Páginas vistas en total

jueves, 8 de mayo de 2014

El mundo sigue girando...incluso sin internet

Habrás quienes guardan la esperanza de verme desaparecer de una vez por todas, pero estas apariciones, aunque últimamente esporádica por el blog, solo sirven para desalentaros. Hay quienes aún espera mis artículos pedirle perdón, pues las últimas semanas han sido un no parar, pues aunque esto a nadie le importe, me he mudado, un autentica pelicula de terror dicho sea de paso, pues cuando crees tenerlo ya todo guardado, siempre aparece objetos que no sabías tan siquiera que tenias, pero reflexiones apartes, el hecho de mudarse deja muy poco tiempo para tocar el ordenador ( y otras cosas también), al menos en lo que respecta a redes sociales, y más cuando andas sin internet...
Pero a raíz de este alejamiento "social", en parte obligada, en parte tomada por gusto, me ha servido para reflexionar sobre la dependencia que tenemos de las redes sociales e internet, aunque no negaré que parte de esa inspiración haya venida dada por una canción del grupo Antilopez, del que espero hablaros en próximas fechas, titulada Analfanauta. 
En una sociedad denominada de la información, y sobre todo de la interrelación de todo el mundo en la red de redes, lo curioso es que los encuentros personales se estén perdiendo. Ya la gente no se llama para quedar, sino crea un evento, aunque de poco sirve que queden cuando una vez están todos juntos cada cuál esta pendiente de su móvil. 
Ya ligar se limita a encajar dos perfiles de personas con los mismos intereses, ya se ha perdido la magia de las miradas, las palabras a media voz, y las insinuaciones. Hoy día quien quiere follar lo dice sin trabas a través del ordenador, algo que no tendrían ni coño ni cojones de hacer en personas, pero con la sutileza necesaria para encandilar a la otra persona.
Las redes sociales tienen cosas positivas, pero valoró que están sobredimensionadas, y que nos roban un tiempo importante, para leer, pasear, escribir, en el caso de muchos escritores, más pendiente de su perfil de facebook que de escribir una nueva obra, pero sobre todo para tratar cara cara a los amigos sin necesidad de una pantalla para desnudar nuestro sentimientos.
A este paso me planteo incluso quitar internet...