Páginas vistas en total

miércoles, 10 de abril de 2013

Una "serie" de coincidencias

Somos muchos quienes pensamos que en España no somos capaces de hacer buenas series. No hay más que asomarse a la televisión para ver como las producciones españolas, salvo contadas excepciones, vienen a recrear siempre las mismas historias, cuan manida esta la guerra civil española y el periodo del franquismo, aparte del chico cachas enseñando musculitos que para eso el chaval se pasa muchas horas en el gimnasio por lo que habrá que rentabilizarlo. El culmen es cuando la historia es pretenciosa y pretende recrear lugares diferentes a los de la vida cotidiana, como los productores en su afán de gastar poco y ganar mucho, crean escenarios de cartón piedra poco creíble. Os pondré un ejemplo que creo que os recreará muy bien: cuando rodaron Perdidos en Estados Unidos fueron a una isla del pacifico creo recordar para grabar, cuando aquí lo que se hubiese hecho es poner dos palmeras de cartón piedra...
En fin, somos cutre, pero aún así muchas veces me pienso que para quiero ver series de ficción, cuando las que se ven en la noticia se parecen bastante a algunas de las más exitosas de los últimos tiempos. ¿No me crees? Pues echa un ojo:
Breakin Bad: Un desvalido político gallego del cual no diré el nombre por su privacidad, crea un vinculo de amistad con uno de los mayores narcotraficantes del norte de Europa. La trama radica en trapichear sin que nadie le descubra...
Walking Dead: No hay más que salir a la calle para ver como cientos de personas vagan por las calles sin dominio de su persona por un virus zombie creado por el móvil...
Juego de Tronos: Cierto yerno real que se comporta como un Lannister, ya que él se mueve por el dinero. Un rey gordo, promiscuo, que cumple a la perfección el papel de Robert Baratheon. Y un príncipe que bien podría ser Loras Tyrell
Espartacus: Y un pueblo que aún habiendo jugado la partida que sus gobernantes han querido, ahora lucha por recuperar su libertad.
Pues al final en España no van a ser tan malas las series, eso si, siempre que mires a la realidad y no a la tele.