Páginas vistas en total

jueves, 26 de febrero de 2015

Dixit o un canto a la imaginación

¡¿Ya me estabáis echando de menos frikarditas y frikarditos?! Supongo que no, pero aquellos que se les apetezca leer una nueva reseña de un juego friki, aquí estoy de nuevo para hablaros en esta ocasión de uno de mis juegos favoritos: Dixit.
Este juego lo recebí como regalo de reyes de hace un par de años, y desde entonces me ha dado no solo buenos ratos de diversión, sino risas aseguradas. El objetivo de dixit es llevar tu ficha al final antes que el resto de participantes ganando puntos. Pero la forma de ganar esos puntos es lo divertido. Lo primero, se reparten una serie de cartas con dibujos de los más digamos surrealista, luego el jugador al que le toque el turno, dice que le sugiere una de sus cartas. Por ejemplo, al ver un dragón le recuerda al hobbit. El resto debe de poner bocabajo sobre la mesa de entre sus cartas aquella que le sugiera "Hobbit".Una vez depositadas, se ponen todas bocarriba, (previamente se baraja por el jugador que le pertenece el turno). Se trata de acertar cuál es la del jugador del turno y de paso lograr que te voten la tuya, así de simple.
La gracia del juego radica en las frases ocurrentes que se le ocurre a la peña, algunas más picantonas, otras más ocurrentes, otras muy bastardas, pero en general todo por pasar un buen rato. Además, favorece la imaginación, algo que a quienes se dedican al bello arte de escribir siempre le sirve como ejercicio para estimular su mente, porque ni se puede decir algo muy evidente en tu turno, porque si no te aciertan la tuya no ganas punto, ni que lo acierten todos, porque tampoco ganas punto.
Un juego que te traerá horas de diversión y risas aseguradas. Ideal para estimular la imaginación de los niños y los no tan niños.
XD