Páginas vistas en total

domingo, 24 de julio de 2016

Quítate que me pongo yo 2: segundas partes nunca fueron buenas (Historia desde la barra de un bar)


A los cuñados que cada cierto tiempo nos reunimos en esta barra de bar nos hace cierta gracia que la gente fascine con la serie de "Juego de Tronos", una historia de luchas por el poder que si no fuera porque hay dragones y muertos vivientes (en el caso de la serie "Caminantes Blancos") no se diferenciaría mucho de la Historia de España.  
Y como muestra un botón. El poca luces de Fernando VII le quedaba poco para entregar la cuchara, o lo que es lo mismo ir a parar al huerto de los calladitos con una losa encima, decidió otorgar los derechos de la corona a su hija, Isabel II, a la que pasaremos a llamar la Danerys Borbón, algo que no se tomó nada bien el hermano del tonto, Carlos María Isidro, a partir de ahora el Stannis Isidro, básicamente porque para un ambiente machista como el de la época era una aberración que llegase a gobernar una mujer, quien por aquel entonces era una niña. 
Deseoso de hacerse con el trono, Stannis Isidro se atrincheró junto a fieles aliados cerca del Muro, o lo que es lo mismo, se hizo fuerte en Pais Vasco y Navarra, desde donde inició una serie de ataques en su intento de destronar a la legítima heredera, Danerys Borbón. Se repartió tollina entre ambos bandos durante los suficientes años como para que Stannis muriese y su descendencia siguiesen dando por saco, pero al menos durante las primeras guerras carlistas, apareció uno de los dragones de nuestra Danerys particular, el general Espartero, del cuál básicamente se recuerda los testículos de su caballo.
Como veis tan solo es necesario mirar un libro de Historia para comprobar que George RR Martin no es más que un plagiador de acontecimientos históricos. xD

PD:Espero que los fans de GoT no crucifiquen a nuestros cuñados...