Páginas vistas en total

jueves, 12 de julio de 2012

Huxley, Orwell y Bradbury, visionarios

Que las cosas se ponen cada día más jodidas, lo sabemos todos, que estamos en manos completas del Capital, que hoy día conocemos como Mercados, empezamos a darnos cuenta, pero aún no nos hemos dado cuenta de que somos unos conformistas de mucho cuidado...o tontos del culo según queramos mirarlo...
Si a estas alturas aún sigues leyendo, primero que nada felicitarte por no sentirte ofendido por mis formulas provocativas, y en segundo lugar explicar que tiene que ver lo que he dicho antes con el título del post. Pues resulta más sencillo de lo que parece:
"No hace mucho que acabe de leer FAHRENHEIT 451 (habrá quien diga que a buenas horas me lo leo, pero no he tenido tiempo antes, no puedo leer más aún) y a la vez que me sucediese con 1984 o con un MUNDO FELIZ, me di cuenta de que en definitiva estos autores que en un principio todos tomaron, al menos en su época por autores apocalipticos, o creadores de ciencia ficción, no han hecho más que preconizar aquello que está sucediendo ahora, que no es otra cosa que la manipulación del SISTEMA en favor de sus propios beneficios, dejando al individuo en una situación de pasividad, donde todo vale a cambio de ser feliz...
Mientras que en la obra de Huxley se tomaba la soma para olvidarse de los problemas, aquí se usa las drogas, incluidas las legales como el tabaco y el alcohol, para mantenernos alienados, y sin pensar en los recortes, pues al igual que en la obra de Bradbury, te sientes vacio, pues nada dedicate a mirar la televisión en la pared, televisiones enormes, que hoy día son LCD o plasmas, donde o bien ver la victoria de la selección y celebrarlo tontamente, (no es el hecho de celebrar esto, sino luego no salir a la calle para lo realmente importante), o bien para ver programas vomitivos del corazón que nadie aseguraba ver. Seamos sinceros, el problema no es que se hagan esos programas, sino que haya idiotas que se sienten delante de la televisión a verlos. Somos una sociedad hipócrita.
Luego si nos quieren controlar, pondrán camaras para vigilarnos por las calles, con la excusa de nuestra seguridad. Y mientras tanto qué, más recorte, más vacíos, y con menos nivel de vida...pero como les pasa a los protagonistas de estas obras, pensamos que una sola persona no puede hacer nada, así que nos limitamos a protestar en el bar, pero en definitiva a asumir.
Queridos lectores, quiero que entre todos protagonicemos la historia que cualquier escritor le gustaría profetizar, que no es otra en la que un el PUEBLO se alza contra las injusticias, y reclama lo que es suyo.  "LA FELICIDAD DEL INDIVIDUO NO ES POSIBLE SINO ES CON LA LUCHA DEL PUEBLO", así de claro.
Una historia que yo mismo desearía, os contaré un secreto, ya puedo escribir el primer capítulo ya que la MARCHA MINERA ha demostrado que hay aún gente que lucha por su DIGNIDAD
Como siempre, seguimos en la yesca...