Páginas vistas en total

martes, 2 de octubre de 2012

¡Corten...Habrá que repetir la escena!

En el cine como en la vida no todo sale a la primera. En la mayoría de las ocasiones para que aquella legendaria toma de un clásico del cine que tanto te gustó es necesario repetirlo infinidad de veces...y es que para que algo salga perfecto es necesario repasarlo un montón de veces ya que así se ve mejor los defectos a ir mejorando, os lo digo por experiencias, ya que el pintor debe repasar los detalles más nimio a la vista general pero no a la de un buen ojo avizor, o el escritor (no es que yo lo sea, pero es el caso que me queda más cerca), debemos de repasar la historia una vez concluida para que nada quede inconexo.
Y en el transcurso de estas repeticiones, surgen anecdotas, que o bien en casos no se llegan a conocer, o son desvelado en los extras de la edición DVD o BlueRay de la pelicula en cuestión. Son muchos los casos de estas curiosidades, pero como siempre os digo, me limito a unos cuantos ejemplos que podéis completar para entablar un dialogo curioso entre todos:
  •  El Exorcista: Sin duda es de las peliculas con más curiosidades de todas, ya que para comenzar esta rodeada de un halo de misterio y maldición, pero no me perderé en eso, sino en detalles del rodaje como que para la escena donde se ve niebla dentro de la habitación es porque fue rodada dentro de una camara frigorifica. Luego esas caras exaltadas de los actores no se deben a otra cosa más que al director que de vez en cuando disparaba de improviso al aire con el rifle que siempre se llevaba a la grabación. También cuando la madre de la niña sale despedida, esa cara de dolor fue real, ya que le jalaban con una cuerda y se dio un buen porrazo contra la pared pese a que a la actriz ya había advertido al director de que el especialista no fuese tan brusco, pero este hizo caso omiso...
  • El Señor de los Anillos: Cuando Aragorn golpea el caso del orco y se arrodilla aparentemente derrotado por haber perdido a los hobbit, resultó ser tan real porque se rompió un dedo del pie. Mientras que en muchas ocasiones este mismo actor tuvo que rodar con un diente pegado ya que en las luchas con espadas se le cayó. Cuando el caballo lo lamé no fue una escena prevista, sino que curiosamente se grabó porque el animal actuó así.
  • El Padrino: La mayor parte del rodaja Al Pacino tuvo que actuar con algodones en los cachetes con la complicación que suponía eso.
Y ahora os toca usted ACTUAR os necesario que os lo repita. ¡Preparados, Listo, Acción a comentar!