo de convertirse en un personaje no es para hablaros de la moralina barata tipo Paulo Cohelo donde se aboga por hablar de cada persona es el personaje de su propia vida, el actuar fundamental, pero cuando yo me refiero a convertirse en un personaje a serlo literariamente. 
Burlaros todo cuanto queráis, pero para ser un personaje de un libro no es necesario ser ni un follador  atractivo y degenerado como "50 Sombras de Grey" ni ser un catedrático experto en simbología a lo Robert Langdom, para ser un personaje simplemente basta con existir. Cuando los escritores crean sus obras, se basan en su imaginación, pero la imaginación no es más que un cúmulo de ideas basadas en la experiencia, y esa experiencia es la que crea a los habitantes de una novela. Un escritor se basa en la gente que conoce, en la gente de su alrededor, en su sociedad, para dar vida a sus criaturas. Un personaje importante puede contener el carácter del vecino del escritor, la historia vital de su primo, y la descripción física de un día de un señor que se cruzó por la calle.
Por eso debes tratar con afabilidad a cualquiera que se dedique al arte de escribir, si no quieres aparecer en su próximo libro dando una imagen. Como ves cualquiera podemos ser un personaje, es más, vosotros sois unos personajes.
Y no olvides:
¡Ten cuidado! Soy escritor y puedes terminar en mi próximo libro.

martes, 18 de noviembre de 2014

Recordando lecturas



Entre los blogger del mundo, quizás sea yo el más descastados de todos, pero han surgido mil peripecias antes de que yo pudiese escribir una nueva entrada (falta de inspiración, y sobre todo un teclado del ordenador que había optado por desertar, o al menos algunas de sus letras), sin embargo aquí, estoy tanto para los que me quieren leer, como para los que se frotaban las manos con mi deserción, así soy de cansino...
Pero no he venido hablaros de mis avatares, sino porque hoy echando la vista atrás, y tras una charla sobre literatura fantástica, he recordado mis lecturas de cuando era adolescente. Puedo decir con orgullo que aprendí amar la fantasía a través de Dragonlance, tanto por el juego de rol, con el que me inicié en el mundo friki, como con sus libros. Habrá quienes me critiquen por elogiar una literatura con un lenguaje muy básico, o más corto que un suspiro, por su idea comercial de la literatura (cuando en mitad de un libro te hacían referencia a otro de la saga para completar la historia), etc. 
No niego las deficiencias de la saga, pero libros más elaborados no me dejaron jamás esa impronta. Aún a fecha de hoy puedo decir la mayor parte de los personajes que en ella aparecían, así como sus principales carasterísticas personales: Tanis, el semielfo, traumatizado y indeciso entre dos amores, el de Kitiara, la mercenaria, y la dulce Laurana, o otros más épicos como el honorable caballero Sturm, o el siempre entrañable kender cleptómano Taslehof...No soy los libros me dieron buenos ratos, aún puedo recordar las partidas de horas de las tardes de otoño en un local al que proclamamos "El último Hogar"...



De nada sirve hablaros de mi experiencia, porque cada cual tiene la suya personal, sino conlleva una reflexión, aunque no sea yo la voz más docta...Personalmente creo que el sistema educativo está mal planteado, (lo he repetido en más de una ocasión aquí), al tratar de obligar a la lectura de los clásicos a la gente joven. Pienso que el primer reto que debe lograr los profesores es crear el hábito de leer a sus alumnos. No se puede buscar la excelencia en la lectura si antes no hemos pasado por algo más sencillo, y sobre todo que nos guste. Debemos de animar a la lectura, sin importar cual, solo cuando la persona ha adquirido el hábito puede lanzarse a otras lecturas de mayor envergadura, pero  leer obras a disgusto solo los aparta de la lectura. No todo el mundo puede leer Kafka a los diecisiete años como yo hice...pero yo soy una excepción, un pedante emperdino...XD

jueves, 23 de octubre de 2014

Aperitivo

Últimamente no me prodigo mucho por estos lares, ni por muchos otros como redes sociales, quizás descuido mucho a vosotros los lectores, a quienes aún asomáis por aquí en busca de novedades, pero en los últimos tiempos estoy haciendo lo que debe hacer un escritor: escribir. Hoy día la importancia de las redes sociales es capital, pero creo que para promocionarse es necesario tener algo que crear, aunque todos sabemos de mucho escritorzuelo que se prodiga mucho sin nada que ofrecer al público, pero no es eso de lo que vengo hablaros.
Un autor se debe a sus lectores, así que creo que es de justicia hablaros un poco en el trabajo en el que ando sumergido en estos momentos. Para comenzar he retomado "Diario de una Inquietud" tras un trabajo de correción y la lectura por parte de lectores beta que amablemente se han ofrecido para ayudarme a mejorarlo. Será cariño de autor hacía su criatura, pero creo que es una historia con posibilidades, y que careció de publicidad en su
momento por tenerla para descargar en un sitio desconocido al gran público. Por otra parte, comentaros a quienes no lo sepáis aún, me vuelto a embarcar como coordinador y autor en una nueva antología sobre ucronías, es decir relatos donde se juega con la Historia para suponer que hubiera pasado si los hechos hubiesen acontecidos de manera distinta. Hay autores prometedores con mucha ganas de hacer algo original. Aún está germinando, pero no dudéis que os iré informado.
Por último quería haceros un adelanto de mi última obra escrita, un pequeño aperitivo para recoger vuestras impresiones. Aún está en fase de borrador y mejora, pero quería haceros participe para ver si os atrae. Sin más, os dejó aquí un extracto:

