Páginas vistas en total

domingo, 11 de enero de 2015

El descanso del Guerrero


Cuando una de tus bases fundamentales de tu existencia es la literatura, o más concretamente narrar historias, llamarme a mi mismo escritor sería muy pretencioso, existe momentos en los que hay que parar antes de retomar el noble arte de la escrituras. Estos periodos suelen coincidir, o bien cuando hay un periodo de crisis aguda de creatividad, o como también sucede en mi caso, ese periodo entre que has terminado de corregir una novela y te sientas convencido a escribir la siguiente. Este periodo lo he venido a considerar como "El descanso del Guerrero"
Como sucede con cualquier trabajo, por mucho que este te motive, necesitas desconectar un poco de él realizando otra serie de actividades. Antes de cualquier batalla el Guerrero debe de reponer fuerza y reconsiderar cual es la mejor forma de encarar la próxima batalla. En mi caso, en el periodo transitorio del que os he hablado antes, me gusta no escribir nada al menos durante un tiempo prudencial. Lo primero para seguir mejorando es continuar leyendo. La lectura para alguien que escribe es fundamental, es el vademecum de como se deben hacer las cosas, aparte de los ratos agradables que pueden aportar una buena historia, así de sencillo. Por otro lado también me gusta comenzar un periodo de reflexión acerca de como debo enfocar la nueva historia en la que me embarcaré, y sobre todo tener un final en la mente, cuando no lo tengo siento como escribo como si fuese dando palos de ciego contra el vacío. El primer trabajo antes de narrar es idear en la mente, a los personajes, sus ideas, sus pensamientos, sus actitudes, sus vidas, sin ellos una historia no es nada, así como imaginar las escenas fundamentales de la trama.
Pero como no todo en este mundo es literatura, también me gusta jugar aún más de lo que suelo hacerlo a juegos de mesas, de los considerados frikis. Estos juegos además de hacerte pasar un buen rato, son un buen acicate a la imaginación, un punto de inflexión donde inspirarse y recuperar la motivación. Tengo una buena colección, que os iré reseñando. Quizás existan páginas especializadas en esta clase de juegos con mejores valoraciones que las mías, pero trataré de darle un prisma literario para que veáis que con uno de estos juegos puedes pasar ratos muy amenos.
Y ahora me toca a mi preguntar: ¿Cuál es tu "Descanso del Guerrero? ¿A qué dedicas tu tiempo libre cuando no estás leyendo o escribiendo?