Páginas vistas en total

miércoles, 2 de julio de 2014

Soy un Zombie (o aprendiendo a seguir a la masa)

Hay quienes me dabais por muerto, y no se equivocan, pues desde mi que me presenté en este blog mi corazón hacía tiempo había dejado de latir, pero si a lo que os referís con "muerto" es a estar desaparecido por estos lares, lleváis absolutamente toda la razón. No soy persona, o mejor dicho criatura de ultratumba, que se suela justificar, pero en este caso deciros que el hambre me ha hecho buscar comida en los lugares más recónditos y olvidados de la Piel de Toro, que este enfermo país llamado España, y como lograréis comprender, (si sois de los que aún le quedan cerebro, cosa que me alegraría en exceso, pues serías un plato apetecible, amén de nutritivo), que lo que menos he tenido ganas de es de sentarme a escribir. Cuando el hambre aprieta no hay fama que te alimenté...
Tras hablaros sobre mis últimos acontecimientos pensaréis que menuda tristeza ser un zombie, todo el día vagando de aquí para allá, en la mayoría de los casos caminando hacia donde va el resto de la masa, pero, ¿acaso tu no funcionas igual? Seguro que ahora mismo te estarás descojonando a costa de servidor, pero eso no hará más que corroborar tu estúpidez, y afirmar mi teoría. Os pondré unos ejemplos clarificadores: 
  • Si desgraciadamente estáis en el paro no os queda más cojones que poneros en la cola del INEM a esperar que os den los despojos de aquello que realmente es vuestro. En este caso se puede decir que no soy vosotros quienes decidís libremente, pues como yo cuando sigo a mis congéneres en busca de comida. Si fuera por vosotros hace tiempo habríais enviado a tomar por culo al funcionario...
  • Pero existen otros casos que no están igual de justificados:
  1. El fútbol: Sin pensarlo ni dudarlo, por el supuesto amor a unos colores os congregáis a millares, e incluso a millones para ver a unos señores que les importa una mierda tus problemas...y lo peor de todos que incluso os llegáis a pegar...
  2. Las Modas: si a mi vecino, a mi portera, a mi compañera de trabajo, o al amante de tu mujer le gusta un grupo de música, tu no vas hacer menos, tu serás el fan más acérrimo. Y esa obsesión con todo: gimnasio, curso de idiomas, programas, series...hasta ahí quien sigue la moda de leer sobre nosotros los zombies...
Cómo ves siendo un zombie soy más libre que todo en mis decisiones,  incluso llegamos a ser famosos gracias a que seguís la masa ¿no va resultar que no es tan malo no ser un no muerto?