Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2016

Mi niña ya se durmió (CUENTOS ALEATORIOS)




Volvemos a poner a prueba la creatividad y la inspiración de los dados. Esta es la historia que me dio el azar, tu también puedes publicar la tuya, solo tienes que enviar tu relato con cada uno de los elementos de la tirada que comparto por las redes sociales.


—¿Has visto alguna vez a un insecto en un avión? —le pregunté a mi hija que temblaba sin dejar de mirar por la ventanilla hacia la oscura noche, donde una luna llena se proyectaba sobre el mar.
—No, papá. No creo que puedan llegar tan alto—me respondió casi sin mirarme.
—Eso es porque no conoces la historia del Escarabajo Amando—fue justamente el nombre del animal lo que logró captar la atención de la niña. —Verás Amanda, hace muchos años había un escarabajo que se llamaba como tú que vivía en la pisada de una niña, porque como ella, Amando necesitaba tener siempre el camino de su vida marcado siempre, pero su aspiración en su vida era llegar alto, alcanzar las estrellas.
>>Primero subió a una flor, pero estaba tan lejos del cielo que decidió subir hasta una torre para poder alcanzarlo, pero igualmente el cielo rehuía de sus patitas. Convenció a un halcón para que lo elevase lo más alto posible. Voló tan alto que se sintió libre, y sintió que la felicidad no es el objetivo sino el camino a recorrer durante toda tu vida…
Antes de acabar el cuento mi hija se durmió en mi hombro. El cuento había logrado su objetivo: persuadirla de que mirase por la ventana y siguiese viendo como el motor del avión ardía.
El avión explotará y se convertirá en un rayo en mitad del océano, pero a estas alturas da igual. Mi niña duerme y vivirá por siempre en el Hogar de los Cuentos. El lugar donde nada podrá dañarnos…