Páginas vistas en total

viernes, 15 de febrero de 2013

San Malaquías, Meteoritos y otros inconvenientes

En cuestión de una semana, como ya muchos sabréis por la brasa que he ido dando, presento en Granada, para los amigos Graná, mi novela "Las Puertas de las Rimas", pero viendo las últimas noticias creo que lo voy a tener bien difícil... A estas alturas mi editora si lee esto debe estar echándose las manos a la cabeza, pero vaya quedándose tranquila, porque si no llego a ir no será por mi culpa, serán causas externas. Os contaré:
Cuando me acuesto normalmente suelo oír la radio, al menos hasta que el cuerpo aguante, pero como son las casualidades, que a eso de las dos de la mañana tras haberme quedado dormido, me despierto oyendo la profecía de San Malaquías. La renuncia del Papa ha traído a este santo irlandés de nuevo a la palestra por sus profecías, casualmente Ratzinger Z es el penúltimo Papa, y tras él vendrá Pedro el Romano. Es evidente que no habrá un cardenal que al ser elegido tenga narices de elegirse ese nombre, pero y si os digo que el camarlengo que tendrá el poder hasta el Cónclave, se llama Pedro, y procede del pueblo del Romano. ¿Qué me decís? Y por añadir más leña al fuego, la fecha en que se hará efectiva la renuncia de Benedicto es festividad (además de mi querida Andalucía) de Romanos. Si a esto le añade el rayo caído sobre la Basílica de san Pedro el día del comunicado de la renuncia, la cosa comienza a dar miedito.
 
Luego la primera noticia con la que me levantó es la caída sobre los Urales de restos de un meteorito. Imágenes impactantes que sin lugar a duda me han dejado sin palabras. Así que ni corto ni perezoso he mirado, el tiempo para el fin de semana de la presentación, y casualmente hay riesgo de lluvia. ¿Y pensaréis que tiene que ver una cosa con la otra? Pues según mi amigo Fran, que será quien conduzca dice que lo mismo la lluvia es de meteorito, y que él con ese tiempo no se arriesga a que se le bolle el coche...
Todas estas coincidencias, me han dejado una idea clara, y no es otra que Dios prepara el Apocalipsis por un simple motivo: NO QUIERE QUE YO PRESENTE MI LIBRO.
Podéis llamarme miedoso, o tal vez los más osado ególatra, pero me quedo con un pensamiento esperanzador: De aquí a que se acabe el mundo podéis seguir leyendo mi libro disponible en librerías, web especializadas, y la página de la editorial: http://algoneditores.es/libros/las-puertas-de-las-rimas
Si el mundo no se acaba nos vemos el próximo sábado...