Páginas vistas en total

viernes, 21 de diciembre de 2012

¿Feliz Navi...que?

"Aquella fría noche llovía estrepetisomante por las calles, motivo de más para que no hubiese ni un alma, todo aquel que podía estaría sentado en su casa al calor que desprende un calefactor. Sin embargo una pareja se veía obligada a vagar en busca no solo de un lugar donde cobijarse, sino donde ella pudiese dar a luz, porque para colmo en el hospital no le habían atentido, pese a no hacerlo con todo el dolor de su alma, puesto que ya la SANIDAD NO ERA GRATUITA. .
¿Cómo iban a tener dinero para pagar la asistencia sanitaria? De haber tenido dinero no estarían en la calle, NO HUBIESEN SIDO DESHAUCIADO, jamás la madre de ella hubiese saltado por la ventana desesperada por la situación, todo por un grupo de banqueros y políticos desarmados donde el interés del capital estaba por encima del humano. No obstante Jose, no permitió a su pareja dejarse llevar por el desaliento. Le recordó tiempos felices en los que por aquellas fechas eran felices, se comía en abundancia, y nadie había oído hablar de esa lacra llamada RECORTES. El único tema de conversación era que no habían tenido suerte con el gordo de la lotería, pero al menos tenían salud para gastar el poco dinero que le habían dejado tras la REDUCCIÓN SALARIAL AL SECTOR PÚBLICO. Una noche como aquella donde por la televisión había un discurso donde el rey hablababa con familiaridad a sus conciudadanos, pero que siempre, mucho más ahora, miraba hacia otro los problemas de estos.
Los dolores del parto, le sobrevino a Maria a medianoche. En mitad de un cajero daba a luz a una criatura, mientras gente como ellos, deshauciados, parados, marginados, hacían lo posible a la mujer por hacer más llevadero aquel trago. Pero ella no tuvo a un hijo, no, quizás eso hubiese sido menos doloroso. Ella parió un regalo a los presentes, y era una idea, la más grande que se puede llevar a cabo, la REVOLUCIÓN SOCIAL."
Ya habrá en este punto quien hace rato dejo de leer, o incluso que llegando a él, se esté burlando de esta NO FELICITACIÓN NAVIDEÑA, pero yo hablo tal como lo siento. Porque engañarnos con mentiras sobre felices deseos hipocritas, yo lo que deseo es la movilización masiva para crear el árbol navideño más bello, un árbol donde esten colgado todo aquellos que nos afecta, o mejor dicho joden. Solo entonces diré FELICES FIESTAS.