Páginas vistas en total

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Entrevista a Patricia Sutherland

Continuando con la senda de la novela romántica en esta ocasión damos paso a una argentina que lleva bastante tiempo asentada en España, y no es otra que Patricia Sutherland, una autora valiente que decidió llevar a cabo la autopublicación de su libro sin ambagajes, a la vieja usanza, sin necesidad de lulu, ni bubok ( como es mi caso), ni nada que se le parezca, ya que es una emprendedora sin duda que conjuga el proceso de crear como el resto hasta que el libro llega a tus manos.
Es tanta su capacidad de innovación que organizó algo único como puede resultar el "preesteno de un libro", y es que 30 lectoras privilegiadas pudieron deleitarse con su obra 3 meses antes de que viese la luz.Y no solo eso, también es una defensora aférrima de su género el cual intenta hacer comprender, explicar, a través de su blog, al final de este post encontraréis los links de varios articulos al respecto.
Para quien quiera saber más decir que aunnque escribió su primer libro con apenas doce años y se pasó otros veinte cargando cajas llenas de novelas escritas en cuadernos de espiral cada vez que cambiaba de casa, no fue hasta 2006 que se planteó publicar.
Profesionalmente, su vida se ha desarrollado al margen de la literatura, en el mundo competitivo de las empresas multinacionales. Sin embargo, la escritura siempre ha ocupado buena parte de su tiempo libre.
Su otra gran pasión es la lectura. Puede leer cualquier tipo de libro a condición de que el autor consiga atrapar su interés en las primeras cinco páginas, ya que rara vez concede un margen mayor.  
Le encanta viajar y lo hace a menudo porque tiene familiares y amigos repartidos por medio mundo.
Patricia Sutherland nació en Buenos Aires, Argentina, pero lleva radicada en España desde 1980.
Y sobre su libro princesa os comentamos su sipnosis:

Theresa Tess Gibb es una inglesa culta e independiente que vive en Estados Unidos desde hace quince años. La editorial para la que trabaja en Boston, acaba de nombrarla editora de una colección de la que se hará cargo tan pronto regrese de Londres, de visitar a los suyos.

Pero lo que prometía ser poco más que unas cortas vacaciones en familia, se convierte en un viaje que  transformará completamente su vida cuando recuerdos del pasado se entremezclan con la familiaridad del entorno, y Tess se da cuenta de que lleva años echándolo en falta.

Todo continúa igual que en sus recuerdos, entrañable y a la vez, irremediablemente pasado: su familia, su casa, su barrio, su hermana -eternamente enamorada del vecino de al lado-...

Todo excepto él, Dakota, el vecino de al lado, un anti-héroe por el que Tess se siente inexplicablemente atraída a pesar de ser el amor platónico de su hermana...

Y de ser once años mayor que él.

No me entretendré ya que tendréis ganas de escuchar sus propias palabras:
-La primera es de obligatoriedad ¿Cómo una argentina acaba afincada en España?

Uy, hace siglos que nadie me preguntaba eso... Verás, estaba estudiando en Reino Unido y decidí tomarme unas cuantas semanas, cruzar al Continente para hacer un poco de turismo y visitar amigos. Entonces, Argentina invadió las Islas Malvinas (hoy, Faulkland Islands). Horas después de la invasión, Reino Unido cerró el ingreso de ciudadanos argentinos en todos sus territorios, y yo me encontré aislada en España, con los fondos bloqueados en mi país -el gobierno argentino, en un intento de evitar la salida de divisas, prohibió los movimientos en otra moneda distinta del peso argentino, que no cotiza en Europa-, y mis pertenencias, en Inglaterra. Fue toda una aventura... Total, que para cuando Reino Unido volvió a abrir sus fronteras a nacionales argentinos (con visado especial) habían transcurrido varios años, y yo ya me había instalado aquí.. ¡y aquí me quedé!

-¿De dónde surgen la idea del libro Princesa?