El centro de la estancia lo presidía una silla, de aspecto similar a la usada por los dentistas, repleta de cables. Estos cables a su vez se unían a un ordenador portátil que a su vez tenía enchufado otra serie de aparatos de los cuales Jenaro desconocía su posible uso.
¿Se halla usted nervioso?-inquirió el doctor Mitsuki en un perfecto castellano.
Un poco.—rió de manera inquieta.
Relájese, no hay motivo de preocupación. Todo esto es más sencillo de lo que parece.—señaló la silla central.—A la mayoría de los entrevistado le sucede. ¿No se si le habrán echo alguna vez algún encefalograma?—inquirió el asiático.
No nunca.
Despreocúpese es indoloro, simplemente mediré su actividad neuronal mientras le voy realizando una serie de preguntas.—procuró tranquilizarlo.—Pese a parecer la silla de un dentista, esto resulta menos peligroso. ¡Un gatito pequeño es más dañino!—bromeó.
De acuerdo.
Siéntese y trate de relajarse.—le sonrió mientras le colocó una serie de cables por el cuerpo.— No me mire con ese miedo, esto sirve para controlar sus constantes vitales: pulsaciones, tensión arterial, etcetera.
Jenaro jamás hubiese concebido en su vida una entrevista como aquella, pero con la aparición de nuevas técnicas de selección de empleados, podía esperarse casi cualquier cosa.
Ahora deberá de tomarse este líquido. No puedo colocarle los sensores en su cabeza hasta que se lo haya bebido completo. Sirve para mejorar la actividad neuronal. Me ayudará a ver con una mejor resolución los resultados en el ordenador.—fue explicándole mientras le ofrecía una pequeño frasco de no más de veinticinco centilitros, con un líquido de color verdoso.
Sabe horrible.—dijo Jenaro tras bebérselo de un sorbo.—Es como si hubiese tomado gasolina...
Es gasolina.—dejó boquiabierto a su interlocutor.—¡Es broma! Es un zumo compuesto de verduras ricas en aminoácidos y oxolacetato que favorecen la actividad neuronal.
Me había asustado.—se llevó la mano al corazón preocupado.
Esta clase de susto me sirve para vigilar sus constantes.—dijo mientras se dirigía al ordenador. Observó los parámetros en la pantalla con suma atención.—De acuerdo. Dígame como se siente ahora.
Algo mareado. —sintió náuseas al hablar. Aún sentía en el paladar el sabor agrio del compuesto.
Estupendo, entonces estamos listos.—se acercó hasta él colocándole una serie de cables sobre la cabeza.
Al principio Jenaro solo sintió como una especie de chuponas sobre diferentes puntos de su cabeza, pero fue con el último de los cables, cuando sintió en la coronilla un pinchazo. Notó como la aguja le atravesaba la corteza cerebral. Quiso levantarse, pero ninguno de sus músculos respondieron al estímulo, tanto los brazos como las piernas estaban completamente agarrotados.
Comencemos la prueba.—tomó la palabra el doctor Matzuki la prueba.—¿Es usted Jenaro Pelaez Rodríguez?
Pues claro que soy. —respondió con voz pastosa.
Limítese a responder si o no.
Si.
¿Ha venido usted en busca de un puesto de trabajo?
Si.
¿Conoció usted a sus abuelos?
Solo a los de mi madre.
Le repito que solo diga si o no. ¿Le queda claro?
Si.
Le vuelvo a repetir, ¿conoció usted a sus abuelos?
Si.
¿Y a sus bisabuelos?
No.
¿Conserva algún recuerdo de su niñez?
Si.
¿A partir de los cinco años?
Si.
¿A partir de los tres?
No.
¿Tuvo usted una vida antes de esta?
No.
Traté de recordarlo.
Con las primeras preguntas la pantalla del ordenador se mantuvo vacía, pero conforme fueron pasando los minutos fue rellenándose de imágenes. A partir de aquellas imágenes el científico comenzó a plantearle otras preguntas bien distintas a las iniciales. Tras dos horas, Jenaro había completado el cuestionario. Abandonó la sede aún mareado, aunque satisfecho por el dinero recibido y por la promesa de Mitzuki de llamarlo muy pronto para incorporarlo a la empresa, no obstante su vida no volvería a ser la misma...

jueves, 9 de octubre de 2014

Feedback

Cuando un autor se sienta a crear un libro lo hace en soledad, sin intermediario. Rebusca en su propio yo aquellos elementos necesarios para crear su obra. La imaginación no es más que el resultado de la experiencia: de lo que vives, de lo que hablas, de lo que ves, y sobre todo de lo que lee...pero siempre está solo. Una vez finalizada su obra, corregida, es hora del juicio. Son los lectores quienes se encargan de juzgar el fruto de su trabajo. ¿Pero de qué sirve juzgar una obra si su autor no conoce la opinión de sus lectores?
Antaño cuando no existían internet, el autor solo conocía la opinión del público, o mediante las malditas listas de ventas (aunque estas no reflejen los sentimientos del lector), o mediante el rápido comentario de los seguidores durante la firma de un libro. Así de triste en cierta formas. La opinión sobre una obra se limitaba a un crítico, que dependiendo de su afinidad con tu persona, se encargaba de alabar o desmontar tu labor, pero no era una imagen representativa del autor...
Pero en estos tiempos, es fundamental el feedback. ¿Qué es el feedback os preguntaréis? El feedback es la retroalimentación entre autor y lector, y viceverza, o dicho de otro modo, la opinión del lector ayuda a mejorar su obra al autor, y el lector logra con este gesto leer una novela de su gusto. Así de sencillo sin más trampa ni cartón. Y la mejor representación de la retroalimentación se halla en el Lector Cero o Beta, de lo que ya os hable en una ocasión anterior. 
El lector beta lee la obra en el estado más puro de su germen. Conoce la idea original del autor antes de que sea retocada. Mediante la colaboración de este tipo de lectores la obra se pule para convertirla en perfecta. Muchos alegan el uso de esta clase de lectores a una falta de confianza en su obra, o una falta de imaginación, o una necesidad comercial, pero personalmente creo que simplemente ayudan al autor a ser mejor.

Dígame que sentido tiene escribir si finalmente nadie te va a leer, si no vas a conocer la opinión de los lectores tan siquiera una vez sea editada tu obra. No nos engañemos, el autor sin lector no es nada. El lector es la razón de ser de la escritura. Por eso es necesario el feedback, la retroalimentación. Autor y lector nos necesitamos mutuamente.
Por eso no duden, comenten mi obra, mis escritos, estaré encantado de responderles y perfeccionarme con sus ideas.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Te la cuelan a diario...

Nadie dudaría en la actualidad de la relevancia de las redes sociales. No estar presente en ellas es casi como no estar en el mundo. Dentro de las redes sociales se mueven las mayoría de las noticias de nuestro mundo, pero también los mayores engaños... 
Hemos tomado por realidades absolutas los trending topic de twitter, sin pararnos a contrastar sin son ciertas, hacemos juicios de valor sin conocimientos suficientes, pero nunca nos paramos a pensar que pueden que no la estén colando. El más claro ejemplo de como se puede manipular la información es la historia de una chica holandesa que hizo creer a su familia y amistades, y al final al resto del mundo, de que había viajado por el mundo, cuando en realidad no había salido de su ciudad. Una buena técnica en el uso de photoshop y mucho morro, hicieron el resto. Esta chica quiso demostrar cuán confiados somos acerca de lo que sale en internet. 
Otra demostración de esto que os hablo, es la chica de tres pechos. Hubo inclusos televisiones que se hicieron eco de la noticia. Todo el mundo dio su juicio de opinión como si fuese experto en la materia...para después demostrarse algo que se olía de lejos...era un fake como un castillo.
Con esto no trató de moralizar, sino de llamar la atención acerca de nuestra confianza absoluta en internet. No todo lo que sale en ello es autentico. Ya no nos fiamos del crítico de cine para ver si una película es buena, sino que valoramos su idoneidad en base a lo que dicen de ellas el resto en las redes sociales, pero ¿si esas personas lo hacen en base al marketing de un video viral?¿Realmente la pelicula es buena?
Yo también quiero mi parte del pastel. Por eso quiero haceros creer que he recibido el premio Planeta por lo magnifico escritor que soy, y haceros creer que han hecho una película de mi libro, donde aparezco como figurante. Si le dais difusión habrá quien se lo crea, pese a lo cutre de mi photoshop.


