Páginas vistas en total

martes, 23 de julio de 2013

De autor desconocido...

Si hacemos caso al principio de notoriedad de los escritores, podemos decir que ya sea con su nombre o bajo un seudónimo (tema del que hablaremos próximamente), estos siempre darán a conocer al mundo la autoría de su obra. A cualquier autor le regocija que alguien reconozca su creación como suya, pero a lo largo de la historia, podemos ver como, por diferentes cuestiones, libros, y poemas de lo más universales, carecen de autor, al menos reconocido, o lo que de siempre sea conocido como Anónimo.
Es curiosa la anécdota, pero según contaba un profesor de literatura que tuve en el instituto, una alumna ni corta ni perezosa, le dio por decir, que vaya con el tal anónimo, la de libros que había escrito, y además en diferente épocas. La de barbaridades que podemos cometer por desconocer el significado de una palabra. Bromas, aparte el hecho de no reconocer la autoría de una obra, se puede deber a diferentes factores, que iremos desgranando con varios ejemplos claros:
  • El Cantar del Mio Cid: el poema épico español, al que podemos reconocer como el primer en esta lengua, es de autoría anónima. Según los estudios, podía tratarse de cantares de juglares que se fueron superponiendo, o modificando según interés, por lo que jamás sería posible deducir quien lo originó.
  • El Lazarillo de Tormes: Aunque diferentes estudios dan la autoría a un noble, ni que decir tiene que el motivo de dejar la obra en el anonimato, se debía a una razón de seguridad, ya que las críticas vertidas, especialmente al clero, podían llegar a acarrear al escritor enfrentarse al tan temido Santo Oficio.
  • El Libro sin Nombre: Sin duda, tanto en el título, como en no reconocer autoría alguna a un autor, no era más que una forma de marketing para lograr vender más ejemplares, ya que se presentaba como un libro prohibido y de graves consecuencias en su lectura.
Como veis son muchos los motivos por lo que un autor deja su obra sin autoría. ¿Cuál serían tus motivos? Yo como soy un tanto ególatra, seguiré diciendo que "Las Puertas de las Rimas" es mía. XD