Páginas vistas en total

domingo, 11 de septiembre de 2016

La infancia robada (Patente de Eskorzo)


¿Alguien se preguntó alguna vez por qué Espinete iba desnudo y se ponía el pijama cuando iba a dormir? Seguro que muchos de vosotros se habrá hecho preguntas como estas, sobre todo cuando habéis estado de borrachera, y ¿sabéis lo peor de todo? Si en nuestra infancia nos hubieran contado los grandes enigmas de las series nos habrían robado la inocencia porque la realidad es así de cruel y de hija de puta.
Os pondré un ejemplo sencillo que entenderéis todo a la perfección, eso si, a partir de este momento si sigues leyendo es bajo tu responsabilidad, luego no me culpes de como estropeé tu recuerdo:
Si espinete iba desnudo todos los días era porque lo prostituían, así de cruel, ¿cómo si no se explica vestirse cuando te ha pasado todo el día en bola? Y lo peor de todo era que era obligado a vender su cuerpo por don Pimpón, un mafioso de mucho cuidado, involucrado también el tráfico de drogas. Era tal el poder de este personaje que ríete tu de Pablo Escobar. ¿Cómo si no me explicáis que se pasase todo el tiempo viajando? Don Pimpón era quien suministraba la cocaína en la panadería de Chema. Jamás en mi vida vi en esa panadería que se vendiese una barra de pan. 
¿Y de dónde sacaba las drogas para el narcotráfico don Pimpón? Pues justamente del abuelo de Heidi, ¿o acaso creías que  podía mantener un chalet en la sierra solo de criar cabras y vender quesos?
El abuelo cultivaba, y lo peor de todo es que tenía a Heidi, una menor trabajando en condiciones laborales deprorables. Una argumentación solida de la producción de drogas en los Alpes era que Heidi era capaz de ver volar a la cabras más que saltar, hacer andar a una chica que va en silla de rueda, y sobre todo ser capaz de colgar un columpio de una nube. ¿Cómo se explica eso?
¿Te pareció muy despiadada esta argumentación? Más despiadada es la realidad donde todo es inmensamente peor...
Seguimos en la yesca.