lunes, 6 de octubre de 2014

En la zona oscura de la imaginación (entrevista a Paul Pen)

En mi particular cruzada por acercaros a autores y autoras españolas, hoy tengo el placer de traer ante vosotros a uno de los actuales maestro de la novela de intriga: Paul Pen. A priori su nombre os sonará a autor americano, pero según reza en su biografía es madrileño del 79, una buena añada. Además de tratar de ganarse la vida con la literatura, podemos decir que Paul es también periodista a la vez que guionista, como podéis comprobar un autor muy completo. Pese a contar con dos novelas, podemos asegurar que el éxito le ha perseguido, no solo por el buen acogimiento del público y de la crítica, sino porque la productora Morena Films ha decidido llevar a la gran pantalla su primera novela que se rodará en inglés y creo que también ha comprado los derechos de la segunda.
No me demoraré más en transcribir la entrevista, pues si queréis más información sobre el autor solo tenéis que acudir a su página web http://paulpen.com/ o preguntarle a través de alguna de las redes sociales donde se aloja, es un autor muy participativo y dispuesto a responderte (no como otros que llevan sus cuentas compañías)

-¿Quién se esconde bajo el seudónimo de Paul Pen?
Pues yo mismo, porque no es un seudónimo. Paul es el nombre de pila que aparece en mi pasaporte, mi cuenta bancaria y mi carnet de conducir. Y Pen es la sílaba intermedia del larguísimo apellido holandés que heredé de mi padre.

-¿Dónde nace su amor por la literatura?¿Cómo nacen sus historias?
El amor por la literatura nació de pequeño, cuando nacen las mejores cosas. Los libros de Roald Dahl o la saga de ‘El pequeño vampiro’ fueron las historias que me conquistaron a esa edad. Básicamente quería imitar a esos autores y hacer magia con palabras, como ellos. Actualmente las historias nacen en cualquier parte, aunque suelen hacerlo a partir de una escena concreta. ‘El brillo de las luciérnagas’, mi segunda novela, surgió a partir de una imagen que en el libro acontece en las últimas páginas. Simplemente busqué la historia previa necesaria que desembocara en esa escena que me parecía tan potente.

-¿Por qué se decanta por la historias de intriga? ¿No teme verse encasillado?
Estar encasillado significa que tu trabajo es reconocido, al menos, en un género, y eso ya me parecería un éxito. De todas formas no creo que dos novelas con un género similar sean suficientes para que se produzca el encasillamiento. Hasta el momento he optado por historias que incluyen misterio porque son perfectas para enganchar el interés del lector, aunque creo que lo que acaba conquistando a quien lee mis novelas es la parte emocional de los personajes. Recibo más felicitaciones por los sentimientos que han generado los personajes en los lectores, que por los giros de la trama.

-¿Cuál son sus géneros favoritos a parte del suyo propio? ¿Y sus autores fetiche?
Cualquier historia que incluya un viaje, un viaje físico, es suficiente para conquistarme. Si además el viaje es por carretera, entonces caigo rendido. Autores fetiche tengo muchos, aunque ahora mismo estoy entregado a Jeffrey Eugenides. No entiendo como había vivido sin leer sus tres novelas hasta ahora.

-¿Cómo ha vivido el éxito de sus novelas?
Cualquier éxito se vive con alegría, así que ese es el sentimiento fundamental que tengo desde que se publicó ‘El aviso’, mi primera novela (el año que viene comenzará a rodarse la película basada en ella y vivo ese momento con grandísima emoción). Ahora, mi nueva meta principal es que alguna editorial publique mis historias en inglés.

-A quien considera su novela muy esquemática a la hora de descripciones de lugares y personajes. ¿Qué le dirías?
Que tiene razón. Soy bastante esquemático en general, porque creo que con pocas palabras bien escogidas puede comunicarse lo mismo que con decenas mal seleccionadas. Por ejemplo, en los personajes, suelo prescindir de descripciones físicas habituales como color de ojos, pelo, altura o peso. Prefiero buscar un gesto distintivo de la persona, o una característica más llamativa, como una cicatriz, un olor, o una forma de parpadear.

-¿Cómo surgió la adaptación cinematográfica de El Aviso?¿Han contado con usted a la hora de realizar el guión?
Surgió gracias a la plena confianza que Morena Films tuvo en la historia nada más leer el libro. El productor Pedro Uriol vio una buena película en la novela y ha apostado por ella desde el primer momento. He ido leyendo las diferentes versiones del guión y he podido comentar mis impresiones con la productora, pero el guión lo han escrito Jorge Guerricaechevarría (‘Celda 211’, ‘El niño’) y Chris Sparling (‘Buried’).

-¿Qué aconseja a quienes intentan abrirse camino en el mundo de la literatura?
Que se armen de paciencia. Nunca imaginé que los tiempos para cualquier proceso iban a ser tan lentos.

-Por último podría dedicar unas palabras a nuestro blog.
Como autor de un blog (blog.paulpen.com), sé lo difícil y valioso que es conseguir visitas y el compromiso que requiere mantenerlo actualizado. Así que os felicito por vuestro trabajo y os deseo lo mejor.  

jueves, 2 de octubre de 2014

Cuando la luz es un bien preciado...(reseña del Brillo de las Luciérnagas de Paul Pen)

Los libros son como los designios de Dios tienen caminos insondables...un libro tiene muchas formas de llegar hasta el lector: bien porque la portada te gustó, porque leíste la reseña en un blog, o como es mi caso, porque alguien te lo prestó...Ese es mi caso con este libro de Paul Pen, (del que pronto os daré más información con la entrevista que amablemente nos ha concedido). Fui mi esposa quien me lo recomendó tras leérselo. Lo curioso del tema es que yo se lo había regalado, puesto que ella es una aficionada al género, pero no me había terminado de llamar la atención. Fue la recomendación la que me llevó a inmiscuirme dentro de la trama de la obra. Y sinceramente quedé encantado.
¿Qué podemos encontrar en este libro? Pues mucha intriga desde una lectura sencilla. En este caso, Paul ha sabido transmitir la narración de las vivencias de un niño en un sótano con un lenguaje fácil, sin artificios. Logra captar la esencia de la inquietud infantil de manera autentica, personalmente odio las historias donde los niños hablan como filósofos de ochenta años. Tampoco, en la parte de la novela no narrada por su protagonista, no se pierde en descripciones inútiles, ni en intricando pensamientos de los personajes, las conductas de los mismos se conoce mediante sus acciones y palabras. Además deja un gran margen de maniobra a los lectores, puesto que sus pinceladas de las
escenas ayudan a la imaginación, cada cual amolda la escena a su gusto e inventiva, y no te atan de pies y manos con exhaustas descripciones físicas ni de entornos.
Quizás el pero que encuentro a esta novela, siempre desde un punto de vista personal, es que el final de la misma se vuelve algo lento, y algo predecible, pero vuelvo a repetir que es una valoración personal. Para mi gusto tal vez le hubiese dado otra clase de giro, pero es cuestión de gusto.
Pese a todo, es una novela muy recomendable, y que ya ha interesado cinematográficamente, pero eso lo iré vistiendo conforme pasen los días...
¿Serías capaz de vivir solo con el brillo de las luciérnagas?

jueves, 25 de septiembre de 2014

Valores perdidos...

