Páginas vistas en total

lunes, 10 de octubre de 2011

GRACIAS

GRACIAS es quizás la única palabra que se me ocurre decir en estos momentos. Habrá quienes consideren una palabra muy corta para mi deber de expresar la gratitud a toda esa gente que durante este largo camino literario se ha encargado de darme ánimos, apoyo, y sobre todo por lo que doy las gracias en estos momentos: porque ya son 1000 descargas de Estado Puro, todo un logro en los tiempos que corren.
Quizás me repita al decir que en comparación con otros tantos autores, si eso de los que todos conocéis, leis y admiráis, esto es una nimedad, una gota en medio del oceáno contando que muchos de las vacas sagradas de la literatura con tan solo estornudar ya hubiesen hecho el mismo número o mayor en tan solo quince minutos lo que a mi me ha venido a costar algo más de año y medio.
Para los autores noveles sin padrinos, es complicado obtener lectores, obtener el reconocimiento, el merito, pues no contamos más que con nuestro propio esfuerzo, nuestra propia valía, y debemos de estar reinventando para obtener aunque sea una mirada curiosa que se digne a indagar sobre nuestro trabajo, aunque no solo hablo de escritores, sino de músicos, y otras clases de artista que día a día se rompen los cuernos por luchar por lo que creen, por lo que aman. Por eso para mi 1000 DESCARGAS se convierte hoy en un número sagrado, ya que a nosotros, a los que las discograficas, las editoriales, y en gran medida público en general nos obvia, cualquier pequeña victoria es un mundo...estas victorias es la que nos hacen mirar hacia delante cuanto más sinuoso es el camino, cuanto más abatido estamos, y más oscuro se vuelve el mundo y te dan ganas de tirar la toalla.
Además hace poco obtuve una nueva conquista, y es volver a oír el relato que me emitieron de nuevo, parece que no debió de ser tan malo cuando lo repite. Por eso, todo y nada nuevamente GRACIAS