Páginas vistas en total

viernes, 10 de junio de 2011

Lo que el Polvorín esconde...











Un reciente artículo aparecido en la prensa local de mi ciudad sobre la posible recuperación municipal de un antiguo polvorín militar,(a fecha de hoy abandonado), con intención de crear un parque periurbano para uso y disfrute de la ciudadanía. Esta noticia me llevo, soy una persona profundamente curiosa, a realizar una búsqueda a través de Internet sobre el lugar, pues pese a hallarse no muy lejos de donde resido, era un lugar totalmente desconocido para mi.
Durante esta búsqueda además de poder leer la historia del emplazamiento (un polvorín creado como alternativa al existente en Cádiz tras los desgraciado sucesos acontecidos en esta ciudad a causa de las bombas albergadas), di con una entrada del buscador que me resultó curiosa: "Rancho la Bola. Lo que el polvorín esconde..." Arrastrado por este titulo comencé a leer un artículo perteneciente a una extinta revista sobre misterios publicada en Andalucía. Aunque no soy muy amigo de los fantasmas y temas conspirativos, fui descubriendo la teoría de un supuesto investigador de iniciales J.G.T, que aseguraba que dentro de aquel recinto se había llevado a cabo un proyecto científico a finales de los 70 y que permaneció oculto de cara a la opinión pública.






Llegados a este punto mucho habréis pensado en que aquel artículo comenzaría a hablar de ovnis, de similitudes a la española con el área-51, y cualquier cosa surgida de la fantasía de cualquier ufologo con ganas de notoriedad dentro del territorio patrio, aunque siento tener que contradecirlo. Según el autor, aquel proyecto científico era serio similar a KSDB o más conocido por el Proyecto del Pozo Superprofundo de Kolaa, aunque en menor medida, y que contó con ayuda soviética. Para los no versados en el tema, este proyecto trataba de investigar las diferentes capas del planeta.
Conforme fui leyendo, el autor se fue perdiendo en detalles técnicos, aunque también deja ver que algo inesperado debió de suceder cuando durante el verano de 1983. Da varias versiones de lo que pudo llevar a parar el proyecto, entre ello una reducción el presupuesto para investigación por parte de los socialista que habían llegado al poder hacía menos de un año, aunque por otra parte aboga a incidentes dentro de la excavación, pues según antiguos soldados destinados dentro del polvorín un hecho no explicado por los mandos aconteció una noche a finales de 1982.
Realidad o mentira, este suceso me ha llevado a ponerme manos a la obra para investigar sobre el tema, pues a fecha de hoy aún surgen diferentes incógnitas cómo puede ser la negativa constante del ministerio de defensa a donar las tierras al ayuntamiento de la ciudad, y por otra parte el extraño silencio que se aferraba a aquel emplazamiento y del que nadie parece querer hablar. Con todo esto seguiré informando según vaya encontrando nuevo material.
La Verdad está ahí fuera...