Páginas vistas en total

jueves, 23 de enero de 2014

Autoeditarse o como ser varias personas en una...

Cuando uno se dedica a esto de escribir, aunque no necesariamente de forma profesional, su mayor deseo es a priori, dar su obra a conocer al mayor número de personas posibles (bueno hay ilusos que pretenden lucrarse con esto), que tu obra no se limite a ser leída por tu abuela que te quiere mucho y por tu gato ya que de lo contrario dejaras de alimentarlo, pero para ello necesitas primero un libro. Da igual que sea en papel o ebook pero necesitas un soporte donde ser leído.
Casi todos hemos soñado que nos llegaba una gran editorial, o una pequeña da igual, cual caballero andante en busca de su dama, para amar hasta la extenuación nuestra obra. La veríamos publicada con una portada de un reconocido artistas, y las distribuidoras dándose de ostias por colocar tu libro en cualquier punto del planeta. Pero, la realidad nos despierta de golpe, con un trompazo en los morros de padre y muy señor mío, y nos damos cuenta que si queremos dar a conocer a nuestro engendro, nuestro vástago literario, vamos a tener que autoeditarnos...
Pero claro, tu tan solo tienes ideas sobre como escribir una historia, articular una trama, y de golpe, y porrazo tu solito te ves convertidor en un equipo multidisciplinar, y debes hacerlo todo perfecto, pues en un mundo tan complejo como el literario donde salen diariamente más libros que churros, el tuyo debe resultar perfecto en todas tus facetas, así que de un día para otro, te embarcas a editar un ebook y te conviertes en todas estas personas:
  • Corrector: Quizás la tarea más tediosa, ya que a no ser que seas filólogo (aquí descarto a los periodistas tras ver como está el mercado), tu control de la gramática española puede flaquear en ciertos puntos, invisibles a simple vista, pero que seguro que lo ve el más quisquilloso y purista de los lectores. Así que debes hacer mil quinientas y una revisiones.
  • Maquetista: En este punto te enteras de cómo poner el guión largo de las conversaciones no sin antes sufrir varios ataques de histerias al no comprender los tutoriales. Aprendes a usar cosas como Sigil y Calibre para algo más que cambiar el formato de aquel libro en MOBI que te descargaste...
  • Ilustrador: Pues si, porque si quieres una buena portada te debes convertir en cuestión de semanas en todo un experto en Photoshop a bases de tutoriales de la buena gente de sudámerica. Es más, incluso cuando te llaman por teléfono para ofrecerte una oferta para tu móvil a la hora de la siesta, los empiezas oír con cariño
  • Distribuidor y publicista: Esto da para al menos 20 entradas de blog así que en otro momento lo desarrollaremos más.
Cómo veis no es para nada sencillo llegar a vosotros, los lectores, debemos hacer un trabajo de especialización que sino fuese por nuestras ganas de ser leído jamás nos plantearíamos. Por todo ese trabajo os aconsejo que nos leáis, y más cuando os lo ofrecemos gratis como resulta ser la antología "IBERIA SUMERGIDA".
Después de esto tu que aún no te iniciaste en la edición indie, ¿sigues con ganas de escribir para otros?