Páginas vistas en total

miércoles, 22 de febrero de 2017

Gritando en el desierto (PATENTE DE ESKORZO)


Nunca negaré en ningún momento que este blog siempre fue mi patio de recreo, un lugar donde poder desvariar sin tener que censurarme, sin embargo últimamente no me acabó de divertir. Y todo tiene una causa bien simple, no tengo interacción con vosotros los lectores. 
No voy a convertirme en el clásico autor quejica (aunque en parte sí) que se queja de que nadie visita su blog, al contrario, en ese aspecto no tengo quejas, en los últimos meses la media diaria es de unas doscientas visitas. Pero, ¿de qué sirven las visitas si no hay interacción con los lectores? Seamos sinceros el mayor deseo de un escritor no es escribir, es más bien compartir lo que escribe, pero, ¿cómo saber que opinan tus supuestos lectores si no te comentan? Es difícil saber si les divierte o no LITERATURA TODAY, si les entretiene los cuñados hablando de Historia, o si cualquiera de mis estúpidas reflexiones crean polémica, nauseas, o son compartidas.
Tal vez no haga nada de calidad, ni en el blog ni escribiendo novelas, pero si no e lo comentáis seguiré perdiendo el tiempo y sobre todo "gritando en el desierto"