Páginas vistas en total

domingo, 26 de febrero de 2017

El salidorro de Rubens (Historia (del arte) desde la Barra de un bar)


Si de algo sabemos los cuñados, es absolutamente de todo, por eso no nos tiembla el pulso, cuando tras un par de cañas y una ronda de tapas, nos atrevemos hablar sobre Historia, pero en esta ocasión del Arte. Para esta primera experiencia hemos querido hablaros de Pedro Pablo Rubens.
Si algo tenemos claro de este pintor flamenco, y cuando nos referimos a flamenco no queremos decir nonaino, es que su mayor obsesión era sin duda las mujeres entraditas en carne. Bien es cierto que pintó retratos a gente importante, pero quizás de lo más celebre y reconocido por el gran público son “Las Gracias”. Se ve que el muchacho estaba obsesionado con las “jamonas” y que en su mente salidorra se las imaginó bailando, en lugar de en la discoteca en el campo, y en lugar de vestidas con trajes ceñidos, directamente desnudas, pero oye, como decía que era mitología nadie lo miró con un pervertido.
En resumidas cuentas, el análisis de la obra de Rubens, no hay que valorarlo por el uso del dibujo ni los colores, más bien decir que Pedro Pablo era un calentorro que pintaba cuadros guarros para otros pervertidos de la nobleza que solían comprárselo para hacerse gayolas a su costa…
¿Quién dijo que el arte era difícil de entender?