Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2011

Soy un zombie (me ha salido competencia...)

Como comienzo me da gusto el volver a veros, si estáis por aquí de nuevo denota una utilización aunque sea mínima de vuestro cerebro, y desde un punto egoista, me parece estupendo, ya que más tarde o temprano, espero acabar devorando vuestras mentes, aunque realmente este no es el tema que me ocupa en esta ocasión, sino otro, relacionado con la comida, pero no con el alimento sino con su búsqueda...
...Como os vengo contando desde hace algún tiempo para un zombie de hoy en día es complicado encontrar nutrientes en cerebros que o bien, están vacíos, o bien se hallan totalmente infectados como ya conté con el virus de la telivisitis. Por si esto no fuera suficiente adversidad en estos días me ha salido competencia en las cacerías, como si no fuese poco tener que competir con los de mi propia especie, ahora tengo que luchar con la raza de los vampiros, sanguinarios seres que absorben hasta las últimas energías de sus victimas dejándolas incluso sin neuronas.
Ya se que me vendréis a decir que la raza de los vampiros no es precisamente nueva, pero las diferencias con los idílicos seres románticos que siempre se nos ha representado bebedores de sangre de inocentes doncellas, en nada tiene que ver con la evolución que estos monstruos han tomado, (no hace falta que me digáis que yo también soy un monstruo, pero deben de reconocerme que ni el jorabado se ve su joroba, ni nadie ve a sus hijos feos, como tampoco le huelen sus propios pedos), en estos momentos son seres fuertes y consentidos por los Mentes de Gas (es mi manera menos insultante de llamar a los políticos).
Dentro de la raza de los vampiros hay tres tipos diferentes: Los Bankeros, los Patronos, y la Realeza. Entre ellos existen diferencias, aunque el objetivo final es el mismo que no es otro que convertirse en chupoteros de la clase trabajadora, aún así os explicaré un poco la definición de los diferentes tipos:
  • Bankeros: Son seres que a través de una artimaña llamada capital absorven las energías a través de hipotecas, mercados de valores, acciones, etc. Realmente nadie sabe como a través de una entelequía como el dinero logran comer. Dentro de esta tipo se halla los Especuladores, mucho más peligroso aún si caben que los anteriores.
  • Patronos: Aunque dentro de la pequeña empresa también exista alguno que otro, sobre todo abunda en las grandes. Son los que absorven la sangre más de cerca a través de la alienación del trabajo, al menos estos tienen el valor de mirar aunque sea de soslayo a sus victimas a los ojos, aunque aún así no dejan de ser menos sádicos.
  • La Realeza: En apariencia la menos peligrosa, pero tan solo es una máscara que se ponen para disimular mucho mejor simulando dotes de ser campechano acompañado de un juego de mano que consiste en saludar de manera muy antinatural. De todas las razas son los que menos se esfuerzan y más cómodo viven.
La única forma de acabar con ello no consiste ni en atacarle con ajos, ni con estacas, es destrozar el Sistema en el que se sustenta, que no es otro que el de la sumisión, el miedo, la represión...pero para ello hace falta utilizar el cerebro y pensar, aunque eso no se si todo el mundo estará dispuesto a hacerlo.

 
Después de esto, ¿te pensarás que si no es mejor que te coma un cerebro un zombie, a que acabe contigo un vampiro?

PD: Cualquier parecido con la realidad es escalofriante...