Páginas vistas en total

miércoles, 20 de febrero de 2013

No por mucho madrugar...tienes más tiempo libre

Muchos, o los pocos que os estéis acercando al blog a estas alturas, os estaréis preguntando porque este blog lleva tiempo siendo un páramo desolado, qué donde narices me escondo, y mira por donde, todas esas preguntas me han llevado a escribir este post para hablaros de la forma de trabajar en sus novelas los escritores. Seguro que estaréis pensando que tiene que ver una cosa con la otra, o como se suele decir por mi tierra, ¿qué tiene que ver el tocino con la velocidad?. Conforme vayáis leyendo lo iréis comprendiendo, pero como inicio haré una división de escritores por su forma de trabajar:
· Los metódicos: Estos son los que ya están puesto delante de la pantalla del ordenador a la 5,30 de la mañana con un café humeante, mientras va revisando lo que escribieron el día anterior, sin dejar de lado la documentación que en la tarde anterior fueron a buscar al archivo de yo no se donde y que tiene que ver con la zona, personajes, o hecho histórico al que hace mención su novela. Sin lugar a duda estos viven claramente de su escritura, pues de no ser así, no podrían dedicarle tantas horas.
· Los bohemios: Realmente les gusta más vivir la vida que realmente escribirla. Normalmente suelen estar en sitios extravagantes con su cuaderno lleno de anotaciones que rara vez se sientan a plasmarla en un libro, pero como ellos creen en las musas, se pasan el día buscándolas, o bien tomando una cerveza junto a abuelos mira obras, o tal vez en un parque mientras su amigo bohemio-músico toca la guitarra para ayudarlo. La mayoría suelen ser hijos de personas pudientes que pueden permitirse una vida sin currar.
· Los arreones: Hay quienes amamos la literatura tanto como para quitarnos horas libres, ¿pero y si no existen horas libres? Evidentemente en este grupo me incluyo, pues quienes no vivimos de la literatura, tenemos un trabajo que llevar a cabo ajeno a las letras, sin olvidar que una vez que llegamos a casa tenemos otras obligaciones que cumplir y que nadie hará por nosotros. Por eso debemos escribir casi a golpe y porrazo, cuando el tiempo lo permite, si las musas nos viene en un momento ocupado debemos de anotar sus susurros para detallarlo en un momento donde podamos sentarnos. Es evidente que esta clase de escritores son los luchadores del gremio. Salimos adelante a base de ostias, y guerra por finalizar nuestros libros.
Ahora creo que tras esta clasificación podréis entender porque no ha aparecido nada en el blog durante un tiempo. Últimamente dispongo de muy poco tiempo libre, entre trabajo, preparación de presentaciones,(no solo lo que debo decir, sino todo lo que conlleva ir hasta el sitio, alojamiento, hay que organizarlo antes), además de un viaje Alemania que voy hacer. Por eso el poco tiempo libre del que dispongo o bien lo dedico a leer un poco, o bien a escribir mi nueva novela. Espero lo entendáis.
Si queréis conocerme mejor, os invito el próximo día 23 a las 12 en librería Picasso de Granada a que vengáis a la presentación de "Las Puertas de las Rimas", y así charlamos un rato.
Os espero...