Páginas vistas en total

jueves, 29 de marzo de 2012

Tiempo de ruido y soledad

Almuzara publica de Felipe Alcaraz
La novela, una crónica casi cinematográfica de la más rabiosa actualidad que, con el telón de fondo de la crisis económica y social que asola al país, revela las conspiraciones políticas que se suceden durante este convulso periodo, fruto, entre otras circunstancias, de las medidas adoptadas por la clase política gobernante
Sevilla, 28 de marzo de 2012.-Tiempo de Ruido y soledad, de Felipe Alcaraz, es una crónica novelada de la reciente historia de España que comienza con la celebración del funeral del líder sindical Marcelino Camacho y desemboca el 20 de noviembre, día de las elecciones generales. Se trata de una novela coral, que conforma una especie de tapiz donde se trenzan varias decenas de hebras en una prosa directa y una estructura vertiginosa, en la que se cruzan personajes muy conocidos de la política actual con personajes de ficción.
Según su autor, Tiempo de ruido y soledad es una crónica casi cinematográfica de la más rabiosa actualidad que, con el telón de fondo de la crisis económica y social que asola al país, revela las conspiraciones políticas que se suceden durante este convulso periodo, fruto, entre otras circunstancias, de las medidas adoptadas por la clase política gobernante, que tendrán, según Alcaraz, consecuencias ideológicas, culturales y sociales, en un momento en que la maquinaria financiera que impulsa al sistema aparece desnuda, sin disfraz alguno, ante la mirada atónita de la ciudadanía.
A lo largo de la tupida trama aparecen personajes contrapuestos; por una parte, los que luchan por darle un sentido histórico a su vida y, por otra, los que asumen la derrota, provenientes de una izquierda que, según su autor “ha querido combatir a la derecha pareciéndose a ella o intentando superar su fracaso asumiendo los valores de su adversario”.
En la novela, narra su autor, palpita un periodo de desconcierto donde “el ruido y la política convertida en simulacro sustituyen a los colectivos desmovilizados”, como así lo testimonia un personaje de la trama al referirse a esta situación como“la crónica no escrita de una paz social interminable”. A la apatía secular, añade Alcaraz , se suma la que recorre el franquismo, la Transición o la que atraviesa la sociedad española durante los cambios y ajustes que introduce la estrategia neoliberal.
Asimismo, el autor habla en su novela de un ruido, mezcla de espectáculo y competitividad, cuyo reverso exacto es la soledad, la nueva soledad producida y extendida por el capitalismo avanzado. Según el ex parlamentario andaluz “se trata de una situación social y laboral que aísla a la gente a través de un dominio vertical sobre cada uno y que, en parte, diluye el concepto de clase social y la propia función de los sindicatos y fuerzas políticas”. “No es de extrañar, añade Alcaraz, la aparición de fenómenos sociales nuevos, inesperados, entre ellos el llamado 15-M, los indignados, que funcionan en la novela como una especie de voz colectiva contra una democracia trucada”.
Un personaje femenino, Genara Sampedro, recorre toda la novela. En ella se sintetizan la lucha por recuperar un sentido histórico de las cosas a fin de pensar la vida como algo susceptible de ser cambiado, con un drama personal que contamina el resto de sus sentimientos y la atenaza a través de un complejo de culpa.
Como dice uno de los personajes, el profesor Gómez Arboleya: “La soledad es la marca de estos tiempos. Pero lo sabemos. Y eso sigue siendo importante… que alguna vez podamos hablar sabiendo lo que sabemos”.
Logotipo Almuzara.jpgFelipe Alcaraz nació en Granada, doctor en filología románica, se mantuvo como político en activo durante más de tres decenios (Presidente del PCE, parlamentario andaluz, portavoz de IU en el Congreso de los Diputados). Ahora está dedicado fundamentalmente a la literatura.
Estudió en la Universidad de Granada e impartió clases en la Universidad de Jaén hasta 1986. Ha publicado las novelas: Sobre la autodestrucción y otros efectos (1975), Informe de una toma de partido en literatura (1977), El sueño de la libertad(1981), Amor, enemigo mío (1993), Extraños centinelas (2006), La muerte imposible (2009) y La conjura de los poetas (Almuzara, 2010). También los poemarios: Azahar y caballo (1986), Conspiración de olvido (1988) y Navegación de silencio (2003). Actualmente prepara el libro de poemas titulado La espalda azul del exterminio.