No hay nada como oír música para que se activen ideas, pero cuando hablo de música, no hablo de los hits con los que nos bombardean en la radio, sino la música que tiene contenido, y no se limita a tener un ritmo bailón para poder bailar contigo...Como ya sabéis la música es una parte fundamental en mi obra, sin banda sonoras no concibo cierto pasajes de mis obras, pero al igual que me ayuda a escribir, me ayudan a reflexionar, y el otro día oyendo una canción de Antílopez titulada: "Hijos de España", vi cuanta razón tenía su letras...
Esta sociedad ha cambiado los valores tradicionales, aquellos que hacían a las personas precisamente humanas, por otros valores impuestos por el Capitalismo. Habrá quien dejé de leer por considerar este discurso un tanto pasado de moda y antisistemas, pero nadie me negará que ya nada es lo que era, no hay que echar más que una mirada alrededor. Las personas no son valoradas por sus cualidades y aptitudes, sino por el número de cero de su cuenta corriente. Puedes ser la persona más afable y generosa del mundo, o quizás el más inteligente, pero si delante tuya hay un tonto con dinero olvídate de que la gente aplauda tus capacidades...
Hemos confundido el materialismo con felicidad. A cuento más tengo más feliz debo ser. No nos conformamos con tener un coche, necesitamos el más rápido. Una casa donde vive es poco pudiendo tener una mansión, y así en repetidas cosas de esta vida. Se nos olvidó encontrar la felicidad en la autosuperación, en el aprendizaje, en hacer feliz a los que nos rodea ( y no necesariamente con dinero), pero eso ha dejado de tener valor.
Como no podía ser de otra manera, mis reflexiones siempre alcanzan la literatura. En los tiempos actuales hemos confundido cantidad con calidad, es decir, pensamos que un libro por ser el más vendido necesariamente tiene que ser bueno. Solo confiamos nuestra lectura al conocido, porque nos da miedo la innovación. Estamos acomodados a tener todo hecho, incluso la recomendación de leer tal o cual cosa.
Con esta reflexión no busco ser leído, ya me di casi por vencido, solo pediros que seáis más crítico a la hora de elegir vuestra lectura. Quizás el trabajo realizado por un autor desconocido sea mayor a la hora de hacerte llegar su obra que la de las vacas sagradas que muchas veces se limitan a poner su nombre...

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Er Kaveza sigue suelto...

No m diztei muxo apollo manxa de cavrones, eperava ar meno un komentario der tipo "Mia q jraciozo er cani, ez un cani curturiya". Pero na deso, ni un mardito me gusta, mia q os kuesta, pero komo er loko de mi primito er vendedo d humo ez un vueno, m a dao otra oportunia, a ve si ezta ve tengo ma zuerte, o komo diria er EdU, si goso de buetro veneplacitó, q no se q es, pero zuena a perjona lista.
En eta okazion el livro q me toka reseña es la saga de los juergos der jambre, q no ze xk ese titulo, pero q me ha kostao poko de haze xk como eta en pelicula y enzima la gaxi, q le a bisto en er intene, eta tela vuena en pelotiya...La koza es q la prota, es la Cani, una muxaxa q bive en un puevlo to xungo dnd ca año asen un zorteo pa ve cua de los xavale der siti va a la capita pa matar secon otros de otros puevlos, igual q en las fiestas poblerina pero ovligao. Ez cazo es q la Cani, va eze juego por su ermanita, yo tb uviera exo asta x mis primitos. La coza es mu ckomplica, pero ella, ze lo curra, para ganr, junto ar panaero de su puevlo con er q le xorrea la pipitiya. Como e deperar gana. Pero lo mu kavrones d los de la capita la jasen vorver en er zegudo livro. Una putaada d las gorda. er provlema ez q en eta, peli, perdon kise deci livro, ay muxo politikeo. Er terce livro os lo kontare kuando sarga las pelis.
Recoda komente, den al like, o no tendre die lerus pa exarle gazolina a la motillo..

martes, 16 de septiembre de 2014

Se me llena la pared de humedades...

Mi nombre es Laura, soy la nueva becaria del blog El Vendedor de Humos, a partir de ahora, y hasta que vosotros queráis, seré la encargada de hablar sobre hechos paranormales, ya que dicen que soy la más sobrenatural de todo el equipo, no se si lo dirán por mi impresionante cuerpo, según dice, porque yo me considero muy "normalita", apenas destaco como veréis en mi foto de perfil, o por querer meterse con mi inteligencia, aunque le he dado solución tiñiéndome de morena para que así no tengan argumentos...Aunque estoy seguro que me han cogido por mi enorme personalidad.
A lo que iba, soy una chica sensible, por eso creo que soy capaz de percibir cosas que otros no pueden. Mi puesto es ideal es esta sección y solo con vuestro apoyo lograré quedarme, para eso mi primer reportaje se titula: "Pinta más que esas paredes se te llenan de humedades", es fácil deducir que estoy hablando de las Caras de Bélmez, donde me enviaron porque según decían mis compañeros, era la que más cara tenía de todos, aunque er Caveza añadió que también la que más teta gastaba. Con todo y eso me plantó en aquel pueblo, situado justamente donde dios pegó las tres voces, siento no ser mas clara porque Geografía nunca la aprobé, y lo peor de todo, no cuenta ni con una tienda de moda para poder ir divina de la muerte, no sé aunque sea un Stradivarius o un Bershka...pero en fin, que no es ese el motivo que me llevaba allí. Así que con el móvil en la mano, y con unas pocas insinuaciones al alcalde logré entrar en la casa. ¿Y qué queréis que os diga? Después de tanta polémica con el reportaje de Iker Jimenez, y con la respuesta de sus detractores, yo lo que encuentro es una casa llena de humedades. Allí no había caras ni nada, solo mancha de humedades. No niego que alguna se puedan parecer un rostro, pero cuando meo en mi casa, si
desenfoco la vista también veo gatitos en las manchas que deja mi novio en el baño...Creo que tanto han dicho que se ve caras que te lo acabas creyendo igual que cuando a mi me dicen: "mira Laura un burro volando". Una que es muy inocente...Además que digo yo, que si realmente son espíritus quienes marcaron esas paredes, ya podrían haber pensado en enviar el espíritu de un artista que pintara mejor, porque mi sobrino pequeño hace mejores retratos que esos...
Total que tuve que salir por patas al decirle a los propietarios de la casa todo lo que pensaba, otra cosa no, pero sincera soy cantidad, y que existen unas pinturas buenísimas y muy baratas en los grandes almacenes. Tanto se enfadaron que no tuve ni tiempo de pasarme por la tienda de recuerdo de las Caras para llevarlo a la oficinas del blog para que tuvieran constancia de que fui hacer el reportaje...

