Páginas vistas en total

viernes, 29 de enero de 2016

Ultras de la religión (HISTORIA DESDE LA BARRA DE UN BAR)


El hecho histórico que os vengo a contar hoy sucedió allá por el año catapún, cata arriba, plum abajo, (en gran medida las fechas no son importante sino lo que pasa), cuando en España era rey de Felipe II, o como lo llamaremos a partir de ahora el Tomás Roncero de los Católicos. Le daba igual cuanto la cagase la Iglesia, el siempre estaría de su lado, ganase o perdiese, como buen ultra. Pero como sucede con todo hincha de fútbol, nuestro rey Roncero tenía su némesis, en este caso la reina inglesa Isabel, una especie de Cristina Cubero pero con mucha más mala baba.
No les hizo falta mensajes de wasap para enfrentarse, ni tan siquiera un partido para darse la del pulpo. Pero curiosamente muchos españolitos, cuando iban al mando del duque de Media Sidonia, el Álvaro Ojeda de la corte de Felipe II, alguien que habla mucho pero entendía poco, se perdieron por el camino a Inglaterra. Al parecer el GPS que llevaban posiblemente lo habían comprado en un todo a cien. Así que los poquitos que llegaron a las costas británicas recibieron palos hasta en el cielo de la boca.
Y por cosas como esas, cuando vas a Londres no puedes pedirte un buen bocadillo de jamón...