La idea surgió hace unos tres años porque era un tema que me atraía. Cuando veía en la tele parejas tipo Susan Sarandon/Tim Robbins o Demi Moore/Ashton Kutcher me venían mil preguntas a la cabeza -¿cómo surgió la atracción? ¿cómo solventan las diferencias? ¿las solventan... o las padecen?-. Por otro lado, las parejas de famosos cuentan con una permisividad especial a nivel social. Estamos acostumbrados a sus excentricidades, a sus rarezas, y en cierto modo, las esperamos. Es como si formaran parte de “ser famoso”.. pero ¿qué pasaría si en vez de Demi, se tratara de tu vecina del cuarto? O de tu hermana. ¿Y  si el hombre en cuestión fuera alguien de quien tú llevas enamorada toda la vida? Vi el potencial de la historia y me atrapó. Tenía que escribirla.   

-¿Qué te lleva a autoeditarte?

Es que el mundo de la autoedición es apasionante. Sin duda, es algo hecho a mi medida; está claro que tengo un lado ejecutivo muy desarrollado porque me encanta eso de ser una especie de mujer-orquesta :)

Mi relación con la autopublicación empezó al estilo de las comedias románticas; quedas con B como parte de un plan para seducir a A; consigues a A y cuando lo tienes, comprendes que lo que realmente te va es B. ¡Así somos las chicas! Cuando en 2006 decidí publicar mis novelas, no pensé en tocar las puertas de las editoriales. Desde el principio, me dije que necesitaba una agente literaria que conociera mi obra y se ocupara de ofrecerla a las editoriales adecuadas. Pero en España hay pocas agencias, y la mayoría ya tienen su cartera de autores. No tardé en darme cuenta de que siendo novel, escribiendo Contemporánea -en un país amante de la histórica- y sin nada que contar en mi curriculum literario, lo tendría muy difícil. Así nació Jera Romance, mi serie Sintonías, y Sutherland, el blog que mantengo en WordPress. De ahí que nunca hasta Princesa haya promocionado mis novelas.

Y como en las comedias, funcionó. Conseguí lo que me proponía, firmé contrato con una agencia literaria, pero entre medias sucedieron cosas inesperadas. No conté con que las lectoras me encontrarían en internet, menos aún con que se engancharían a la serie y la comprarían... Y tampoco conté con que echaría tanto de menos el mundo de la autopublicación, la libertad de decidir qué, cómo y cuándo, y la enorme satisfacción de trabajar para ti mismo, haciendo lo que te apasiona hacer. Acabé de escribir Princesa cuando ya llevaba más de año y medio de contrato con mi agente, y, realmente, no me gustaba el caríz que estaban tomando las cosas en el ámbito editorial.  Tenía una nueva novela entre manos y muchas ganas de sacar los pies del tiesto, de vérmelas con algo que supusiera un reto para mí. Autopublicarla surgió como una respuesta natural, así que me despedí de mi agente y me embarqué en esta aventura increíble llamada “Princesa”. Es cierto que podría haberme planteado una co-edición, ¡pero entonces me habría perdido la parte más divertida!

-¿Porqué pareces desconfiar de páginas como Lulu o Bubok, por poner un ejemplo?

¿Desconfiar? Noooo... ¡qué va! Sus “términos legales” son claros y los contratos que firman con los autores son “no-exclusivos”. Además, simplifican muchos procesos en sus opciones gratuitas, y muchos más aún en sus opciones de pago. La contrapartida es que los costes de producción unitario son muy altos  por lo que el precio de venta del ejemplar se dispara, especialmente en trabajos de más de 180 páginas. Si ya es complicado abrirse camino siendo un autor desconocido, imagínate hacerlo autoeditando un libro caro.

-¿Piensas que al llevar tu toda la carga promocional es más limitado el alcance?