lunes, 15 de septiembre de 2014

Er_Kijote_LoKo

Pa er ke no me konozkaa der Varrio lez diré k  me yamo Jonathan, pero to la peña m konoze como Er_CaVeeZa_VaziloOn. Deve zer rara pa jente leia como uztede q un cani, a muxa jonra como er pavo, va aze las reseñas litérarias de este blog, y ezo q no acave ni el tersero de la ESO, ya que zu ermanito er Edu, eze que koneséis por  Veendeor de Jumos, pa mi el eztankero, (XD Pipoo) ezta mas flojo q un mueyee guita, y me a pedio jaga las reseña, y er menda azí se gana zus dies leuritos pa su juebos.
Po se el primer día me ha pedio argo fazil: Er Kijote

Er Livro va de un pavo Biejuno q ze buerve majareta perdio, mi Bieja  m lo dize amenuo: "JoNan tu ere komo er Kijote, kuanto má Biejo ma karajote..." A lo q iva, er nota sevuerbe tarumba perdio de lee muxos livro, porezo yo kontra ma lejó mejo, xk er KaVeZaVaziIlOn po cojee un livro no ze kda loko...si avlamo de porritos la coza baria.   
Lakosa eg q un día er atontao no zolo s kree un cavallero, sn q deside aser juzrtisia a los ermanito povre, azí q en vede coje una motillo guapa tunea, coje una mierda cavayo kanijo, y se va con er Gordo_Pansas, q se pareze a mi kolega Er_Arkansia, q aseta akambio d jurdores y d ve a una MoRenita_Dulcifea, q ar fina es un cayo malayooo.. 
Pero er tio e un dezgraciao xk no ase na enkondisione . Le pegan ma q a una eztera, q no se lo q e, pero mi mare lo dize muxo...y poco maos pueo desi, xk ni me lei er livro, ni vi ma dibujitos que es de dnd zake eto dato, ma q na xk jugava er Madrid y er CaVezA le mola ve ar RoNarDo.
Ezpero sos guste, si no er Edy no me llama pa otra reseña.

Vendedor de Humos: Hay que darle paso a los nuevos valores aunque si me lo pedis no vuelve a escribir ni su nombre en facebook, pero si os gustó darle a me gusta, o deja un comentario a su favor, harás a un cani feliz, aunque no sea algo muy difícil...

viernes, 12 de septiembre de 2014

No te hace falta nadie más que TU...

¿Me estabais echando en falta? Tras una larga ausencia, no solo en el blog, si no en las diferentes redes sociales, vuelvo a la carga, quizás no tanto para invitaros a leer una y otra vez alguna de mis novelas, en parte ya me he cansado de eso, sino para compartir reseñas de los libros que voy leyendo, algún relato, o cualquier idiotez que se me pase por la cabeza. Este periodo sabático, me ha servido para dejar de ser pretencioso y comprender que quien tenga ganas me leerá sin más sin necesidad de ir en su busca, pues si creo cosas de interés es posible que se acerque, o no...quien sabe.
Y para romper el silencio, que mejor tema para hablaros que la formación, pero no una formación convencional, reglada, autoritaria, y dirigida, sino una formación autodidacta. Cada día estoy más convencido que las cosas que mejor se aprenden son las que surgen por iniciativa propia, sin necesidad de maestros ni entendidos que te tengan que decir lo que debes aprender. No pretende filosefear en este instante sobre educación, doy por hecho que quizás no es lo que tengáis más ganas de leer, pese a que la educación, es un tema que me apasiona. Si hablo de autoformación, es para trasladarlo al mundo de la literatura, como siempre hago, pues para eso este blog se honra de hablar de este noble arte.
Personalmente no creo en los talleres literarios que prometen crean escritores, si crean algo no son más que replicantes del escritor que imparte el curso, o bien crear un cliché de novela. No estoy en contra de este tipo de formación, pero pienso que la mejor manera de escribir, y sobre todo de forma original, cosa que hecho muy en falta en estos tiempos, es mediante el ensayo-error. Este método no se da en cursos, ya que los cursos te muestran como debes escribir una novela (según muchas veces valores comerciales), no a experimentar. Quizás si gente como Cortázar se hubiese apuntado a esta clase de cursos, jamás hubiésemos tenido Rayuela...
Además el autor autoformativo, no se encierra en una habitación a escribir ocho horas, porque sabe que le puede pasar como a los políticos, que de tanta soledad acabe desconectado de la realidad. Los personajes de verdad se logran de vivir la vida, de conocer a gente, pero no por redes sociales, sino in situ. También viajar ayuda, o simplemente disfrutar y padecer la vida, porque en definitiva los libros sean del género que sean, hablan de eso de la vida.
Por eso, no me habéis visto últimamente por red social alguna (hasta perdí seguidores), pero creo que la misión de un autodidacta literario es vivir, en mi caso me casé, viajé, y sobre todo leí, porque en definitiva es de quien mejor se aprende.
Así que no dejes en manos de nadie tu formación, experimenta, prueba y autogestionate.
Seguimos en la yesca...

jueves, 31 de julio de 2014

Descubriendo al padre de Isidoro Montemayor (entrevista a Mateo-Sagasta)

