Páginas vistas en total

domingo, 14 de octubre de 2012

Animales ilustrados

¡¡Antes que nada decir que nadie se sienta molestado!!Pero vaya, que si eres de esos tipos con licenciaturas, masteres, y ganador de concursos culturales de la televisión, que luego no saber comportarse socialmente, no es mi problema que te molestes, porque como bien dice él dicho, quien se pica ajos come...
Pero a lo que iba, cuando me refiero a animales ilustrados, tampoco me refiero a esos monos sometidos a experimentos de memoria donde muchas veces demuestran tener más cerebros que los humanos. No es a esos a los que me refiero, pero bien valdrían para un artículo, lo que quiero tratar en este post, es sobre esos míticos animales, que pese a resultar inexistentes han quedado grabado en nuestro recuerdo universal y popular por formar parte de la literatura.
Para quien se pueda confudir no me refiero a ninguna criatura ya sea mamifero o de otra condición que haya escrito un libro, sino a esos seres vivos que se han convertido en parte fundamental de libros y con derecho propio. No entenderíamos ciertos clásicos sin ellos, por eso desde aquí ese pequeño homenaje, porque el ser humano tendría una existencia vacía, sino es por los animales.
Como siempre digo como muestra un botón, o un par que reflejo yo aquí, la idea esta en que ustedes también aportéis vuestras mascotas literarias:
  •  El libro de las Tierras Virgenes: Quizás algunos no lo conozcan por este nombre, pero si hablamos del Libro de la Selva la cosa cambia. Este es por antonomasia el libro donde los animales tienen máximo protagonismo porque Mowgli se convierte más en un hilo conductor para las historias de personajes tan queridos como Akela, Baloo, Kaa, y un largo etcetera.
  • Moby Dick: Y es que la ballena blanca da título a la novela que habla de la desesperación de un barco ballenero por capturarlo.
  • Rebelión en la Granja: En esta obra de Orwell los animales no solo toman el mando de la granja sino de la trama de la novela demostrando hasta que punto los humanos somos animales. Además, una demostración de la corrupción del poder.
  • No ibamos a dejar de mentar a caballos tan celebres como Rocinante del famoso de los hidalgos españoles como es el Quijote, o  aunque no sea un caballo, sino un burro, al celebérrimo Platero.
Ya después de esto no verás a tu gato igual, lo verás como a un personaje literario como le sucedió a Loureiro en Apocalipsis Z...