Páginas vistas en total

martes, 4 de diciembre de 2012

Hombres conquistadores...de amores

Es curiosa la vorágine formada en los últimos tiempos con el libro "Las Cincuentas Sombras de Grey", así como el resto de la trilogía, especialmente hablándose que actor será el encargado de encarnar a su protagonista, Cristhian Grey, un personaje que se ha convertido en todo un icono literario gracias a miles de entusiasta lectoras que han encumbrado la obra a lo más alto de los pedestales de las listas de venta gracias a una historia romántica mezclada con tintes de sexualidad, y por lo visto de la dura, es un libro que podíamos considerarlo como el PlayBoy femenino, porque por lo que parece cumple el mismo cometido...
Valoraciones literarias aparte, no seré yo quien entré a hablar sobre la misma, pese a que hay muchas cosas que poder criticar, de lo que venía hablaros era de que este tal Cristhian Grey, no ha sido, ni será el primer seductor de la historia de las letras, pues a lo largo de los libros, han pasado otros que ya tienen nombre propio en el subsconciente colectivo, y como muesrta un botón, os diré algunos, aunque espero que ustedes también pongáis los vuestros:
  •  Don Juan Tenorio: Sin duda el galán español por derecho propio sin tener en cuenta a Arturo Fernandez (permitaseme esta pequeña ironía), y es que antes de abordar a Doña Inés, el buen mozo bien se jactaba de haber conquistado más mujeres. Fantasma o no, (valgame otro chiste fácil), don Juan si que era un dandy, aunque en su época claro.
  • Cyrano de Bergerac: Pese a ser por lo visto un tio de narices, valgase esto como que gastaba una importante napia, Cyrano podía jactase de ligar con las mujeres con el don de su palabra, y es que no todo es tener un físico perfecto cuando se trata de saber hablar al oído de una dama.
Como se ve, no solo Grey sabe conquistar, también hay otros capaces de hacerlo y además capaces de hacer que te llamen como él como es el caso de Don Juan si eres un ligón empedernido.
PD: Siento decepcionaros, ni soy un personaje literario (ya que soy increible), y mucho menos estoy disponible para vosotras (para ti si mi amor)