Quizás a muchos no les suene de nada el nombre de Mateo-Sagasta, así a bote pronto, pero quizás si les digo que el creador del investigador más conocido del siglo de oro, como es Isidoro Montemayor, la cosa cambia. Camino de acabar una saga sobre este entrañable personaje, el autor ha tenido a bien atendernos para ser entrevistado. En esta entrevista nos aclara con la sencillez que le caracteriza todos los vericuetos relacionados con su obra, así como su estilo a la hora de crear. Todo una declaración de intenciones que ayudará a muchos a comprender mejor su obra. Sin más demora os dejo con la entrevista:
- ¿Cómo nació su pasión por la literatura?
Es una vocación tardía, yo empecé a escribir con treinta y ocho o treinta y nueve años, y ni siquiera tenía claro qué pretendía hacer.
- ¿De dónde surgió la idea de crear “Ladrones de tinta”?
Cuando terminé mi primera novela, “El olor de las especias”, emprendí una relectura crítica de grandes clásicos y quedé deslumbrado tanto por el Quijote como por el mundo que lo rodeaba. Me enfrenté entonces por primera vez con el Quijote de Avellaneda y fui consciente del valor de su misterio, arrumbado hasta ese momento en ambientes académicos.
- Podría hablarnos de paso cómo surgió el título.
Fue un regalo del gran escritor e ilustrador Fernando Marañón. Es el título original de un cuadro que representa a un grupo de autores hispano americanos y españoles vestidos con mallas negras que pintó con motivo de un congreso que se celebró en Casa de América. Cuento la historia en el prólogo de la novela un poco ficcionada, porque no hay que olvidar que yo figuro como editor y que el narrador es Isidoro Montemayor.
- ¿Resulta más complicado una novela con base histórica?
Es más exigente en cuanto a preparación, pero no se debe olvidar que la documentación es sólo el marco de la novela y que ésta debe funcionar por los personajes y el desarrollo del drama humano que aborda.
- ¿Cuántos meses de documentación implicó esta novela?
Es difícil contabilizar tiempo sólo de documentación, pero les puedo decir que el proceso total fue de tres años y medio.
- ¿No resulta peligroso crear ficción con personajes reales?
En absoluto, todo personaje real en cuanto es estudiado, comprendido y explicado por un autor, se convierte en ficción. Y esto vale tanto para novelistas como para historiadores.
- ¿A cuál de los autores que aparecen en la novela le cogió más cariño? ¿Y a cuál menos?
Al que más, creo que a Andrés de Almansa y Mendoza; le debo una disculpa, con él fui un poco cruel, el pobre si se viera no se reconocería en absoluto. Y al que menos quizá a Góngora; todo lo que leía de él o sobre él me parecía que tenía un hálito de tristeza contagiosa.
- ¿Podría adelantarnos algo acerca de su próximo proyecto?
Después de “Ladrones de tinta” y “El gabinete de las maravillas” Grijalbo acaba de publicar en España “El reino de los hombres sin amor”, la tercera entrega de las aventuras y desventuras de Isidoro Montemayor, con la que creo cerrar el caleidoscopio que quería escribir sobre la España de principios del siglo XVII. Y el mes próximo salen los tres en Argentina, así que por ahora estaré entretenido dándolos a conocer.
- ¿Podría dedicar unas palabras para los lectores de El Vendedor de Humos?
¿Qué más puedo decir? Que os fiéis de vuestro blog favorito y os animéis a leer “Ladrones de tinta”. Además, para los profesores de literatura o los simples aficionados, la nueva edición de DEBOLSILLO incorpora al final del libro un código QR que da acceso a una Guía de Lectura que incorpora muchos datos y materiales sobre la época, el libro y el Siglo de Oro en general. También se puede acceder a la Guía directamente a través de la página de MEGUSTALEER de Random House, en los “extras” de la ficha del libro, o en mi página web www.alfonsomateosagasta.es.
Y nada más. Buena lectura, y si tenéis alguna duda siempre me tenéis a vuestra disposición. Un abrazo y gracias por todo.
Alfonso.

miércoles, 30 de julio de 2014

Mi última ficha

A nadie le es desconocido que durante esta vida se hacen millares de apuestas, y no me refiero a las de dinero tan en boga en los últimos tiempos por internet sobre deportes, sino más bien al referirme a apuestas, me refiero a elecciones. Debes elegir si serás de ciencia o de letras, si te gustan los rubios o los morenos, si del Madrid o del Barça, o incluso de ninguno...Pero siempre se debe asumir un riesgo, porque esa elección lleva implícito una apuesta, la apuesta asumes tanto el riesgo de ganar, o lo más posible de perder...
Mi apuesta queda claro que la sabéis todos es por la literatura, o mejor dicho por escribir historias que intenten atraer a la gente, y en esto muchos sabrán de lo que hablo. Todo aquel que apuesta por las artes debe ser consciente que en el noventa por ciento de las ocasiones le tocará perder. Y no solo eso, en su lucha por mostrar al mundo su obra perderá su corazón. Su creación absolverá su espíritu sin dejarle pulso para si mismo. En el caso de los novelistas, su camino no lo elegirá él, sino sus propios personajes. Un escritor no es más que una alma vaciada por su propia obra disfrazado de eterno perdedor.
La esperanza nunca se pierde pero prefiero que apuesten primero por mi derrota antes que por mi triunfo. Si fracaso trabajaré más duro para crear algo mejor, forma parte del espíritu de lucha de quienes crean por amor al mismo arte. Muchas veces sabes que nadie te leerá, que no recibirás ni un comentario, pero aún así uno sigue apostando por la literatura, fuerte, tan fuerte que hasta te duele el alma, o lo que te resta de ella.
Por eso no penséis que no aparezca por este blog tan a menudo como venía haciéndolo hasta ahora, significa que me he rendido, ni muchos menos, simplemente creo he decidido mejor apostar por escribir una buena obra que dedicar tanto tiempo al marketing por las redes sociales. Volveré a perder, pero cuando uno ama aquello que hace le da igual morir en el intento.
Seguimos en la yesca...

viernes, 18 de julio de 2014

Distópias que te hacen pensar (reseña de Futu.re)

Debo de decir que en los últimos tiempos con el auge de la trilogía "Los Juegos del Hambre", han surgidoFutu.re. 
otras series de novelas, de las cuales me evitaré dar nombres, aunque no hay que comerse mucho el coco para darse cuenta de que son, que no han hecho más que un copia y pega de la primera anunciada. Da la impresión de que no existe ninguna forma ya de escribir una novela sobre mundos distópicos  sino es como lo hace Suzanne Collins, algo realmente triste, o al menos eso lo creía hasta darme de bruces con
Leer el argumento de Futu.re  fue quizás lo que me cautivó de esta novela, aunque he de reconocer que antes de entregarme a su lectura tuve cierta reticencias, ya que Dmitry Glukhovsky, también autor de la reconocida Metro 2033, me dejo ciertamente indiferente con esta novela, que he de reconocer que no logré finalizar. No se si a causa de tanto nombre de estación de metro en ruso que me sonaban casi igual, o achacarlo a una mala traducción, ya que la lectura se me hacía atropellada y con parones, pero es de los pocos libros que he abandonado en mi vida, porque siendo sincero, me es difícil dejar un libro una vez comenzado pese a que sea de lo más aburrido, siempre tengo la esperanza de que en algún momento mejore.
Reflexiones personales a parte, decir que la trama de este libro es de las que te hacen pensar. No es una novela juvenil con un telón de fondo distópico, sino una reflexión en toda regla sobre la superpoblación humana y el uso de los recursos naturales por parte del ser humano. El argumento de una historia, narrada en primera persona, de un miembro conocido como "Los Inmortales" encargados de suministrar la inyección de la vejez a aquellas personas que hayan decidido tener hijos, ya que en el siglo XV, donde se situa la acción, Europa ha logrado la inmortalidad en los seres humanos, pero la escasez de recurso prohibe tener hijos, y quien desea tenerlo debe dejarle su lugar de ahí que deben morir.
Una historia trepidante, vertiginosa aveces, otras quizás demasiado lenta, que no dejará indiferente al lector que se acerque a ella. Con un olor orwelliano y a "Un Mundo Feliz", es una obra que disfrutarán quien aparte de querer divertirse quiera pensar con la literatura.