Mmm, creo que no.  En todo caso, es más selectivo; procuras escoger vías y formas que te den más con menos. También es más programado, porque no puedes hacerlo todo al mismo tiempo. Yo me concentré primero en consolidar online la idea de que Princesa es una buena novela; ahora con todas esas referencias tan positivas bajo el brazo, he comenzado con la promoción off-line. Otra cuestión a tener muy en cuenta es que antes de internet, la promoción estaba directamente ligada a tus recursos económicos disponibles para tal fin y a tus contactos. Ahora, juegan muchos otros factores accesibles a cualquiera con conexión a internet.  Por otra parte, las editoriales en romántica por lo general no dedican recursos a la publicidad... a menos que el libro genere mucho interés, algo que depende enteramente de la labor promocional del autor.

-¿Cuál ha sido la repercusión de tu promoción en la red?

Muy satisfactoria. Partí siendo alguien desconocido que autoeditó una novela romántica, y ocho meses después no sólo aparezco en la base de datos de todas las webs /foros especializados en el género y me indexan decenas de blogs literarios, sino que soy la autora de una novela que cuenta con 23 reseñas muy positivas. Incluso hay gente que se sorprende al descubrir que es una novela autoeditada. Precisamente porque la repercusión que ha tenido Princesa en la red les ha inducido a pensar que había una editorial detrás, haciendo el trabajo.

-¿Nos podría dar algunos consejos sobre como llegar a más gente?

Todos conocemos el abc de la promoción, y no creo que se haya inventado nada nuevo al respecto en las últimas horas. Pienso que la cuestión no está tanto en procurar llegar a más, sino en llegar mejor a las que efectivamente tienes a tu alcance.  Princesa me ha permitido conocer a muchísima gente y he procurado llegar a ellas como lo que soy -aparte de una autora romántica-; alguien cercano que cultiva las relaciones personales, que considera un privilegio que la lean, y lo agradece de palabra y de hecho, en mil detalles. Creo que es la mejor carta de presentación que se puede tener.

-¿Piensas que la literatura romántica está denostada?
Pienso que no se habla (suficiente) de ella en los medios, y que la gente, en general, guarda una idea arcaica del género, lo que hace que cuando algún programa o alguna revista toque el tema, se refiera a la novela romántica que era, y no a la que es.  Desde 2008, cada año se publican más títulos de autoras españolas, las ventas siguen aumentando y cuando hay dinero, crece el interés en que haya más :) Es cuestión de tiempo que se empiece a hablar del género romántico -bien, como se merece-, del mismo modo que se habla de otros géneros.

-¿Alguna manía a la hora de escribir?

Necesito escribir cada día, si no lo hago me parece que me falta algo. Creo que eso bien podría considerarse una manía, ¿no?

-Dedica unas palabras de aliento a este blog
 
No es ningún secreto que siento un aprecio especial por la blogosfera y quienes forman parte de ella. ¡Lo canto a los cuatro vientos cada vez que se me presenta la ocasión! Admiro el trabajo de los blogueros literarios porque es auténtico, espontáneo. En vosotros se reúne lo mejor de dos mundos: la pasión de quien ama las letras y la pujanza de las nuevas generaciones que se mueven en internet y en las redes sociales como pez en el agua. Hacéis una labor de difusión de la literatura insustituible. En tu caso, con las entradas del “Diario de una inquietud” has rizado el rizo. ¡Qué idea más buena! Te deseo muchísima suerte en tu faceta de autor.

Sólo me resta darte las gracias por hacerme un lugar en tus dominios blogueriles; que sepas que ha sido un gusto “conversar” contigo.



 
http://patricia-sutherland.com/2010/12/22/novela-romantica-el-futuro-digital-del-genero-%e2%80%93-iv-y-una-anecdota/

http://patricia-sutherland.com/2010/06/16/fantasias-femeninas-dominacion-y-novela-romantica/

http://patricia-sutherland.com/2010/05/12/la-novela-romantica-a-estudio/

http://patricia-sutherland.com/2009/11/18/innovacion-y-novela-romantica/

http://patricia-sutherland.com/2009/09/16/novela-romantica-y-prensa-%c2%bfpositiva/

http://patricia-sutherland.com/2008/04/09/hombres-hablando-de-novela-romantica/