Páginas vistas en total

viernes, 19 de octubre de 2012

Los tribunales de la literatura

Hay para quienes leerse un libro es simple entretenimiento, no quiero decir con esto que sea algo malo, al contrario cada uno se acerca a la literatura de la forma que más le convenza, ya tenemos bastante con que nos manden los políticos como para que un mindundi como yo tenga que decir como leer a cada cual.
Al iniciar este artículo quería reflejar que de manera personal quien a mi parecer son realmente los tribunales de la literatura, quien decide si una obra es buena, interesante, mediocre o simplemente mala. A muchos ya se le habrá venido a la cabeza que en este artículo voy a comenzar a despotricar sin ton ni son acerca de las editoriales, pero para su información siento desacreditarlos, ya que las editoriales en la mayor parte de los casos no valora la calidad de una obra sino su capacidad de generar ingresos, porque no debemos de olvidar que son empresas, y como empresas que son su objetivo es ganar dinero al menor de los costes, pese a que existe salvadas excepciones que aún lucha por la calidad aunque eso a final de mes no de apenas para los gastos.
Por otra parte tampoco son los críticos quienes deciden. En muchos casos son gente encerrada en sus mundos que no saben conectar con el gran público, además en muchos de los casos estos mismo críticos que trabajan en periódicos pertenecientes al grupo empresarial del libro ¿así que ustedes me dirán?
El autentico tribunal de la literatura son los clubes de lecturas. Si tal como lo oyen, habrá quien se esté echando las manos a la cabeza, pero sin embargo esta unión de lectores, es la que realmente valora las obras de una manera minuciosa, la destripa como un buen forense hasta dar con lo que les atrae de ella, cual es el móvil que lleva a la gente a comprarla. Si no les gusta dejarán al autor en el ostracismo, si les encanta prácticaran el boca a boca, el consejo a sus conocidos. Los clubes de lectura es un lugar donde el libro se retroalimentan, que vive...
Jamás he participado en un club de lectura (ni a través de foros ni en vivo) será también que hay veces que pienso que mi velocidad de lectura me obliga a ir un ritmo endiablado, pero lo que sé, es que a quien se anime a leer cualquiera de mis libros, no dude en preguntar dudas, compartir su experiencia conmigo, porque ¿acaso no es eso lo que se hace en un club de lectura?
PD: A vuestra derecha tenéis un enlace para poder descargaros Fons Iuvenis y así la comentamos.