Páginas vistas en total

martes, 8 de abril de 2014

La Leyenda de los Lotofagos

-Es curioso, y muy posiblemente tan siquiera me creas pero el origen del loto se halla en el mismo origen del mundo, cuando los humanos no eran los únicos seres que vivían sobre la faz de la tierra, pero no me refiero a animales precisamente, sino a otras criaturas tan importante o más que nosotros. ¿No me crees cierto?-levantó una ceja.
¿Por qué piensa que no le creo?
-Por tu cara. Te ha cambiado el semblante.
-No…es porque me ha recordado algo que leí por ahí.-recordó los esqueletos de Rumanía y se le hizo un nudo en la garganta.-Pero por favor siga contando tengo curiosidad.
-Pues como iba diciendo esas criaturas convivieron con los seres humanos durante siglos aunque esto no quiere decir que entre ellas se llevasen bien, es más, muchas recelaban de los humanos porque pese a su poca longevidad eran mirados con cariño por parte de los dioses. El equilibrio se mantuvo hasta que un día, una asamblea dentro de las razas más aguerridas pensaron que el trato que le dispensaba los dioses era inferior al que merecían. Ellos se sentían fuertes por eso reclamaban poblar más parte del mundo, y no pequeñas zonas como habían decidido los seres divinos por lo que se levantaron en armas dispuestos a exterminarnos.
>>Hubo una guerra cruenta que duró décadas. Generaciones de las diferentes razas se masacraron, porque pese a que existieron rebeldes, también hubo razas que se alinearon fieles a los dioses y lucharon con valor junto a los humanos. Las fuerzas estuvieron equilibradas hasta que las fuerzas rebeldes decidieron tomar Cartago, aquel era el emblema de la resistencia humana, si caía Cartago los humanos no lucharían pues pensaba que su fuerza residía en el Panteón dedicado a todos los dioses.
>>Hubo la fortuna de prever el movimiento de los sublevados y pudieron salir a las costas a bloquear su entrada a puerto por lo que no pudieron conquistar la ciudad, aunque si mermaron sus fuerzas en una trágica batalla naval donde muchos héroes y muchas valientes murieron.  Tras muchos avatares en la batalla, cayeron derrotados los rebeldes. Fue en estas circunstancia cuando los dioses decidieron intervenir, decidieron no acabar con los alzados, no dejaban de ser criaturas creadas por ellos mismos, sino que decidieron ocultarlos en las entrañas de la Tierra junto a las demás razas, tanto leales como rebeldes, porque habían determinado en Divina Asamblea que había llegado el tiempo de los humanos. Además teniendo a los fieles cerca de los sublevados podrían controlarlos.

>> Aparte, para que los humanos estuviesen alerta los dioses  nos entregaron el loto, porque con esa flor podíamos sentir si algo malo podía ocurrir, para que con ella pudiésemos anticiparnos viendo el futuro,  sobre todo porque dicen que cuando los terremotos se producen, es porque esos seres pretenden escapar para vengarse, por eso te decía que el loto abre la mente.-sonrió...