Páginas vistas en total

viernes, 25 de octubre de 2013

Algo más que una simple novela...

Cuando uno se enfrenta a un libro, hay ocasiones en el que hay que hacerlo con precaución, porque aunque en apariencia una novela a la vista parece que nos cuenta una historia, hay ocasiones en las que nos cuenta algo más, o bien una historia paralela, un mensaje oculto, o vete tu a saber lo que el escritor, de manera intencionada, o sin darse cuenta, ha inscrito el autor, y que siempre hay que leer entre líneas.
¿Qué no me creéis? Mirar esta serie de ejemplos que quizás lo ilustren mejor:
  • El principito: Muchos ríos de tinta han corrido sobre la historia en principio infantil de este antiguo piloto. Hay muchas interpretaciones, tantas personas lo han leídos, pero hay quienes hablan de una metáfora sobre la dignidad humana, debido al pensamiento humanista de su autor.
  • El Señor de los Anillos: Es curioso pero hay quienes han querido ver en la obra de Tolkien un símil de Frodo en un Jesucristo de fantasía (como si este ya no lo fuese de por si), como un Nuevo Testamento más ameno con el que evangelizar, y todo con la única base de que el señor Tolkien era católico.
  • El Libro de las Tierras Vírgenes: o más conocido por todos como "El Libro de la Selva" (cuya similitud con el libro si existe alguna es casi casualidad), ha sido tomada como ambientación por los Scout, al menos por MSC, que son aquellos que conozco, para crear un marco simbólico que ayude a educar a los más jóvenes de sus grupos, en base a la ley de la Selva. 

Como podéis comprobar la lectura de un libro no siempre nos sugiere lo mismo a todos, existen tantas interpretaciones de cada libro como personas existe, e incluso personas que en diferentes momentos han leído un libro lo han entendido de manera diferente. Es más os puedo decir que durante la presentación de mi libro en Madrid, el presentador había descubierto cosas que yo tan siquiera suponía que había escrito. Todo un misterio...