Páginas vistas en total

miércoles, 3 de octubre de 2012

No tengo tiempo para leer

Si me diesen un euro cada vez que oigo decir esta frase a alguien a este paso yo ya sería rico, e incluso podría haberme permitido autoeditarme, aunque ¿para qué? Si la gente no tiene tiempo para leerme. La frase siempre viene complementada con, "como querer quiero", "si yo antes leía un montón", y otra serie de complemento en forma de bolso dialéctico que siempre  se cuelga, y es que mucha gente no reconoce abiertamente que no q uiere, o simplemente no le gusta leer, y siempre achacan a la excusa del tiempo para no quedar mal. Pero ese mito se acabó, pues como veréis en esta transcripción de conversación (no es ninguna en concreto, sino un poco de todas las que he tenido) comprenderéis que el tema del tiempo no es una excusa:
-Vaya Edu, si como querer quiero leer, si tuviesetiempo leería muchos libros que tengo pendiente incluido el tuyo (encima esta mentira que es la que más me mosquea)
-Al menos antes de acostarse se pueden dedicar cinco minutitos...
-Si nada más que llegó a la cama me quedo frita (en este caso usaremos el femenino por eso de la igualdad, aunque bien vale para ambos géneros).
De repente suena ese sonido tan carasterístico del móvil que anuncia la llegada de un mensaje del wassap o como demonios se llame.
-Perdona...-tiene la decencia de decir, que no es poco porque otros ni eso, al mirar el móvil. Cuando levanta la mirada me mirá con cara de sorpresa.
-¿Por qué te ríes de esa manera tan irónica?
-Pues porque ese tiempo que gastas con el móvil podía dedicarselo a la lectura.
-Pero es que necesito estar comunicada con mis amistades...
-Y bien, cuando llegas a casa no debes parar de hacer cosas, que ni te da tiempo de tocar el ordenador.
-No hombre, miro el correos, el facebook, twitter y un par de cosillas más...¿por qué te ries de nuevo?
-Porque seguro que dedicas más de cinco minutos a mirar todo eso...otros cinco minutos que podías dedicar a la lectura.
-Tu tienes mucho más tiempo libre que yo por eso devoras libro...-se escudan a menudo.
-¿Qué haces cuando estás esperando en el médico, a la llegada del bus?
-Esperar, que otra cosa voy a hacer...¿y eso a qué viene?
-Pues que podrías emplearlo en leer. Mira yo siempre llevo un libro encima.-le muestro con orgullo.-Si se quiere se puede leer una media hora el día quitandose de hacer nimiedades.-aconsejo.
-Ya seguimos hablando otro día. Se me hace tarde...es que NO TENGO TIEMPO...