Páginas vistas en total

martes, 22 de diciembre de 2015

Todo es cuestión de elección (Reseña del Mal Camino)

Hay ocasiones donde tu no eliges tu destino, ni tan siquiera tu lectura, son ellos los que te eligen a ti. Es así como cayó en mis manos el libro de Mikel, El Mal Camino. A priori, no suelo ser lector de novela de thriller, es más, suelo leerlas habitualmente o por consejo mi mujer, (cosas del matrimonio), ella si es la experta en la materia,  o para poder recomendarle yo alguna. 
En esta ocasión fui yo quien me adelanté en su lectura para disfrutar de una historia en apariencia sencilla, pero de gran artificio argumental. Todo comienza como todas la cosas importantes en esta vida, por una elección, en este caso volver con algo de alcohol en el cuerpo, por el camino incorrecto...y hasta ahí puedo contar. 
La gran base de esta obra reside en su hilo argumental. Esta narrada en primera persona algo que ayuda a vivir la experiencia más de cerca, a involucrarte más, a sentir la angustia de su protagonista, aunque a su vez, al menos a modo de valoración personal, provoca que le tomemos tanta empatía a nuestro "héroe", por llamarlo de alguna manera, que a la hora de valorar otras perspectivas ajena al personaje, no seamos totalmente parciales.

Otra punto en alza de la novela se halla en su inmersión en el ambiente. Mientras la leía sentía como estaba en la Provenza francesa. Con pinceladas justas dibuja el mapa del lugar sin caer en tipismo ni detalles innecesarios. Además, quizás sea por mi gusto por mis "pretensiones de seudo-auto", el hecho de que su protagonista sea un escritor, juega a su favor, así como el otro personaje donde descansa la trama sea un músico. Unos personajes aunque usados no estereotipados.
Es de justicia decir que tras leer esta novela, y otras de otros autores patrios, me doy cuenta de que no acabamos de valorar justamente a los autores que tenemos. Nombres como Paul Pen, Tony Jimenez, o el mismo Mikel Santiago por mencionar alguno, no tiene nada que envidiar ni Sthephen King,  ni a los nórdicos tan en boga.
Por eso, si podéis acercaros a la librería más cercana y haceros con el libro podéis elegir "El Buen Camino", justamente el de leer una novela entretenida.