Páginas vistas en total

lunes, 4 de marzo de 2013

"La realidad siempre supera a la ficción"

Es curioso ver como la realidad nos va sorprendiendo cada día, la mayor de las veces para mal, pues cada vez estoy más convencido de que la humanidad en su conjunto ha traspasado en conjunto un portal temporal regresando al pasado. Como sucede en "Las Puertas de las Rimas", donde su protagonista logra viajar a un pasado alternativo, a nosotros nos ha tocado viajar pero hacia el mismo que ya la sociedad había vivido, con los mismos defectos y errores. Si no están de acuerdo conmigo valoren ustedes mismos:
Mientras que en la sociedad moderna, se considera un derecho fundamental la educación, aunque cada vez existen más partidos políticos dispuesto a limitarlo por puro interés económico, te das cuenta que si el tema en el mal llamado occidente es grave, ni que decir tiene de regímenes que son capaces de disparar a una chica de catorce años a sangre fría, por el simple hecho de defender su derecho a formarse. Y es que como antaño sucedía, los gobernantes saben que dar educación a los ciudadanos, es darle métodos para pensar, para cuestionar, para criticar. La educación nos hace libre, por eso hoy día las "democracias" prefieren usar la frase acuñada durante el despotismo ilustrado: "Todo para el pueblo pero sin él".
Otro cuestión que ejemplifica nuestra vuelta al pasado es el tema económico. Como ya sucediese en 1929 durante el famoso crack, el sistema financiero es un continuo muerto al que intenta resucitar creando un zombie que tan solo da problemas. Es irreal pensar que los caprichos de los Mercados, que se nos vende, nunca mejor dicho, como ente sin cuerpo, totalmente abstracto, esta dominado por esos mismos que nos hacen trabajar hasta la extenuación, que nos provocan a comprar de manera descontrolada, y a no ser más que autómatas a su servicio.
Por último ejemplificar como en mi país hemos vuelto a la era del tito Paco, o más conocido por la mayoría como Franco, donde los ideales de su clase dirigente eran retrógrados, explotaban al pueblo, y siempre salían beneficiados los cinco de siempre con sus chanchullos. ¿Os suena? Además que si por ello fueran censuraría artículos como este, pero se limitan a denunciarlo a posteriori, pero todo se andará...
Quizás me comprendáis cuando me dedicó a escribir fantasías. Prefiero crear realidades más ajustadas a las necesidades, donde valores como el orgullo, y la dignidad, no sean vapuleados. Por eso os invitó a escapar leyendo las Puertas de las Rimas, al menos ese pasado fue menos repetitivo que el nuestro...