Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2012

Entrevista a Anika entre Libros

Si hay una página que debe servir de referencia a todos aquellos que nos dedicamos a este mundo de las reseñas esa es Anika entre Libros. Esta valenciana que un día llegó a volcar toda su afición por la literatura en la red, se ha convertido en un lugar de peregrinaje para todo aquel que desee conocer las novedades editoriales reseñadas con criterios, además de entrevista a autores, y otra serie de cuestiones bastante interesante.
Y aunque parezca increible su creadora no recibe ni un centimo por su trabajo, ya que pese a ser una de las mayores incitadoras a la lectura en nuestro país,  no cuenta con ninguna fuente de ingreso que le ayude de manera adecuada a proseguir de manera acertada su labor, y es que esta web ha cumplido quince años al pie del cañón sin desfallecer, incluso cuando las cosas se ha puesto más complicada. Es esta una de las razones por la que he pedido a su creadora, Ana Lillo, que nos concediese esta entrevista, porque alguien que logra una media de 7000 a 15000 visitas diarias merece la mayor de las admiraciones, y más cuando también es capaz de crear web paralela sobre cine, y otros generos culturales. Además ha sido capaz sin ayuda alguna de crear convocatorias sin la ayuda de apenas nadie.
 Y es que Anika entre Libro es la  web hermana mayor de este blog El Vendedor de Humos sobre la que hay que seguir el ejemplo. Podría llevarme horas hablando pero creo que preferiréis leer sus palabras, así que sin más:

-¿Cómo nace Anika entre Libros?
 
Nace como hobby y con la llegada de internet a mi casa, con la única intención de compartir con otros opiniones sobre libros leídos. Como ya tenía mis propias reseñas caseras sólo tuve que poner, para comenzar, la información de estas primeras en la web. Luego añadí otros apartados realizados también por mí (biografías reales y ficticias, gazapos literarios, rankings de favoritos, etc.) En aquel momento no existían webs como la mía ni los blogs de hoy día. Lo más parecido era una bitácora y las webs eran escaparates, así que hice lo que creía que hacía falta en la red: invitar a los demás a participar en ella dando sus propias opiniones. También a los autores, con el fin de acercarlos a los lectores. De todas formas Anika Entre Libros fue la segunda en nacer, antes hice una de cine y luego otra de terror, todas seguiditas, volcando así en la red mis tres pasiones. Tenía mucho tiempo libre entonces.

-¿Pensaste en algún momento que llegase a tener la relevancia que tiene hoy día tu web?
 
Nunca. De todas formas esa relevancia se tiene que ganar, y yo he puesto de mi parte todo lo necesario para conseguirlo. Quiero decir que he luchado lo suficiente como para conseguirlo, aunque nunca fuera la idea inicial. A mi vida le he robado miles de días para dedicarlos a la web, a la literatura, e incluso me convertí en una mecenas cuando comencé a pagar el dominio y ofrecía mi trabajo gratis por fomentar la cultura, sin tener ningún ingreso.
 
-¿Cómo iniciaste las entrevista por primera vez con los escritores/as?
 
Pues esto es lo más curioso, posiblemente. Yo no sugerí realmente entrevistar a nadie en concreto, más bien se me ofrecieron cuando puse una nota diciendo que si algún autor quería ser entrevistado, que hablara conmigo. En el mensaje decía también que agradecía de antemano que los autores se prestaran amablemente a ser entrevistados (de hecho en la web sigue esa parte del mensaje). Pero incluso antes algunos autores me habían enviado sus libros por su cuenta porque confiaban en mi criterio, y aprovechando que había leído sus libros y su predisposición a ser entrevistados me decidí a hacerlo. No soy periodista, soy lectora y tengo cierta capacidad para entrevistar, quizás porque he leído mucho -no sólo libros-, pero lo cierto es que no fue mal y hoy hay casi 600 entrevistas en la web (no todas firmadas por mí, claro).

-¿Es complicado contar con la colaboración de las editoriales?
 
Depende... Hay editoriales que son reacias a salirse de sus costumbres adoptadas a lo largo de los años y que tienen muy en cuenta lo que pueda decir una web pero no quieren enviar sus libros porque creen que eso les desprestigiaría, estas editoriales sólo envían a medios como radio, televisión y revistas culturales impresas, pero son pocas o muy pocas. Resultan un poco snobs, sí, fuera de lugar en esta era de internet, pero son normas de empresa. Yo he oído a gente que trabaja en editoriales decir que esto es erróneo pero que los "jefes" no se quieren bajar del burro.
 
La primera vez que contacté yo con una editorial fue muy divertido porque esperaban mi llamada y yo no me atrevía a descolgar el telefóno (a mí estas cosas me ponían nerviosa) pero es que todo lo organizó la autora del libro que tenía que solicitar. Ella les avisó de que yo iba a llamar para pedir un ejemplar de prensa, y yo no llamaba porque me moría de la vergüenza. La editorial era Plaza & Janés y la verdad es que la escritora tenía razón, me dijeron que esperaban mi llamada desde hacía días y fueron muy amables. Luego no pedí nada más pero empezaron a llegarme ejemplares de diversos autores y editoriales. Realmente yo no he sido "pidona". Hoy sí pido pero porque prefiero seleccionar lecturas dado que tengo más ofertas de las que puedo aceptar, sin embargo siempre he sido más de dar que de pedir.

-¿Cómo surge la necesidad de contar con colaboradores y cómo estos se van ofreciendo?
 
