Páginas vistas en total

jueves, 24 de abril de 2014

Diferente rasero

¿Cuánto tiempo sin leernos? Tal vez mucho para alguien que como yo pretende llevar adelante un blog, pero los quehaceres de la vida cotidiana roba mucho tiempo al ocio, y dispuesto a elegir entre publicar en el blog, o seguir escribiendo mi próxima novela, me quedó con la última, pues por muy social media que deba ser hoy día los autores, la autentica encomienda es la de escribir, es más, sino se escribe, no hay que promocionar...
...Y a colación con respecto a los blogs y la promoción hoy vengo a hablaros de cómo por mucho que se hable de que los ebook son el futuro, como aún seguimos enfarragados en ponerlo a una altura inferior. La mejor muestra de ello es cuando los autores noveles, o desconocidos, tratamos de difundir nuestra obra, porque seamos claros, tan solo son unos pocos los que cuelgan su obra, y casi por arte de magia consiguen 4000 descargas en el primer mes debido al boca a boca, somos, por norma general, ignorados por los blogger. 
Para quienes no lo sepan es una verdad a gritos que los blogs punteros de reseñas literarias, aparte de estar saturados de títulos, estos suelen ser de las grandes editoriales, mientras que si el incauto autor en su afán de compartir su obra, incluso de manera gratuita (pobre infeliz), se dirige a un blogger menos reconocido, o con menos seguidores, o bien acabe ignorado, o bien le reclamen un libro, pero físico. Seamos claros, existen muchos blogs literario que su único afán es leer gratis, pero en soporte físico, salva honrosas excepciones. No tengo Ereader, es más los odio". No digo que estén los ereaders, al alcance de todo el mundo (aunque en mi caso lo logré, quizás no de muy buena calidad, por menos de cincuenta euros), pero me parece una desfachatez, que alguien que pretende dedicarse, algunos incluso de manera profesional, al tema de las reseñas de manera profesional, no quieran usar los lectores electrónico. Es como si un médico no quisiese aprender nuevas técnicas mejoradas de reanimación cardiopulmonar porque esta demasiado acostumbrado a las antiguas.
En varias ocasiones cuando me he dirigido a algún blogger con intención de pedirle que mi obra fuese reseñada si les interesaba, me he encontrado, aparte de con la petición del libro físico, con la muy sorprendente respuesta de: "
Modernicemonos, dejémonos de iditoces hipster, y sepamos que lo digital y el libro físico no son incompatibles. Me crearé con este tema enemigos, pero aún, pese a todo, sigo en la yesca...
Salud