jueves, 10 de julio de 2014

Escritura terapéutica

A estas alturas de la película nadie puede negar del gran poder de la Literatura. Leer nos ayuda a evadirnos,
a crear conciencias, a tener cultura, a empatizar con el pensamiento de los demás, y otras tantas cosas que no son necesarias enuncien en estos momentos, pero ¿os habéis planteado alguna vez que la literatura puede ser terapéutica?
Muchos responderán inmediatamente que si, que para ello existen libros de autoayuda, o para reflexionar. Pero en este caso, yo preferiría poner este argumento en cuarentena, ya que sinceramente, de manera personal, libros como los de Jorge Bucay, pueden estar bien para una reflexión, pero luego no hay cojones quien lleve sus moralejas a cabo...seamos sinceros...por no hablar de Cohelo...eso es capítulo aparte...
Centrándome os diré que la literatura terapéutica en este caso no es la lectura, sino la escritura. Ahora podrán reírse todo lo que quiera, pero en cuanto oigan mis argumentos me darán la razón: 
En los tiempos tan infecundos que estamos viviendo (paro, corrupción, caristía, engaños, falta de valores...), llegamos a un punto de tensión dañino para nuestra salud mental. El ser humano necesita vías de escapas para hacer fluir toda esa tensión que día a día la realidad nos hace acumular de manera peligrosa. Muchas personas acuden al fútbol para desahogar su rabia, otros acuden a la religión, para reconfortar sus penas, y otros tantos medios. ¿Pero qué hacer cuando ninguna de estas vale? ¿Optas por tragártelo? mi respuesta es sencillamente no. No siempre tenemos a alguien, o no queremos machacar a alguien con nuestros
pensamientos, así que lo mejor que podemos hacer es contar en un papel todo lo que nos suceda por la cabeza. No estamos hablando de tener que crear una obra de arte, simplemente de descargar la mente de preocupaciones, o simplemente para sentirse feliz. Os pondré un ejemplo, quizás tu sueño siempre fue conocer Roma, pero jamás tuviste posibilidades monetarias de visitarla. No es problema, con tu imaginación, puedes escribir una historia por donde paseas por la ciudad eterna sin coste alguno. No es lo mismo pero al menos obtendrás un rato de felicidad.
Dicen que los mayores locos son los artistas, entre ellos los escritores, pero como podéis ver son los únicos que se ponen el tratamiento a si mismos y se sienten felices. ¿Por qué no hacerlo tu? No necesitas ser un Perez Reverte escribiendo, solo debes ser tu mismo ante un papel para obtener la terapia más barata: Escribir es igual a vivir.

lunes, 7 de julio de 2014

Detectives en el siglo de Oro (reseña literaria)

Como he comentado en una entrada anterior, ir a buscar un libro cada día me frustra más porque  da la impresión de que se escribe sobre cuatro cosas, como si no existiese más temas acerca de los que hablar, así que  nada más leer el título de "Ladrones de Tinta" quede prendado por este libro. Un nombre muy sugerente para un libro cuya sinopsis me hice acabar de decantarme por el en su compra.
Ladrones de Tinta no es una novela al uso. Su trama versa sobre como el editor del Quijote manda a un empleado suyo, Isidoro Montemayor a investigar quien se esconde tras Avellanada, el autor de la versión apócrifa de la segunda parte del Quijote. Desde ese momento comienza un juego de pista de estilo detectivesco que nos llevará a movernos por el Madrid de los Austrias con todo lujo de detalles, puesto que Mateo-Sagasta ha sabido reflejar el ambiente de la época, aunque en ciertos momentos, para mi gusto, halla pasajes de corte costumbrista que bajan el ritmo de la lectura, pese a que son de agradecer ya que aclaran el sentir de la época.
Otra de los atractivos de esta novela se halla en que con los personajes con los que se va relacionando nuestro protagonista, no nos resultarán nada desconocido. Desde el mismo Cervantes, al quien encontramos postrado en una cama, amén de conocer detalles menos conocido de su vida, a Lope de Vega, con su altivez y chulería clásica, pasando a otros como Góngora, o al quizás menos conocido Tirso de Molina. 
Una novela apta para todo aquel que ame la literatura, el misterio, y el buen hacer que deja entrever este autor en su obra. Aparte para quienes nos hemos quedado con ganas de más, existe sino llamarla una segunda parte, si otro libro, donde Isidoro de Montemayor, debe de usar sus dotes de investigador en "El Gabinete de las Maravillas". 
Así que si también estás cansado siempre lo mismo, este libro sin duda es el que necesitabas.

jueves, 3 de julio de 2014

La moda que se nos avecina...

Quizás sea por el simple hecho de que el zombi que narra en voz alta sus reflexiones no sea más que mi alter ego, no dejo de reconocerle ciertas dotes de decir verdades como templo, y entre ellas sin duda se halla la de referirse a que los seres humanos muchas veces nos comportamos de manera borrega sin pensar tan siquiera si algo nos gusta. En muchos aspectos de nuestras vidas asimilamos las modas como algo inevitable, y que estamos obligados aceptar sino queremos convertirlos en bicho raros: oír al hijo del Fucker aunque cante como los grillos, votar al Coleta aunque su discurso ni se lo crea el mismo, o repetir las frases de moda de determinada series como si fuesen un mantra...
Como podéis comprobar ejemplos no me faltan pero en esta ocasión quería hablaros de las modas, en este caso literarias, posiblemente ya haya hablado de esto antes, pero como cada día tengo la mente más atrofiada, pues lo cuento de nuevo y santa pascuas. Quien quiera leerme que me lea de nuevo o se retire. 
A lo que iba, que siempre acabo por los cerros de Úbeda, últimamente siempre que quieres ojear algunos libros a ver si encuentro algo interesante para compararme, siempre me encuentro con lo mismo, sobre todo en la sección de libros de los centros comerciales, aunque también en muchas librerías: la mayor parte de los libros se corresponde a temáticas que están de moda. 
Personalmente me cansa mucho ver como parece que solo se escribe un par de géneros literarios en la actualidad, como si no existiesen otros. Desde la salida a la calle de "Cincuentas sombras de Grey", las estanterías se han abarrotado de ese subgénero que se ha venido a llamar "Porno para Mamás, o Maduras de vida sexual insípida", ¿acaso no existe novela romántica de calidad qué no tenga que aludir al porno necesariamente? Si, pero no están de moda.
Esto de las modas literarias no es un hecho nuevo, ya pudimos ver como hace unos años a raíz del "Código Da Vinci", pasabas por las librerías y apestaban a secretos templarios y conspiraciones a nivel mundial, por no hablar de la reciente moda de las historias distópica, que dan la impresión de estar escrita exactamente igual.
Por eso aunque no esté de moda, os invito por variar un poco a leer "Las Puertas de las Rimas

