Páginas vistas en total

sábado, 5 de septiembre de 2015

Se indie mientras puedas...

Tras mucho tiempo dejando a todos mis lectores, entre los que te cuento a ti, en el mayor de los desamparos por mi ausencia, vuelvo a la palestra.  Regreso para mostraros un gran trabajo de investigación. Una labor capaz de retirarme durante todo este tiempo de vuestro lado...Y ahora es el momento que vuestras risas estallan ante esta gran mentira. Y no me podré enfadar porque es cierto, pero como siempre he dicho, el escritor fracasado debe mantener las apariencias.
Aquellos lectores más avispados se habrán dado cuenta que no hablo por hablar, no me gusta dar puntadas sin hilo. Y lo que pretendo es en esta lección insistir en como las apariencias están por encima de las buenas dotes para la escritura. Lo primero de todo, es seguir la corriente del río que más fluye, y si en estos momentos se lleva lo indie, pues a esa moda nos apuntamos.
Como más de una vez hemos dicho, el indie, como otros tantos escritores fracasados, se llevan más tiempo en las redes sociales que delante de la pantalla del ordenador escribiendo su obra cumbre. Pero en este caso, debes denostar aún más la industria editorial, tachándola de capitalista, de crear productos de usar y tirar, de mercantilismo salvaje, y todas aquellas frases contestarias que podrían encajar a la perfección en el programa electoral de Podemos.
La forma de alcanzar el éxito tendrá dos vías, dos caminos compatibles entre si, y que harán de ti un autentico autor, o autora (que en este blog el machismo no se da), fracasada/o. La primera es subir tu obra a una página, cuanto menos conocidas, y menos comercial mejor. Amazon o Lektu son para fracasados, tu prefieres subirla a un servidor filipino-kosovar y esperar que la gente. Pensarás en todo momento que quien te lee es por tu nombre, por ser anticomercial, y si nadie lo hace siempre podrás decir que tu obra es una creación de culto que no todo el mundo entiende. Y la segunda vía, será en silencio, enviar tus obras a aquellos concursos que públicamente tachas de amañados. Siempre podrás decir si lo ganas que por fin reconocen tu mérito.
Y por supuesto no olvides vestir y comportarte como si solo tuvieses cultura. Mira con desprecio por encima del hombro ante un comentario que no te gusté. Por último, si tienes un blog apenas aparezcas por él para que la espera sea mayor en tus fans...XD