Páginas vistas en total

martes, 9 de julio de 2013

El juicio de los blogs

En muchas ocasiones cuando un libro no tiene una campaña brutal de marketing puede llegar igual de lejos gracias al boca a boca, y hoy día quienes ejercen esa campaña viral como se ha pasado a denominar en estos tiempos, son los blogger. Los blogger han pasado a convertirse en los auténticos jueces de los libros, y es que el público se ha cansado de leer la reseña de los críticos de los periódicos o de la televisión, porque es evidente que hablarán maravilla de tal o cual libro, o bien porque la editorial reporta millones en publicidad al medio, o como son otros casos, el libro pertenece al grupo industrial de tal o cual medio. Los blogger, salvo contadas excepciones que existen, no vienen a estar sujetos a repercusión monetaria, sino que ellos expresan su opinión de manera libre, por lo que cuenta con más valía a la hora de saber su opinión para el público en general.
Es por tanto que las reseñas de tal o cual libro, pueden encumbrar al autor si es del gusto del blogger...pero también pueden destruirlo. Una mala crítica de un blog de relevancia, con muchos seguidores, puede destruir
la mejor de las novelas, por eso en mi humilde opinión, no solo como autor, sino como lector, os recomiendo no limitaros a leer una sola reseña de un libro, tanto para lo bueno como para lo malo, ya que como se suele decir ven más cuatro ojos que dos, y quizás lo que a alguien le parece magnífico, otro le puede parecer un autentico bodrio, o viceversa. Una vez hecha la comparación juzguen por ustedes mismos.
Como ejemplo os pondré varios reseñas aparecidas sobre "Las Puertas de las Rimas", aunque contáis con ella en la parte superior del blog) para que juzguen, compare, y si les convence, se animen a abrir cada una de las Puertas:
No quería acabar este post sin dar mi enhorabuena a cada uno de los blogger, tanto conocidos, como otros menos, que luchan día a día por colocar la literatura en el ámbito que le corresponde de la cultura, y no la tratan como mercancía a vender. Habrá quienes piensen que esto era una crítica a ellos, pero ni por asomo, a todos ellos simplemente decirle:
GRACIAS