Páginas vistas en total

jueves, 30 de julio de 2015

KEPLER 452-B

De vez en cuando los diarios nos sorprenden con descubrimientos que pretenden hacernos creer que el ser humano es menos tonto de lo que a muchos nos gustaría creer. En esta ocasión los científicos nos han sorprendido con el descubrimiento de un planeta hermano, según afirma ellos, al nuestro. Kepler 452-B, como se puede comprobar la imaginación ni originalidad es la parte más destacada de los científicos. Pero para los nombres ya estamos los juntaletras. Además, este descubrimiento nos da la posibilidad de elucubrar como sería la vida en él, y puesto a crear hipótesis os daré mi visión, porque hasta los escritores cutres tenemos derecho a eso:
En Agua, es un nombre que le habría venido bien a nuestro propio planeta, la vida se desarrolla como un espejo, es decir si los terricolas hacemos una cosa, ellos hacen totalmente la inversa. En Agua no existe la corrupción, porque nadie es capaz de quedarse con lo que nos es suyo por mucho que cueste creerlo. En Agua no se contamina, porque todo el mundo piensa en dejar la naturaleza a las generaciones futuras. Ni el fútbol ni el cotilleo son la base fundamental en la que se cimienta la sociedad. En este nuevo planeta la gente ama la lectura, aplaude a sus científicos, y odia a todo aquel que pretender darse importancia sin haber echo nada en esta vida...
Desde aquí lanzó un consejo a los señores de la NASA, la Agencia Espacial Europea o India, o aquel organismo pertinente para pedirle encarecidamente que por favor traten de olvidarse de alcanzar este planeta. Es complicado, está a millones de años luz, pero por si las moscas déjenlo tranquilo porque aunque en mi mente resulte un lugar ideal, los terrícolas nos encargaríamos en poco tiempo de estropearlo.
Al menos permitan que una sociedad ideal además de existir en mi mente, siga existiendo en la otra punta dela Galaxia.
Seguimos en la yesca...