Páginas vistas en total

domingo, 21 de octubre de 2012

Sevilla literaria

De vuelta de mi escapada de fin de semana a Sevilla, puedo determinar que es una ciudad con un algo especial, y no me refiero al color como evocaba la famosa canción, ni tampoco a ciertas costumbres que ciertas gentes ensalzan de manera chauvinista y que no evocaré por respeto aunque muchos sabrán bien de lo que hago.
Cuando hablo de algo especial es que Sevilla es una ciudad con un peso histórico impresionante, no podemos olvidar que las galeras cargadas de las Nuevas Indias como entonces se conocía a las colonias en Ámerica latina, descargaban en su puerto las especias y el oro que traían, de hay de la existencia del Archivo de Indias, no muy lejano a su impresionante catedral, que está entre las tres mayores de la cristiandad si mal no recuerdo...
Y como no Sevilla es literaria, como sucediese cuando hablé sobre Barcelona han sido muchas las obras inspiradas en la capital andaluza: Reverte hizo pasear por sus calles al celebérrimo capitán Alatriste, o Matilde Asensi con "Venganza en Sevilla" con una portada donde se refleja la no menos conocida torre del oro. Pero en esta ocasión no he querido tratar sobre los libros que inspiró, sino sobre los autores que si no vivieron allí, si al menos pasearon algún día por alguna de sus calles.
Son muchos los autores, pero poco vuestro tiempo que emplear en este blog, por eso como siempre (esto se está convirtiendo  en una frase que sale sola cuando la escribo) solo pondré varios ejemplos que vosotros podréis comentar con vuestros comentarios:
  •  Miguel de Cervantes: Este alcalaino universal pasó un tiempo a la sombra, o lo que es lo mismo en la Carcel Real de la ciudad porque todo lo que tenía de buen escritor no lo tenía de buen administrador de ahí su encierro. Según cuenta la leyenda, fue allí donde empezó a escribir el Quijote: "En un lugar de la Mancha..." o en este caso "En una cárcel de Sevilla de la cual no quiero acordarme...".
  • Antonio Machado: Desgraciadamente el Palacio de Dueñas es más conocido por cuestiones del papel puche debido a que vive allí la famosa Duquesa de Alba, por su edad creo que es la misma que pintor Goya, pero eso es un caso aparte, que por su valor literario. En aquella casa nació el poeta en 1875 y muy posiblemente en aquel se patio inspirará: "conoció la luz, el huerto claro, la fuente y el limonero".
  • La Taberna de la Escoba, aunque ya el sitio no existe, por allí se cuenta que pasaron autores tan celebres como Becquer, Dumas, Lord Byron, Lope de Vega. Por lo que se ve no solo pasó por allí lo más granado de la literatura nacional.
Ahora solo espero que si alguna vez llegase a ser alguien en el mundo de la literatura (algo complicado para un autor fracasado), recuerden que yo también paseé por las calles de Sevilla...