", porque aunque hace más de un año que salió, sigue siendo distraida, o si no quieres gastar un céntimo, descárgate gratis "Ulremag". Al menos podrás decir que no eres mainstream.

miércoles, 2 de julio de 2014

Soy un Zombie (o aprendiendo a seguir a la masa)

Hay quienes me dabais por muerto, y no se equivocan, pues desde mi que me presenté en este blog mi corazón hacía tiempo había dejado de latir, pero si a lo que os referís con "muerto" es a estar desaparecido por estos lares, lleváis absolutamente toda la razón. No soy persona, o mejor dicho criatura de ultratumba, que se suela justificar, pero en este caso deciros que el hambre me ha hecho buscar comida en los lugares más recónditos y olvidados de la Piel de Toro, que este enfermo país llamado España, y como lograréis comprender, (si sois de los que aún le quedan cerebro, cosa que me alegraría en exceso, pues serías un plato apetecible, amén de nutritivo), que lo que menos he tenido ganas de es de sentarme a escribir. Cuando el hambre aprieta no hay fama que te alimenté...
Tras hablaros sobre mis últimos acontecimientos pensaréis que menuda tristeza ser un zombie, todo el día vagando de aquí para allá, en la mayoría de los casos caminando hacia donde va el resto de la masa, pero, ¿acaso tu no funcionas igual? Seguro que ahora mismo te estarás descojonando a costa de servidor, pero eso no hará más que corroborar tu estúpidez, y afirmar mi teoría. Os pondré unos ejemplos clarificadores: 
  • Si desgraciadamente estáis en el paro no os queda más cojones que poneros en la cola del INEM a esperar que os den los despojos de aquello que realmente es vuestro. En este caso se puede decir que no soy vosotros quienes decidís libremente, pues como yo cuando sigo a mis congéneres en busca de comida. Si fuera por vosotros hace tiempo habríais enviado a tomar por culo al funcionario...
  • Pero existen otros casos que no están igual de justificados:
  1. El fútbol: Sin pensarlo ni dudarlo, por el supuesto amor a unos colores os congregáis a millares, e incluso a millones para ver a unos señores que les importa una mierda tus problemas...y lo peor de todos que incluso os llegáis a pegar...
  2. Las Modas: si a mi vecino, a mi portera, a mi compañera de trabajo, o al amante de tu mujer le gusta un grupo de música, tu no vas hacer menos, tu serás el fan más acérrimo. Y esa obsesión con todo: gimnasio, curso de idiomas, programas, series...hasta ahí quien sigue la moda de leer sobre nosotros los zombies...
Cómo ves siendo un zombie soy más libre que todo en mis decisiones,  incluso llegamos a ser famosos gracias a que seguís la masa ¿no va resultar que no es tan malo no ser un no muerto?


lunes, 16 de junio de 2014

Nieves Concostrina divierte y educa (reseña de Menudas Historias de la Historia y Se armó la de san Quintín)

Quienes me conocen sabrán la devoción que siento por la Historia, en ella debemos de mirarnos para aplaudir los aciertos del pasado y aprender de los errores para no repetirlo, pero a raíz de leer el libro de Nieves Concostrina, también uno se plantea otra premisa: ¿por qué no leer Historia para divertirse? 
Tal como hace referencia la autora en ambos libros, de ahí de hacer una reseña conjunta al tratarse de la misma temática, la Historia no es un cúmulo de datos, fechas, y rígidez. La Historia está creada por personas que como todo hijo de vecinos ha dados hechos curiosos. Gracias a pequeños referencias a hechos curiosos, famosos, o incluso desconocido podemos descubrir partes de la Historia que teníamos olvidadas de nuestro tiempo de instituto...
Quizás para alguien interesado en más datos estos libros se le queden cortos, pero es ideal para quienes se acercan por primera vez, o tenía un poco oxidado la asignatura.Aparte hay hechos históricos que hacen referencias a expresiones que solemos usar, pero que nunca nos hemos parado a pensar su sentido, tal como "a buenas horas mangas verdes", o "salvado por los pelos".  La única pega a estos libros, es que en cierto momentos, hay historias que se repiten, y pueden llegar a resultar un poco cansino, pero por lo demás es un libro interesante de leer para quien quiera desentumecerse
a nivel histórico.

sábado, 7 de junio de 2014

El Apocalipsis Z más bizarro (reseña Una, Grande, y Zombie)

En este año donde me he propuesto escribir más, pero sobre leer todo lo que pueda o más, existen ocasiones donde mi criterio para leer un libro, se limita a que me haga gracia el título, así de sencillo. En esta época donde los ebook han abaratado los costes, me dejo enganchar por cualquier lectura que simplemente me parezca divertida, sin más pretensiones, otra cosa bien distinta es cuando compro el libro en papel, en ese momento si me pongo más escrupuloso en la búsqueda. Y fue de esta forma como cayó en mis manos "Una, Grande, y Zombie".
Sencillamente olvidaros de cualquier similitud con cualquier novela de las consideradas Z, Hernán Migoya destruye cualquier idea de apocalipsis zombie, para crear una obra ideada para ser desternillante, otra cosa es que siempre lo consiga. Ideada como una historia bizarra donde a raíz de la idea de volver al fascismo franquista a través de una plaga de no muertos, el autor pretende mostrarnos escenas con pretensiones de cine gore. Ramplona en ciertas partes de su trama, la valoró como una historia entretenida para echar el rato, no será una obra maestra, pero si al menos echas un rato leyendo algo diferente.
 Y es que para quien no lo sepa, Hernán Migoya es el autor de "Todas Putas", además de creador de comic, un autentico culo inquieto creativo. Creo que si no tenéis nada mejor que leer, y pasáis de historias serias, y queréis reíros un poco de la crisis, que en definitiva, es lo que pretende el libro. Os recomiendo su lectura.