Páginas vistas en total

martes, 11 de diciembre de 2012

La cosa se pone caliente...

Así con ese titulo se podría decir que es como terminan muchas de las lectoras de la trilogia de las Sombras de Grey. Ya muchas estarán dispuestas a saltarme a la yugular en busca de sangre fresca por haberlas llamado sutilmente cachondonas, pero como ya sabéis no me se andar como rodeos, aunque si lo preferirís, a partir de este momento utilizaremos el término que se ha usado hasta el momento más políticamente correcto llamado porno para mamás.
Y es que aunque a más de uno nos acabé por doler los ojos al ver esa obra encubrada a los altares de las listas de ventas, no puedo dejar de reconocer que fuera aparte de una importante campaña de marketing brutal, algo debe de tener para que miles de mujeres no dejen de leer entre sus páginas, que visto de una forma positiva, ha acercado a los libros a muchas que habían abandonado la lectura desde sus tiempos de institutos. En pocas lineas voy analizar de la manera más objetiva posible (difícil para alguien como yo) cuales son las claves de este abrumador éxito.
Primero buscaremos en la literatura casos donde la sexualidad haya marcado la obra de manera notable. Comenzaremos con el manual del Marqués de Sade, que como ya bien sabréis, nos habla sobre prácticas sadomasoquista que ya en su época causó un revuelo entre la gente de su época. Otras obras donde el sexo, sobre todo quizás el menos convencional o prohibido han marcado son la Lolita de Nabokov (hasta el nombre tiene reminiscencia fálicas), o las Edades de Lulú. No podemos olvidar Drácula un personaje erótico al relacionarse con mujeres vestida con ropa de noche livianas siendo mordidas y convirtiéndose esto en un sintoma de dominación.
Por otra parte también podemos hablar de las necesidades de la mujer de hoy en busca emociones al margen de la rutina. El ritmo de vida de hoy día ha llegado a un estancamiento en algunas parejas sobre todo en las de mediana edad, y las fantasías sexuales resultan recurrentes a la hora de tener una nueva perspectiva de una relación, hay quienes dicen que su salud sexual ha mejorado bastante tras leer la trilogía. También destacar que el mito del hombre esquivo y seductor, ha servido de aliciente, porque muchas veces en lo imposible de conseguir esta el deseo.
Espero a ver hecho un analisis a vuestro gusto, habrá quien le guste más o menos, pero si algo tengo claro es que la autora se esta forrando, y yo tal vez con esto logré más de una lectora tal como me sugirió mi cielo...