Páginas vistas en total

miércoles, 21 de agosto de 2013

Las novelas con crestas y subversivas

Ya en su momento publiqué un artículo tratando acerca del steampunk, a raíz de aquello pensé que quizás deje el tema demasiado sin sustento, al no explicar bien que este subgénero esta englobado dentro de uno más genérico llamado punk, al cual se le va añadiendo apellidos para dar nuevas variantes.
Antes que nada debo decir que el género punk, nace como un movimiento contracultural, basado en la subversión, y desconfianza hacia el sistema al que ve como un castrador de las libertades individuales. A raíz de esto nace todo un movimiento donde tendrá su mayor vertiente en la música, pero que igualmente llega a la literatura, a la que podemos definir como subversiva, rebelde, que contraviene las normas, y si es necesario se carga el escenario histórico sin remordimientos.
Dentro de esta escena punk literaria podemos hablar de grandes subgéneros como son:
 
El SteamPunk: del que ya hemos hablado aquí (cliquea esto para leerlo)

El DieselPunk: Como su propio nombre indica se basa en el combustible, básicamente en un contexto de un planeta apocalíptico desolado, donde solo quedan armas y vehículos que se nutren de gasolina. Existe mucha violencia, además de seres robóticos similares a las novelas de ciencia ficción. Quizás la imagen que todos tenemos en la mente del dieselpunk sea la película de Mel Gibson, Mad Max Más allá de la cúpula del trueno.

CyberPunk: Se denomina por el predomino de la tecnología informática en un futuro cercano muy deshumanizado donde los pobres son muy pobres, a la vez que contaminantes, mientras los ricos son los que gozan de todas la comodidades y manejan el sistema a su antojo. Hay una especial predilección por la ambientación en ciudades asiáticas. Hace poco, fue un libro titulado "La Chica Mecánica" quien consiguió llamar la atención de manera mundial dentro de este género.

Bitpunk: El más reciente de todo hecho, nace de la nostalgia de las videoconsolas en 8 bit y 16 bit, de ahí su nombre, sobre todo con ambientación en los años 80 y 90.

Como veis un punk no es necesariamente un hombre con una cresta de color