Páginas vistas en total

sábado, 27 de noviembre de 2010

Amos buscan esclav@s


Aunque muchos puedan llegar a creerlo, no se trata de un anuncio de corte sadomasoquista (mala suerte si lo creías), aunque se aleje tampoco mucho de ello, pues aunque le intentemos quitar el contenido sexual, al final, y en definitiva, terminamos jodidos, Si tal como lo oyen, jodidos y jodidas para ser ecuánimes.
Os preguntaréis de donde surge esta reflexión. No os preocupéis, yo mismo os cuento:
Hoy mientras le daba vuelta al tarro en el trabajo sobre como divulgar mi obra, me viene una imagen a la mente; el book trailer de la Cáida de los Gigantes de Kent Follet. Y tras mucho comparar, me dio cuenta de que las imagenes que aparecen en él, no difieren mucho en el estilo del de mi libro "Sacrificio". Y me digo, joder, fuera aparte del nombre del autor, que con eso no puedo competir, qué tiene ese video de especial, y la respuesta es inmediata: promoción, o mejor dicho una apuesta económica de la leche. Sino comparen ustedes mismo (salvando los niveles de producción de uno y otro claro):

http://http//www.youtube.com/watch?v=uNnv2xEk-1I (LA CAÍDA DE LOS GIGANTES)

http://http//www.youtube.com/user/ElVendedorDeHumo1?feature=mhum#p/a/u/0/911ZkLaxB4E (SACRIFICIO)

Si te parecieron similares sigue leyendo, sino no porque no lo entenderás. Desde un punto de vista objetivo, porqué uno triunfa y otro no. Analicémoslo:

-Ken Follet cuenta con un prestigio, es decir un nombre, al que yo no llego ni por asomo. Pero si ese mismo video no contuviese el nombre del autor, conseguiría los mismos resultados. Mi respuesta es si. Muchos os estaréis echando las manos a la cabeza, y diréis cómo puedo decir eso. Pues sencillo: cuenta con un marketing, o mejor dicho una apuesta económica detrás importante que se encarga de extenderlo. En mi caso mi video llegará a ser visto por mis amigos y conocidos de facebook (la palabra amigo en internet es algo que se usa demasiado a la ligera), puedo tener un blog, una web, que no puedo contar con la misma difusión.


Habrá quien me dirá que me gaste el dinero en promocionarme, pero ahí viene el kit de la cuestión, el dinero. Sin dinero en esta vida no logras nada desgraciadamente nada, como bien dice el refrán: "Tanto tienes tanto vale", a lo que añado, "Es la hija de puta y cruel verdad". Desgraciadamente vivimos en una sociedad donde no importa las cualidades o los méritos, solo importa el beneficio. No pretendo con esto desmerecer la obra ni el trabajo de muchos artistas dentro de la industria, pero si que, eres reconocido si produces beneficio.


Somos simples mercancias en manos de los poderosos. Estamos en manos de nuestr@s jefes, de la iglesia, de los políticos, de todo el mundo, excepto de nosotr@s mism@s. Cualquiera se encarga de hacernos pensar en términos económicos para que tu no decidas. Ellos piensan por ti lo que debes hacer, decir, todo con un mismo fin, el económico. Por eso debemos empezar a cuestionar si realmente la calidad de lo que consumimos (comida, cultura, televisión) lo decidimos.


Por eso os digo, lo novedoso, lo gratuito, no conviene. Mi obra, y la de otras muchas personas, músicos, artistas, pensadores, y revolucionari@s, no les interesa nada fuera de los circulos comerciales. Da igual, seguiremos dando guerra, aunque muchas veces nos fruste, nos desaliente, pues creamos pensando en los demás, o se lucha por el bien de los semejantes y es que con recibir un aplauso, un comentario, o cualquier reconocimiento, nos dará alas para seguir pensando que no todo es Capital.


¿Quieres ahora pensar por ti mismo?