Páginas vistas en total

martes, 10 de septiembre de 2013

Hacia la Independencia...

Antes de comenzar decir que no creo en las fronteras, y por lo tanto no creo en las naciones, ni en los radicalismo. El hombre nació para ser libre, vivir donde le venga en ganas sin condición alguna y decidir sobre su futuro...habrá quien piense que digo algo obvio pero la cosa cambia cuando se habla de la independencia catalana, es entonces cuando nace las voces, patrias, y me refiero a  los españolista, que con su doble moral, no entienden en que un Pueblo puede decidir libremente sobre su futuro cuando luego ello se ponen injustamente el nombre de democrata, o mejor dicho democrata de tu "mierda de sistema corrupto", pero sin embargo existe una catalanofobia que hace que todo lo catalán (al igual que sucede con lo vasco) le cree dolores de cabeza, y mi pregunta es: ¿Si alguien no te cae bien, para que demonios quieres tenerlo a tu lado?
Quizás ya a esta altura del artículo no sigan leyendo mucho, pensando que soy catalán, pues aunque sorprenda soy andaluz. Otros me tacharán de progre, pues tal vez lo sea, y otros directamente ya se habrá cagado en todos mis muertos...sin embargo eso me trae sin cuidado. Si aún eres de los que sigue leyendo os daré mi opinión:
En muchas ocasiones las independencias solo llevan consigo el deseo de una minoría, es decir una clase política, a contar con unos privilegios con los que no contaría en un estado centralizador como ahora mismo sucede. Esa no es la independencia que yo deseo. Deseo una independencia donde el mismo pueblo  sea quien decida su futuro in situ, no delegando el poder en mamarrachos políticos, sin ser excluyente, ningún pueblo es superior al resto. Un poder asambleario, donde los pueblos se unan por solidaridad para causas comunes...
Habrá quienes piensen que esa independencia es utópica, pero las utopías solo se logran pidiendolas, reclamandolas, en definitiva luchando, y si un primer paso es sesgarse de una España opresora, no solo quiero la independencia para Cataluña, la quiero para el país Vasco, Andalucía, en definitiva para todos. Hasta que ese sueño se cumpla solo me queda decir por este 11 de Septiembre: "Feliz día de la Diada"