Siempre invité a participar a los demás a enviar sus propias reseñas, desde el primer día, así que durante mucho tiempo publiqué mis reseñas y las de otros lectores. Hoy día aún me escriben algunos de aquellos colaboradores-lectores freelance bien para ponerme al día de sus vidas, bien para mandarme otra reseña. Otra cosa es cuándo decidí yo misma pedir que se colaborara de forma "oficial". Eso suponía comprometerse a reseñar los libros que se le pedían, y lo que hice fue elegir a muy poquitas personas y en un buen espacio de tiempo, no todos de golpe. Uno de ellos fue Manel Haro, un caso excepcional, pues participaba en la web con sus opiniones de libros desde los dieciséis años, era muy activo, y a mí me parecía una persona muy inteligente que se preocupaba realmente por la cultura, así que fue de los primeros a los que invité a colaborar. Y no me arrepiento nada, aportó mucho, durante mucho tiempo y es un profesional en el mundo de la literatura. Me siento orgullosa de él. Hoy día es distinto, hay tanta gente dispuesta a participar que conforme algunos se van -porque en muchos casos esto es cíclico- se hace una especie de casting para aceptar a los siguientes. Este casting, en realidad, lo hemos hecho en la última tanda de colaboradores, y va a seguir así para no tener sorpresas.

-¿Cuál son los libros que hoy día consideras indispensables?¿Y autores?
 
Esta pregunta es difícil. Quien lee poco te dice tres o cuatro títulos y se queda tan ancho porque no tiene mucho donde comparar, pero cuando has leído tanto elegir se convierte en un conflicto. Yo aconsejaría, para empezar, leer a Shakespeare, a Oscar Wilde, leer autores españoles o japoneses o rusos o... clásicos y contemporáneos, leer literatura juvenil para que se sepa qué prefieren los jóvenes, disfrutar de alguna obrita de teatro, poesía, leer ensayos, desempanarse con algún libro ligero... ¿Lo ves? Decir títulos y autores concretos me resulta difícil.
 
Haré algo, te diré los que durante muchos años nombré como mis favoritos, aunque a día de hoy esa lista se ha ampliado mucho: "El perfume" de Patrick Süskind, "Los renglones torcidos de Dios" de Torcuato Luca de Tena, "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, "Raíces" de Alex Haley, "El resplandor" de Stephen King, "La tregua" de Mario Benedetti, "El retrato de Dorian Grey" de Oscar Wilde, "La metamorfosis" de Kafka ... estos son algunos títulos que aún hoy mantengo que son dignos de ser aconsejados. De todas formas recomiendo a todo el mundo que conozca, como autor, a Juan Eslava Galán. Es único y cualquiera de sus libros es bueno, pero os recomiendo "En busca del unicornio".
 

-¿Cuál ha sido el autor que más te ha llamado la atención de lo que has entrevistado?
 
¿La atención? mmmm... Te diría que Matilde Asensi, porque yo era (soy) lectora suya, y aquella nota que te comenté antes en la que "agradecía" a los autores que se dejaran entrevistar llevaba, entre otros, su nombre. Como no había forma de localizarla por la red y me moría de la vergüenza si tenía que escribir o llamar a una editorial para pedir el contacto, cuando supe que ella estaba encantada de que la entrevistara creo que pegué unos cuantos botes. Además con ella hablé por teléfono y te puedo asegurar que es en-can-ta-do-ra, divertida y muy cercana, detalles estos que si no los ves no los sospechas, porque cuando un autor parece muy alejado del mundo de los lectores, suele crearse una imagen falsa. Recuerdo que alguien me dijo una vez que era más rara que un perro verde. Nada más lejos de la realidad, en aquella conversación se encargó de echar por tierra algunas de las leyendas que se inventaban sobre ella.

-Además de Anika entre libros, también tienes otros dominios de cine y otros temas, ¿cuál de ellos es el que más tiempo te lleva?
 
Sólo hay un dominio en realidad, www.ciberanika.com, pero es la entrada a las webs. La de cine la abandoné cuando Anika Entre Libros empezó a comerse todo mi tiempo y la dejé un tiempo como pieza de museo. Finalmente la borré, y con ella la de música (Vinilo). Hoy sólo hay dos webs, Anika Entre Libros y La Casa de Kruela, dedicada al terror (leyendas, cuentos, experiencias personales de terror...). Esta segunda funciona prácticamente sola y va camino de convertirse en una comunidad - red social. Estamos trabajando en ello y algunas personas ya la están probando como tal. Por lo tanto... Anika Entre Libros es la que se lleva todo mi tiempo.
 

-¿Sería factible ver tu revista digital en formato papel?
 
No. Esta es una de las cosas que más veces me han sugerido, pero si ya es difícil hacer una revista online tan activa como la mía, no te digo nada de hacer otra paralela, impresa, con distribución y un gasto económico inicial. No soy superwoman y no lo seré jamás, aunque trabaje más que la media y no se considere trabajo por no ser remunerado, por eso prefiero no meterme en ese tipo de proyectos. Sería bonito, no te lo niego, pero hoy y con la crisis aún es menos factible. Esta mecenas necesita a otro mecenas :)
 

-¿Podrías dedicar algunas palabras de apoyo a este blog?
 
Empezar, ya lo has visto, es duro. Depende de lo que te impliques conseguirás unas metas u otras. No sé cuáles son las tuyas pero he visto en el blog que vas por muy buen camino: reseñas, entrevistas a autores, eres muy activo y también escribes. Creo que lo estás haciendo muy bien, Eduardo, y considéralo un piropo. Te deseo mucho éxito en tus metas y ya puestos... feliz 2012 :)