Páginas vistas en total

lunes, 26 de agosto de 2013

Narrativa ilustrada

Quizás no sea yo quien para criticar ciertos criterios del sistema educativo actual, sin embargo como tengo el don de la inoportunidad, y de hablar aún sin saber, he decidido decir que es de lo más normal que los programas de iniciación o de fomento a la lectura sea un fracaso. Ya habrá quienes se habrán echado las manos a la cabeza, y estará pensando que soy un osado, pero si os digo mi opinión, es que ciertamente la mejor manera de iniciar a los infantes a la lectura es a través de la narrativa visual, o lo que vulgarmente se ha llamado comics, o en español simple, tebeos.Así de simple, pretendemos que quince años lean "Fortunata y Jacinta" cuando tan siquiera hemos logrado que se acaben el "Principito", por cierto, una obra muy criptica para menores, pero ese es otro tema.
En un país como España, donde los niveles de lectura van disminuyendo a lo largo de los años, es triste ver que perdemos interés por la lectura, por el simple hecho de no enfocar bien nuestras primeras lecturas. Por eso abogó por los comics, pero ya no solo para los menores, sino también para los adultos. Existe una autentica variedad de tebeos de toda clase donde se trata toda clase de géneros. Ya está bien de ver a la narrativa ilustrada como un género menor, o una cosa para críos, pues si tanto como nos gusta fijarnos en los demás, podemos ver como en otro países como Estados Unidos, existe una autentica cultura alrededor de los comic, sin ir más lejos, una de las convenciones más destacadas alrededor de este mundo es la Comic-con de San Diego, donde van todas las series importantes. Y hablando de series, ni que decir tiene, que una de las series más vistas de los últimos tiempos está basada en un comic, como muchos ya sabrán se trata de The Walking Dead.
Y si no te gusta el comic americano, puedes leer Manga, y si eso no te va, existen buenos artistas patrios y sudamericanos, donde el humor es una nota importante con autores como Ibáñez con su archiconocido "Mortadelo y Filemón".
Volvamos a ver a ver a los niños por las calles con comic bajo el brazo como antes sucedía con generaciones que nacieron leyendo "El Capitán Trueno", "Rompetecho". Todo tiempo pasado hubo veces que fue mejor.