Páginas vistas en total

lunes, 2 de diciembre de 2013

Manifiesto

Como ya he ido anunciando en este mismo blog, la antología "Iberia Sumergida", nace de un ideal, y de una declaración de intenciones que se recogen en este manifiesto que deseamos conozcáis porque somos claros como el agua:
Cuando hace ya algún tiempo, nació la idea de crear una antología de relatos fantásticos y de ciencia ficción, un proyecto del cual nos sentimos tremendamente orgullosos. Surgió con un claro afán de dar a conocer a un grupo de autores con ganas de compartir su trabajo, con la intención de hacer llegar su literatura a cuántos más lectores sea posible.
Nuestro método de trabajo se basa en la autogestión: labores como la corrección o la promoción es realizada por todos los miembros. También decir que la opinión de todos tiene el mismo valor que la de cualquier otro, por eso siempre desde el consenso, llegamos a la conclusión, que la mejor manera de llegar al público es de manera gratuita.
En un mundo tan mercantilizado como en el que vivimos y donde todo se convierte en un producto de consumo rápido, decidimos crear una obra de calidad sin ánimo de lucro. Ningún autor ha cobrado ni piensa hacerlo, tampoco el diseñador de la portada que tan generosamente nos ha ofrecido su obra, para demostrar que aún hoy día se puede ofrecer Cultura.
Aclarar que nuestro fin principal es llegar al máximo número de lectores posible, y para ello vamos a utilizar todos los canales existentes de distribución, subiéndolo a toda clase de plataformas, desde las totalmente gratuitas, a las de pago, aunque el precio será el mínimo que nos exija. Su finalidad será, o bien donarlo a alguna organización social, o bien llegar a editar esta antología en formato papel, según decida la asamblea de creadores. Aunque repetimos que podrás hacerte con el mismo de la manera que te resulte más cómoda, sencilla, o económica.
Sabemos que no es una apuesta sencilla, en un océano de libros como es internet, solo somos una gota más, pero creemos en el trabajo serio, bien realizado, y en el entusiasmo de un grupo de autores con ganas de demostrar que leer es un derecho y no un privilegio.


Los Caballeros de las Letras Pérdidas