Páginas vistas en total

jueves, 7 de abril de 2016

¡Libertad para los colegiales! (Patente de Eskorzo)


Cuando veo a los infantes en la escuela tan solo se me viene una cuestión a la mente: ¿Por qué narices los encerramos recluidos como ha ganado tratando de “educarlos” en la “cultura del esfuerzo? Habrá miles de respuestas, algunas más o menos justificadas, pero si miras a tu alrededor no son los esforzados ni las esforzadas quienes triunfan.
Quizás sin ejemplos  no seáis capaces de visualizarlo, pero si os digo que es el perezoso, el corrupto, el agraciado por la naturaleza quien triunfa, y esta premisa vale para ambos sexos ¿seréis capaces de contradecirme? Es ese futbolista, ese que marca los goles que celebres a quien admiras con una pasión enfermiza, en lugar de al médico que cuando enfermes te sanará. Ese actor, o actriz, que antes fue modelo, y que tanto te pones, y sueñas con tocar, es a quien admira, en lugar de al barrendero que limpia tus calles, o a la panadera que te entrega el pan. O que decir de ese cabeza de chorlito que jamás dio un palo agua, fue a quien le entregaste tu voto, pero sin embargo eres incapaz de valorar a tu esposa como ama de casa y que gestiona mil veces mejor los recursos.
Podría poner centenares de ejemplo, pero sería perder el tiempo. Mi reflexión no es otra que para triunfar no es necesario ni el esfuerzo ni la dedicación, solo la suerte y la estupidez en muchos casos, por eso abramos las puertas de los colegios, dejemos salir a esos niños, que estudiar para acabar sirviendo a los de siempre está muy visto…

PD: Si no captas ciertos matices irónicos de esto, enhorabuena, tu podrás triunfar.